- Somos nosotros 18-08-2022 20:08 (UTC)
   
 

                      “Somos nosotros”, de Leonardo Jiménez

Somos nosotros

“Dicen que el pasado está escrito... ¿alguna vez has deseado cambiarlo?... ¿y si lo consiguieras pero las cosas no fueran como esperabas?”; así versa la sinopsis oficial de la segunda novela (después de la gloriosa ópera prima Proyecto Unicornia) de Leonardo Jiménez, quien ha vuelto a confiar en un servidor para divulgarla tras hacer lo propio con la citada (cuya reseña consta en el apartado póstumo de enlaces junto a otros de interés), nota mediante (“para Daniel y Cementerio de Noticias... espero que os guste... un abrazo” con rúbrica incluida), para transformar una colaboración en devoción.

Somos nosotros

En esta ocasión el gaditano de nacimiento (en tan bellas tierras cursó sus estudios de filología inglesa) presenta una obra en la que se entremezclan las historias de cuatro adolescentes adentrándose en su lado más juvenil para demostrar que cumplir los sueños no siempre supone alcanzar la felicidad; con una portada tan minimalista como genial (la marca de dos manos en un vidrio con gotas de agua) y una dedicatoria tan escueta como emotiva (“dedicado a Manolo... cabalga en paz las estrellas”), una retahíla de agradecimientos da lugar al libro propiamente dicho con una original estructura que facilita su digestión.

Somos nosotros

A lo largo de ocho capítulos con múltiples divisiones que hacen alusión expresa al personaje sobre el que se pivota, ya sea principal (Carol, John, Norma y Travis) o secundario (Irza Anderson y El Vigilante), cada uno con su relevancia, al lector le cautivarán las pasiones e inquietudes de unas personas con las que le resultará imposible no sentirse identificado; el mayor de los aciertos (siendo sin duda injusto al destacar uno entre todos los que convendría ensalzar) es plasmar la interacción entre los diferentes figurantes (en solitario, pareja, trío o cuarteto), confluyendo en grupo paulatinamente con rigurosa elegancia.

Somos nosotros

Una partida entre amigos que deriva en una excursión por el frondoso bosque que rodea la guarida en la que se está llevando a cabo la misma con determinación e involuntariedad al igual que cualquiera haría al embriagarse por lo desconocido, una doble pérdida que constantemente atormenta a quien la padeció cual castigo sin importar cuánto intente resarcirse de ello, un ilógico reencuentro paternofilial que emociona por la cercanía con la que se expone el negacionismo existencial intrínseco, una nostálgica meditación generacional que axioma la primacía del capitalismo en detrimento del medio ambiente...

Somos nosotros

...un espejismo de curación que esconde turbias intenciones para unas menores que ansían libertad y una inclinación íntima ocultada por temor al rechazo no por la otra parte sino por la sociedad a causa del estigma que popularmente se ha instaurado son solo algunas de las reflexiones expuestas con reminiscencias a una época que, al igual que el tiempo (ese dictador de vidas que no cesa en su atosigante e incesante avanzar para desasosiego de quienes son incapaces de lidiar con él), jamás regresará; la controversia está, en efecto, latente para deliberar sobre no pocas atrocidades comunmente consentidas.

Somos nosotros

Sorprendiendo cómo los saltos espaciales se interiorizan con total naturalidad sin apenas cuestionarlos, al cruzar el umbral que les transporta a un limbo en el que se despliega sobre sí mismo un universo paralelo los protagonistas (cuyas peculiaridades están bien definidas desde el inicio) comprobarán cuán mermada está su amistad sufriendo todo tipo de injusticias mediante discriminaciones emanadas de racismo (con la clásica estratificación), abusos (con una sensata dualidad de perspectiva tanto de la víctima como del infractor), pedofilia (aludiéndose superficialmente para no herir sensibilidades en exceso)...

