- Regreso a Costa do Medo 21-10-2021 05:20 (UTC)
   
 

                  “Regreso a Costa do Medo”, de Jorge Caneda

Regreso a Costa do Medo

La sinopsis versa “Samuel y su hija Leonor viajan desde la capital hacia la costa norte huyendo de una infección que afecta a la humanidad... después de repostar en una gasolinera las duras restricciones de abastecimiento de la zona les impiden continuar su trayecto... el hombre obcecado con llegar cuanto antes a la vieja casa abandonada de sus padres al borde del precipicio toma una decisión que los llevará a descubrir la verdadera cara de la infección de la que huyen”; resta evidente desde la propia introducción el carácter reflexivo de una pieza rica en matices a pesar de las pocas líneas que abarca, conmoviendo e inquietando a partes iguales con una gran metodología narrativa que nada tiene que envidiar a superproducciones cinéfilas de similar índole.

Regreso a Costa do Medo

La historia se sitúa unos treinta años antes de la original (la novela en sí misma), con un hombre otrora adulto (no anciano como en la ya lanzada al mercado) abandonando Madrid rumbo a Galicia junto a su descendiente femenina con la intención de llegar al emplazamiento donde creció (principal escenario de la que a partir de ahora deberá denominarse continuación) para aislarse del mundo que les rodea en aras de evitar el contagio que está sembrando el caos en el globo terráqueo; para contextualizar lo expuesto, en un flashback se describía lo sucedido la noche del once de octubre de dos mil veintinueve, transcurriendo el episodio que ocupa casi un mes después en una última parada en la que surge una amenazadora complicación.

Regreso a Costa do Medo

Comenzando (cómo no) con un extracto de la canción Emancipation del célebre cantante Prince (al que se hace alusión explícita por coyunturales motivaciones al reproducirse sus temas mientras se elaboró el trabajo inaugural de esta idea reconvertida en saga) el consumidor será testigo de tan desolador panorama mimetizándose con él; así, a lo largo de siete capítulos (con tres o cuatro subdivisiones según la sección para ir digiriendo correctamente lo plasmado), se detalla la odisea a la que se hizo frente en un pasado que se antoja tan lejano como la fugaz conciencia social que primó sobre la contaminación, siendo esta una extensión de la crítica vertida sobre la desidia con la que la mayoría contempla el perenne cambio climático.

Regreso a Costa do Medo

Resumiendo al máximo (sin duda en exceso), a ciento cincuenta quilómetros del objetivo padre e hija comprueban aterrorizados cómo las limitaciones de existencias derivan en una repentina violencia (excusada en perpetrarse por alguien sin un mínimo resquicio de compasión incumpliendo numerosas promesas) que desemboca en un cúmulo de discriminaciones, enfrentamientos, negociaciones e intimidaciones (todo ello externa e internamente); a partir de entonces, registros de matrículas, robos de vehículos y un decenas de eventos tienen lugar en tan reveladora regresión a un aciago acontecimiento con fatídicas consecuencias para los implicados, con la incursión de nuevos personajes (cuya relevancia es dispar) que se retroalimentan.

Regreso a Costa do Medo

Un dependiente de gasolinera, una enfermera de hospital, un conductor de autobús y dos asaltantes de carretera (así como otros secundarios de inmediata caducidad) desfilan por los folios para confluir en un entorno hostil (o más bien despiadado) en el que todavía restan bastantes preguntas sin respuestas (en la anunciada secuela seguro se recuperan como elementos identificables para los seguidores como peligrosos medicamentos o nostálgicos pensamientos); es indiscutible que, con una tipografía de holgado tamaño para que nadie padezca al proceder en dispositivos electrónicos (la distancia es tan determinante para con los reflejos de los enemigos), lo cierto es que el apasionante desarrollo logra cautivar al mantener en vilo sin apenas poder respirar.

Regreso a Costa do Medo

Como aspectos negativos (por tildar de una manera radical e injusta a las siguientes objeciones), el tratamiento de asuntos tan delicados como el alcoholismo (esa pésima adicción que por desgracia suma adeptos cada temporada) y el racismo (la razón por la cual el título está en gallego reside en dicha pincelada) denota demasiada superficialidad y no se atisba ninguna ilustración (lo cual añadiría contundencia visual a la ocasión); compensa lo matizado una visceralidad (en sentido figurado y literal) tal que parece apoderarse de uno hasta dejarlo sin aliento, empatizando con unos supervivientes (lo son en toda regla) frágiles en aptitud pero encomiables en comportamiento que combaten sus remordimientos y el efecto atmosférico que esparce la mortalidad.

