Martyrs 25-06-2017 15:32 (UTC)
   
 

Martyrs
(Pascal Laugier, 2008)


Martyrs




Ficha técnica


Título original:
Martyrs
Año:
2008
País:
Francia
Duración:
97 min.
Género:
Drama, Terror
Director:
Pascal Laugier
Guión:
Pascal Laugier
Reparto:
Morjana Alaoui, Mylène Jampanoï, Catherine Bégin, Robert Toupin, Patricia Tulasne, Juliette Gosselin, Xavier Dolan y Mike Chute


Sinopsis


Lucie, una niña que desapareció hace un año, logra escapar del lugar donde todo este tiempo ha estado sufriendo todo tipo de torturas, tras lo cual es hospitalizada y forja una amistad con Ana, otra niña a cargo de la institución después de haber sufrido abusos en su familia; quince
años más tarde, en una casa de campo donde vive una familia, aparece Lucie, fusil en mano, disparando a todos los integrantes de la familia...


Crítica


Martyrs
es una de las producciones francesas más brutales (por no decir la que más con contundencia) y violentas de la última década; años en los que se han ido sucediendo entregas, una tras otra sin cesar, de este terror francés, y es que Pascal Laugier puede presumir de ser el responsable de una película dura donde las haya, repleta de escenas que conmocionan a cualquiera y que a la postre deja un sabor de boca agridulce cuando concluyes que has visto una película inmensamente emotiva y a su vez de una dureza extrema tal que impresiona de veras.
Martyrs   Martyrs
Lucie (Mylène Jampanoï) es una muchacha actualmente hospitalizada, tras haber sufrido las torturas de una misteriosa organización con fines desconocidos y, al lograr escapar de aquel lugar, pudo comprobar cómo habían otras personas sufriendo lo mismo que le tocó a ella, pero sólo Lucie tuvo la “suerte” de poder escabullirse; una y otra cosa (las torturas padecidas y el remordimiento por no poder ayudar a aquella mujer con la cual cruzó la mirada en el momento de su marcha) la tienen totalmente traumada, encontrando apoyo solamente en Ana (Morjana Alaoui), una compañera de habitación con la que compartirá sus más profundos temores y con la que forjará la amistad más profunda que pueda existir.
Martyrs   Martyrs
Quince años después, Lucie busca venganza incesantemente sobre aquellos que la torturaron de pequeña, dando con el domicilio de éstos, una familia de lo más normal, sin nada que ocultar aparentemente, pero aún así Lucie no se lo piensa dos veces y, escopeta en mano, entra en la casa, disparando uno a uno a todos los habitantes que en ella se encuentran y acabando con sus vidas; poco después de los asesinatos llega al domicilio Ana, que no puede hacer otra cosa que intentar tranquilizar a su amiga y ocultar como buenamente puede los cuerpos, pero Lucie no es libre, todavía no se puede quitar de la cabeza a aquella mujer que abandonó (así lo considera ella), y se le aparece constantemente (en su mente es tan real como una persona de carne y hueso) y, en una de esas ocasiones, el ser imaginario ataca ferozmente, teniendo un desenlace dramático, momento a partir del cual la protagonista principal (de hecho completamente absoluta) será Ana.
Martyrs   Martyrs
La joven descubrirá un sótano en la casa, un sótano repleto de horrores que posteriormente le tocará sufrir, siendo la emotividad de todo el asunto es llegar a la línea que separa la vida y la muerte, ese lugar que todos nos preguntamos cómo será y por qué existe, incógnitas a las que dará respuesta Ana, aunque no sabremos las explicaciones en ningún momento, solamente lo logrará Mademoiselle (Catherine Bégin), después del trato más vejatorio que se le podría dar a la chica (todo explícitamente detallado en la cinta, en ocasiones de un mal gusto increíble); al final la mujer que había promovido desde hace años este “trabajo”, tras enterarse de qué es en realidad aquel lugar (¿quizá demasiado bueno? ¿quizá demasiado malo?) toma una drástica solución, y es que Martyrs no dejará indiferente a nadie, no puede hacerlo una película que contiene grandes dosis de drama a las que se le añade la brutalidad en forma de violencia (principalmente corporal).
Martyrs   Martyrs
Durísimas críticas e incontables halagos (recordemos que obtuvo el Méliès d’Or a la Mejor película europea de género Fantástico) han recaído sobre este filme, ante lo cual yo me posiciono indudablemente en el segundo sector. Y no por la violencia (en ocasiones gratuita) que nos brinda Pascal Laugier en la mayoría de escenas, sino por el trasfondo que la película tiene, un submundo entre la vida y la muerte en el que el sufrimiento parece ser el único camino para lograr entenderlo.


Daniel Espinosa




 
  Menú
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Últimas publicaciones

Southbound

I am not a serial killer

Tickled

  Publicidad
  Forma parte de Cementerio de Notícias

Colabora


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=