Mutants 24-08-2017 00:52 (UTC)
   
 

Mutants
(David Morlet, 2009)


Mutants




Ficha técnica


Título original:
Mutants
Año:
2009
País:
Francia
Duración:
95 min.
Género:
Drama, Terror
Director:
David Morlet
Guión:
David Morlet y Louis-Paul Desanges
Reparto:
Hélène de Fougerolles, Francis Renaud, Dida Diafat, Marie Sohna, Nicolas Briançon, Luz Mandon, Driss Ramdi y Grégory Givernaud


Sinopsis


En un mundo devastado por una pandemia causada por un virus que convierte a los humanos en criaturas primitivas y sedientas de sangre, Marco y Sonia, unos de los pocos supervivientes, inician una travesía por encontrar una base secreta para escapar de estos mutantes...



Crítica


El debut del cineasta francés David Morlet se podría catalogar de notable, puesto que Mutants no es una de las cintas que se suelen visionar por placer (a no ser que se sienta especial predilección por el género zombie) y aún así probablemente gustar
á considerablemente, y no tanto por la representación cruda y visceral de los mismos (puesto que no tiene lugar hasta el punto que podría imaginarse en un principio) sino por el original enfoque que le da a la película, centrándose en una historia de pareja que se ve mermada por la irremediable mutación de la parte masculina que compone dicha relación protagonista de la trama.
Mutants   Mutants
La historia comienza con una brutal secuencia que a la postre será la mejor de la cinta, introduciéndonos en un mundo devastado por hordas de zombies sedientos de sangre (algo no muy original, lo sé); en esta tesitura se encuentran Sonia (una extraordinaria Hélène de Fougerolles) y Marco (un Francis Renaud que a medida que avanza la historia va perdiendo credibilidad en su interpretación), una pareja a bordo de una ambulancia (Sonia trabaja de ello)  junto con la agente Pérez (una odiable Marie-Sohna Conde, sentimiento despertado por el gran papel que realiza en lo poco que permanece con vida su personaje), una militar que pretende aprovecharse de ellos para llegar a la Base Noé, uno de los pocos sitios seguros que quedan todavía en el mundo.
Mutants   Mutants
Pronto comprobarán que la cosa no será nada sencilla, cuando uno de los mutantes (un autista que verdaderamente hace estremecer) infecte a Marco (aquí vuelve a relucir la teoría de que no es necesario un mordisco para contagiar, sino que basta con el contacto con la sangre) y así, los dos (la agente Pérez se queda por el camino), se disponen a alojarse en un centro abandonado, a la espera de que les vengan a rescatar (para ello intentan hacer uso de la radio, aunque no obtendrán respuesta hasta horas después para la comprensible desesperación de ambos); mientras, Marco va comenzando a transformarse en uno de los mutantes (caída del pelo, de los dientes, actos agresivos incontrolables, vómitos de sangre... escenas muy bien elaboradas e impactantes), proceso doloroso y dramático que bien padece Sonia, la cual opta finalmente por encerrarlo en el sótano del lugar, complicándose todo todavía más cuando un grupo de supervivientes llega (encabezados por Franck, un Nicolas Briançon que sobreactúa de tal forma que no resulta en absoluto creíble, y custodiado por Virgile, el siempre intimidador Dida Diafat, que protagoniza una de las escenas más impactantes y espectaculares del filme), obligando a Sonia a obedecerlos, mientras ésta oculta la existencia de su compañero sentimental; aunque al final todo sale a la luz, y entre ataques de más mutantes, deberá hacer frente al amor de su vida en aras de salvaguardar el niño que está esperando (únicamente comprensible en virtud de una poco probable nueva entrega).
Mutants   Mutants
La fotografía que Mutants ofrece es de una calidad extremadamente alta, respaldada por unos escenarios mejores aún, aunque el argumento es algo inferior y se vuelve a repetir lo que ya hemos visto en decenas de films de este género, virus desconocido, pareja en refugio desconocido y otros muchos elementos que no nombraré por el simple motivo de no hacer desvelar datos de relevancia en la trama (como hecho destacado para refutar la presente crítica se podría señalar que, como en tantas ocasiones anteriores, hay personas inmunes a este virus), además, los efectos de sonido son extraordinarios, de lo mejor del filme, muchos de ellos con la necesidad de ser acompañados por el apartado visual; la banda sonora también consigue sumergir al espectador en las vivencias de los protagonistas, aterrados por las innumerables presencias mutantes que invaden los alrededores (aquí cabría decir que el maquilla no termina de convencer, ya que si bien es cierto que la mayoría de criaturas sí presentan un aspecto formidable, el del protagonista no es así, restando algo de realismo a dicha pandemia) y, en cuanto el guión, empieza bien (incluso formidable), pero a medida que pasan los minutos va cayendo en picado, y aunque no llegue a estrellarse, el desarrollo es bastante lento y los actores (exceptuando a la protagonista que expresa sus emociones de acordes a cada situación) no son para nada brillantes y, en la segunda mitad, empieza la matanza y se desata el descontrol zombie, aunque no hay una gran cantidad de ellos (suceso que puede hallar su explicación en que los hechos tienen lugar en un complejo en medio de un bosque) pero sí hay más calidad (y brutalidad) que cantidad; a partir de ahí ya se tienen todos los elementos que soñaríamos de una película de este estilo, gore, zombies horripilantes y por supuesto la lucha por la supervivencia, aspectos que los amantes de este querido subgénero no podrán quejarse, ya que la película lo tiene y lo entrega en buenas dosis, con una dirección bastante solida, pero en cuanto al terreno de la innovación la cosa cambia, pues ahí habría que decir que es más de lo mismo y no aporta mucho (de hecho puede que nada).
Mutants   Mutants
Con todo lo expuesto, podemos concluir que Mutants probablemente sea una de las mejores película de zombies desde 28 Días Después, aunque no refiriéndonos en el sentido estricto del género en cuanto a salvajismo y fuentes de sangre (en este aspecto se asimila en exceso a la mediocre 30 días de oscuridad), sino remitiéndonos a un apartado dramático fuertemente emocional que centra sus recursos en narrar (visualmente) los cambios que va padeciendo un infectado, sin mostrarnos en cuestión de segundos un cambio radical como suele suceder en la mayoría de cintas de esta índole; es por ello que todavía cobra más importancia el aire comercial que el director da al metraje en su última media hora, ofreciéndonos una retahíla de muertes tan innecesarias como los personajes secundarios que van sucediéndose, estropeando parte (sino todo) de lo conseguido con anterioridad.


Daniel Espinosa



 
  Menú
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Últimas publicaciones

Rings

Raw

Pet

  Publicidad
  Forma parte de Cementerio de Notícias

Colabora


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=