Somos nosotros

...drogadicción (así como otras adicciones igualmente peligrosas), machismo (con un instinto protector cavernícola traído a colación textualmente), bullying (disfrazado de animadversión racional) y homofobia (contra la sexualidad fruto de una insana envidia), entre otros ataques que exigen válvulas de escape para evitar espirales (auto)destructivas; la adecuación lingüística (primando vocablos urbanos como “nigromante” para referirse a un hechicero oscuro que resucita a los muertos o “mórtimer” para hacer lo propio con el cansancio) está muy cuidada, evidenciando la valía del audaz artífice.

Somos nosotros

La presunta (a la postre no es así) inconexión entre las subtramas posibilita disfrutar de ellas conjunta e individualmente por su estrecha vinculación, siendo el marco situacional un pueblo (el de Quarrenville) que no dista del que cualquiera conoce; las redecillas irán tornándose, entre falacias e insinuaciones, completamente insostenibles, precipitando que ese fatídico compañero que es el orgullo invite a propios y extraños a abandonar sin contemplar un regreso la cabaña en la cumbre de la colina que sirve de epicentro de una reflexiva odisea aunando drama, ficción y romance como pilares (no únicos) esenciales.

Somos nosotros

Mención aparte merece un ritmo que no decae en ningún momento, es más, podría afirmarse sin temor a errar que evoluciona en constante crecimiento hasta culminar en un desenlace poco amable con el prójimo (entendiendo la sentencia como un recurso inesperado que congratula por la coherencia que guarda con los capítulos); tratando temas de rigurosa actualidad (de hecho nunca desaparecerán de una sociedad en la que los prejuicios merman la empatía), el responsable logra transmitir poderosas ideas con un trasfondo propicio para ello, sin descuidar nunca una fantasía con tintes de suspense apta para todos.

Somos nosotros

Los aficionados a los juegos de rol hallarán en el trabajo que ocupa una formidable manera de expandir sus horizontes más allá de los frecuentados con los constantes símiles que se trazan respecto a su pasión lúdica (la imaginación suele ser desorbitada en semejantes prácticas de entretenimiento), mas el resto de consumidores tampoco cesarán en su asombro al descubrir que un mundo mágico les rodea sin tan siquiera percatarse de él; huelga aclarar que la entidad del producto dista ostensiblemente de los del mercado, siendo directamente proporcional a la calidad narrativa de la que se hace gala.

Somos nosotros

Las opciones de adquisición disponibles, tanto en formato digital (gratis con una suscripción a Kindle unlimited o por 2,99€ para tenerlo en propiedad) como físico (por 11,99€ en tapa blanda o por 17,99€ en dura), se adaptan a las preferencias de cualquier usuario, no existiendo la posibilidad de que alguien decline la compra por dicha vertiente; la extensión (un total de ciento noventa y dos páginas que se leen con ansia merced al dinamismo mantenido) y la tipología (el tamaño permite no verse obligado a forzar la vista) terminan de redondear una propuesta asequible e indispensable en toda estantería que se precie.

Somos nosotros

Compra: https://www.amazon.es/SomosNosotros

Facebook: https://www.facebook.com/LeonardoJimenez

Instagram: https://www.instagram.com/MiExperienciaComoEscritor

Twitter: https://twitter.com/LeonardoJimenez

Web: https://miexperienciacomoescritor.blogspot.com

* P.U.: https://www.cementeriodenoticias.es.tl/ProyectoUnicornia


Somos nosotros

Daniel Espinosa

 
  Menú de navegación
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Proyectos de Cementerio de Noticias

COMPAÑÍAS ASOCIADAS Y COLABORADORAS

Algar Editorial

Cat3heory

Escape City Box

Escape Portátil

GDM Games

Mind Escape Games

Sinapsis

SITGES

Verkami

Zacatrus!

PRODUCCIONES AUDIOVISUALES Y FÍLMICAS

Desolatium

Herederas

Shkid

Síndrome de Diego

Verano rojo

  Forma parte de Cementerio de Noticias

Cementerio de Noticias


Este sitio web fue creado de forma gratuita con PaginaWebGratis.es. ¿Quieres también tu sitio web propio?
Registrarse gratis