Regreso a Costa do Medo

Para beneplácito de todos, el autor ha tenido la gentileza de poner a disposición de quien lo desee la descarga gratuita de la versión digital (ebook) en los tres principales formatos (epub, mobi y pdf) por el mero hecho de suscribirse al boletín informativo a través del proceso automático habilitado para tal fin en la página oficial del mismo (basta con pulsar el botón indicado), mediante el cual se irán recibiendo anécdotas y curiosidades; además, se hará lo propio con información en exclusiva sobre el proceso de futuras publicaciones e incluso puede que la petición de colaboración directa, pudiéndose dar de baja en cualquier momento sin necesidad de explicación alguna, por lo que nadie tiene excusa para concederle una oportunidad a tan genial obra.

Regreso a Costa do Medo

Pese a lo señalado, un servidor recomendaría la edición física a la venta en Amazon al precio especial de lanzamiento de tres con noventainueve euros, un simbólico e irrisorio desembolso para maravillarse no solo con el contenido de tan poderoso relato corto sino de la presentación tangible cuyo diseño de portada (de Alexia Jorques) es un órdago al arte menos costumbrista (entiéndase dicha adjetivación como una mayúscula galantería) que uno conjeture; serviría asimismo para retribuir la excelsa labor de un escritor que, sin perder un ápice de su esencia, firma un frenético texto a modo de explicación totalitaria, pudiendo residir esta en una inteligente distracción cual perfecta coartada no prevista pero sí diligente que depara más de una sorpresa.

Regreso a Costa do Medo

Es menester citar íntegramente la nota expresamente facilitada por el responsable para comprender el origen de su creación así como vislumbrar sus próximos propósitos; empieza “publiqué Las horas muertas el once de marzo de dos mil veinte... tras una concienzuda elaboración previa y con una fecha ya programada se vino encima el desastre mundial que supuso el COVID-19... ese mismo día el coronavirus fue reconocido como pandemia por la OMS... tres días después en España se decretaba el estado de alarma que confinó a la población en sus domicilios... en ese momento considerando su temática me pareció poco ético promocionar mi libro... sin embargo un año más tarde llegaron los resultados y recibí las primeras reseñas...”.

Regreso a Costa do Medo

Prosigue asegurando que “...comencé a escribir este relato corto a finales de marzo de dos mil veintiuno justo cuando las ventas explosionaron... desde entonces Las horas muertas no ha parado de venderse ni un solo día... con el resplandor de este éxito tardío e incentivado por los lectores que mostraron interés en mi historia finalicé esta precuela en poco más de un mes... ha sido muy fácil... Samuel tomó el control y me susurró su relato al oído para que yo lo plasmara por escrito... nos costó salir de esa maldita gasolinera... no era lo que yo esperaba cuando empecé a mecanografiar... me gustaría que siguieras suscrito al boletín de mi web, al menos, mientras sigo escribiendo la segunda parte de Las horas muertas (esto continúa)...”.

Regreso a Costa do Medo

Concluye “...te enviaré mails para contarte anécdotas y curiosidades sobre mis libros..., también te mantendré al tanto de cómo va mi proceso de escritura y quién sabe tal vez te pida consejo u opinión antes de la publicación... te agradecería una valoración sincera en Amazon y en alguna otra web de literatura... la interacción ayuda mucho a los escritores y te animo a que compartas tus impresiones siempre que adquieras un libro... gracias por leerme... por último quiero expresar mi agradecimiento a mi amigo Rafael Pontes Velasco y a mi hermano Javier que han vuelto a jugar un papel significativo en este libro”; la humildad y pasión se aúnan en un escritor que sólo ansía crecimiento profesional, obteniéndolo paulatinamente por sus méritos.

Regreso a Costa do Medo

En definitiva, cabe aseverar que el título que ocupa merece ser leído con anterioridad o posterioridad (cada cual que opte por lo que prefiera) al libro de referencia, en el primero de los casos para ampliar ostensible e intensamente la experiencia conocida para dotarla de un epicismo hasta ahora desconocido (sí intuido) y en el segundo para iniciase e inmiscuirse en una breve trama de la que sentirá la imperiosa necesidad de conocer más (he aquí el ferviente consejo de adquirir un ejemplar para saciarla); en apenas cincuenta páginas Jorge Caneda vuelve a entusiasmar al respetable ofreciendo tensión e incertidumbre, con un ritmo mucho más ágil e incipiente aprovechando magistralmente la tesitura para expandir su particular universo sobre los no muertos.

Regreso a Costa do Medo

Daniel Espinosa, a fecha 10 de septiembre del 2021

 
  Menú de navegación
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Proyectos de Cementerio de Noticias

COMPAÑÍAS ASOCIADAS Y COLABORADORAS

Cat3heory

Escape City Box

Escape Portátil

GDM Games

Mind Escape Games

Sinapsis

SITGES

Verkami

Zacatrus!

PRODUCCIONES AUDIOVISUALES Y FÍLMICAS

Desolatium

Herederas

Shkid

Síndrome de Diego

Verano rojo

  Forma parte de Cementerio de Noticias

Cementerio de Noticias

Cementerio de Noticias


Este sitio web fue creado de forma gratuita con PaginaWebGratis.es. ¿Quieres también tu sitio web propio?
Registrarse gratis