Macabre 17-10-2017 07:56 (UTC)
   
 

Macabre
(Kimo Stamboel y Timo Tjahjanto, 2010)







Ficha técnica


Título original:
Rumah Dara
Año:
2010
Nacionalidad:
Indonesia
Duración:
93 min.
Género:
Drama, Terror
Director:
Kimo Stamboel y Timo Tjahjanto
Guión:
Kimo Stamboel y Timo Tjahjanto
Reparto:
Julie Estelle, Shareefa Daanish, Ario Bayu, Sigi Wimala, Arifin Putra, Daniel Mananta, Ruly Lubis, Mike Muliadro y Dendy Subangil


Sinopsis


Seis amigos celebran una fiesta para despedir a una de las parejas que se marcha a trabajar a Australia; ya en la carretera, recogen a una misteriosa joven en medio de la tormenta que termina convenciéndoles para que todos entren en su casa y puedan recibir los agradecimientos de su familia, aunque lo que realmente les espera es Dara, la inquietante madre que siente un obsesivo y extraño interés por cierto embarazo...



Crítica


Asia siempre se ha caracterizado por producir películas de terror, mediante el susto fácil a través de la utilización de la típica mujer de pelo negro y largo, Macabre no es una de esas cintas, y nos propone una historia mucho más cruda y violenta, aunque argumentalmente se tambalee como un castillo de naipes en toda su duración, a lo que tampoco ayudan las escasas explicaciones sobre el pasado de los protagonistas, la cual cosa podría ayudar a entender un poco mejor los motivos por los cuales se comportan de tal modo; en lugar de eso, de una trama elocuente y comprensible (a la par que aborrecible), se muestran multitud de escenas de extremo sadismo, de las que resultará difícil olvidarse durante un tiempo (aunque a no compensan la falta de sentido común en el desarrollo cuanto menos resultan parcialmente atractivas).

Macabre   Macabre
La historia presenta la despedida de seis amigos: Ladya (la camera del lugar en el que se lleva a cabo la fiesta, el Hotel Bandung; Julie Estelle, que protagoniza prácticamente todo el filme de forma más que correcta), su marido Alam (quien propicia una pelea al principio de la trama; Mike Lucock, que realiza aceptablemente su labor), su hermano Adjie (con el que apenas se habla debido a la muerte de sus padres a causa de un accidente de taxi en el que se vio implicado éste; Ario Bayu, que sabe mantener el listón interpretativo muy alto en todas sus apariciones), Astrid (la esposa de Adjie, que será el objetivo principal de la cinta debido a su embarazo; una algo sosa pero convincente Sigi Wimala), y sus amigos Jimmy (un chico de raza asiática que no tiene reparos en decir en todo momento lo que piensa; un inaguantable Daniel Mananta, que sobreactúa de modo desproporcionado) y Eko (que no puede evitar meterse en problemas a lo largo del metraje debido a su impulsividad; Dendy Subangil, el cual no resulta creíble en multitud de ocasiones); el motivo de ello es la partida, por motivos laborales, de la pareja que espera el hijo, quienes planean rehacer sus monótonas vidas.
Macabre   Macabre
Cuando van a partir hacia sus respectivos hogares en coche (todos ellos comparten uno), una repentina e intensa tormenta les asalta; al acelerar, tienen que frenar bruscamente para no atropellar a Maya (Imelda Therinne, que logra una de las mejores actuaciones de la película), una extraña adolescente a la que deciden llevar a su hogar (en gran medida porque les dice que está de camino hacia su destino, Yakarta). Una vez en  la casa, y aprovechando la atracción que Eko siente por ella, les invita a entrar, a fin de agradecerles su amabilidad con una suculenta cena. En la morada, conocerán a Dara (la inquietante y terrorífica madre de Maya, encarnada soberbiamente por Shareeda Daanish) y a Adam (el hermano de la joven, interpretado brillantemente por Arifin Putra, quien guarda un enorme parecido con Joseph Gordon Levitt), además de un reservado pero eficiente cocinero; estos curiosos moradores harán de su estancia un infierno, en busca de un objetivo marcado por la secta a la que pertenecen (este hecho se extrae de las fotografías que podemos ver cerca de la conclusión de la cinta, en las que se observa la estricta preparación que han llevado a cabo todos los miembros para convertirse en lo que hoy en día son, unas personas prácticamente inmortales que apenas padecen dolor y llevan cientos de años con viviendo sin pausa).
Macabre   Macabre
Las actuaciones, aunque con excepciones destacables (en sentido peyorativo) como la de Daniel Mananta, son más que aceptables, y consiguen transmitir la brutalidad que sus personajes sufren de forma convincente; en cuanto a la técnica llevada a cabo para narrar el filme, no se puede decir que sea incorrecta, pero sí se echa de menos algún que otro cambio de guión o alguna situación inesperada, porque lo cierto es que todo lo que acontece es completamente previsible e incluso poco creíble (todo lo contrario ocurre con el maquilla, una obra de arte); como momento estelar señalaría la escena de Astrid y Adam (uno en cada lado de la puerta, genial y estremecedora a partes iguales), y como situación más desastrosa recalcaría la de Eco y Jimmy en el bosque, en la que teóricamente deberían transmitir pena, agobio y terror y lo que inconsciente y torpemente hacen es dibujar una sonrisa en el espectador.
Macabre   Macabre
A pesar de ofrecernos una trama violenta, salvaje, sádica, brutal, encarnizada, insaciable, sanguinaria y enfermiza (con un maquillaje sobresaliente y una banda sonora excepcional), ésta pierde todos los galones que podría tener al carecer por completo de lógica, ya que en ningún momento se nos dan las suficientes explicaciones para poder comprender (aunque fuera en parte) la historia de la familia compuesta por psicópatas sin sentimientos (lo único que sabemos al respecto es que trafican con los órganos de sus víctimas, la cual cosa podemos presenciar en un par de ocasiones); no obstante, merece ser visionada por las innumerables escenas gore que contiene y unos planos tan curiosos como bellos, que recuerdan a los orígenes del mismísimo Quentin Tarantino y dotan a Macabre, una especie de combinación entre Hostel y La matanza de Texas, de una calidad aparentemente amateur (gráficamente así la podríamos catalogar) pero con una puesta en escena de incalculable valor; por todo lo expuesto, puedo concluir que me ha decepcionado enormemente esta propuesta de Kimo Stamboel y Timo Tjahjanto (sus directores), ya que si bien es cierto que la cuantía de sangre y momentos gore ha superado mis expectativas, no es menos cierto que el argumento me ha resultado el peor que he visionado en mucho tiempo, y es por ello que su visionado es aconsejable (por otro lado completamente obligado para todo amante del género, como es mi caso) teniendo en cuenta que es un producto de entretenimiento sin más, que no busca explicaciones ni coherencia en él y que es un mero festín (y de los grandes) para el público sediento de torturas y vísceras.


Daniel Espinosa




 
  Menú
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Últimas publicaciones

Maus

Compulsión

The terror of hallow's eve

  Publicidad
  Forma parte de Cementerio de Notícias

Colabora


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=