The abc's of death 21-10-2017 17:41 (UTC)
   
 

The abc’s of death
(Kaare Andrews, Ernesto Espinosa, Thomas Cappelen, Jorge Grau, Banjong Pisanthanakun, Timo Tjahjanto, Andrew Traucki, Jake West, Mikael Wulff, Angela Bettis, Hélène Cattet, Jason Eisener, Bruno Forzani, Adrián Bogliano, Xavier Gens, Lee Hardcastle, Noboru Iguchi, Yoshihiro Nishimura, Simon Rumley, Marcel Sarmiento, Jon Schnepp, Srdjan Spasojevic, Nacho Vigalondo, Adam Wingard,
Ti West y Ben Wheatley, 2012)

The abc's of Death




Ficha técnica


Título original:
The abc’s of death
Año:
2012
Nacionalidad:
EEUU
Duración:
135 min.
Género:
Comedia, Terror
Director:
Kaare Andrews, Ernesto Espinosa, Thomas Cappelen, Jorge Grau, Banjong Pisankun, Timo Tjahjanto, Andrew Traucki, Jake West, Mikael Wulff, Angela Bettis, Hélène Cattet, Jason Eisener, Bruno Forzani, Adrián Bogliano, Xavier Gens, Lee Hardcastle, Noboru Iguchi, Yoshihiro Nishimura, Simon Rumley, Marcel Sarmiento, Jon Schnepp, Srdjan Spasojevic, Nacho Vigalondo, Ti West, Ben Wheatley y Adam Wingard
Guión:
Kaare Andrews, Ernesto Espinosa, Thomas Cappelen, Jorge Grau, Banjong Pisankun, Timo Tjahjanto, Andrew Traucki, Jake West, Mikael Wulff, Angela Bettis, Hélène Cattet, Jason Eisener, Bruno Forzani, Adrián Bogliano, Xavier Gens, Lee Hardcastle, Noboru Iguchi, Yoshihiro Nishimura, Simon Rumley, Marcel Sarmiento, Jon Schnepp, Srdjan Spasojevic, Nacho Vigalondo, Ti West, Ben Wheatley y Adam Wingard
Reparto:
Ingrid Bolso, Erik Aude, Iván González, Kyra Zagorsky, Peter Pedrero, Chems Dahmani, Fraser Corbett, Miguel Insua y Dallas Malloy


Sinopsis


Veintiséis cortometrajes de veintiséis directores diferentes con total libertad de autor
ía; solamente existe un requisito impuesto, la historia debe guardar un estrecho y visiblemente claro vínculo con la muerte...


Crítica


Veintiséis trabajos de corta duración (concretamente de entre dos y cinco minutos) de veintiséis directores diferentes de la más variada nacionalidad (española, mejicana, coreana, estadounidense, serbia...) con total libertad técnica para, a partir de la letra del abecedario asignada, llevar a cabo una historia cuyo único requisito es que el final debe estar estrechamente vinculado a la muerte, ésta es la premisa de la que parte The abc’s of death, una antología de terror que reúne a algunos de los nombres más representativos e irreverentes del panorama actual del séptimo arte para confeccionar una abusiva, escatológica, inconcebible, opresiva y urinaria propuesta (haciendo uso de las cinco vocales a modo de adjetivaciones para seguir la mecánica prefijada) que combina imagen real con animación e historias interesantes con otras, de hecho la mayor
ía, totalmente desechables a la par que pretenciosas.
The abc's of Death  The abc's of Death
Entre la larga lista direccional se encuentran nombres tan relevantes como los de Adrián García Bogliano y su “Bigfoot” (una terrorífica historia infantil que se torna realidad, primando gratificantemente las palabras en virtud de la acción),  Marcel Sarmiento y su “Dogfight” (una cruente plasmación de la voracidad boxeadora cuyo desenlace no dejará indiferente al espectador, un efectivo y cruel relato que se convirtió en el más aclamado en su proyección en el Sitges Film Festival 2012), Angela Bettis y su “Exterminate” (una paródica situación cotidiana que desemboca en un final apoteósico, repleto de imaginación y contundencia) y Xavier Gens y su “XXL” (una magnífica crítica a la idealidad corporal y los efectos devastadores que genera la considerada imperfección del resto de figuras, un trabajo que revaloriza al director y sirve para que recobre su buena reputación tras la infame The divide).

The abc's of Death  The abc's of Death
Así, desde la “Apocalypse” de Nacho Vigalondo (una improvisada consumación de asesinato merced al teóricamente inminente fin del mundo anunciado televisivamente con grandes dosis de humor y espectacular sadismo) hasta la “Zetsumetsu” de Yoshihiro Nishimura (una locura japonesa que confronta dos naciones en aras de demostrar su supremacía innovadora), el abecedario de la muerte (justificado título, por ende, el elegido para uno de los proyectos más ambiciosos del género) se completa con las respectivas aportaciones de cada uno de los elegidos para formar parte de una película que resulta tan llamativa como decepcionante, pues la incomparable experiencia que prometía se convierte vilmente en una propuesta poco menos que convencional.

The abc's of Death  The abc's of Death
Como un miembro del propio equipo del filme comentó en la presentación que llevaron a cabo un buen número de responsables del mismo en el anteriormente mencionado Sitges Film Festival 2012, la más alentadora característica que presenta la cinta es que si una pieza gusta se convierte en obra maestra y si disgusta el sufrimiento finaliza en apenas unos segundos para dar paso a la siguiente, un convincente alegato que se desvanece al término del visionado de The abc’s of death al darse muchas más situaciones aborrecibles que disfrutables (de hecho, solamente serían realmente destacables cinco de las historias narradas, siendo el resto mediana o incluso totalmente deficientes).

The abc's of Death  The abc's of Death
Pocas cintas pueden prometer tanto y ofrecer tan poco, demostrando que es más saciable y pertinente calidad frente a cantidad, pues la primera apenas se atisba y la segunda inunda la pantalla con indeseable frecuencia, hecho que no permanece en un desapercibido segundo plano debido a la imponente duración de la producción (nada menos que dos horas y cuarto), tiempo que encuentra racionalización de su desaprovecho posiblemente en el desorbitado número de microrelatos que presenta, pero en cualquier caso la perspectiva desde la que se ha elaborado la propuesta se debe considerar errónea, pudiéndose haber estructurado mejor de haberse dispuesto de un presupuesto más equitativo y mejores ideas a plasmar sin la necesidad de recurrir a la oportuna letra concedida (incluso una de las historias, “WTF” de Jon Schnepp, se centra en juzgar la propia película comentado que algunos grafemas dificultan enormemente en desarrollo de una correcta exposición) amén de desperdiciar las dotes interpretativas de los actores al prevalecer en todo momento la importancia del responsable de la obra y no el reparto que conforma la misma (aunque de escasa composición, debería respetarse más la labor interpretativa), algo que sí logró una película que se asemeja a ésta, la tan amena como divertida V/H/S.



Daniel Espinosa




 
  Menú
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Últimas publicaciones

Maus

Compulsión

The terror of hallow's eve

  Publicidad
  Forma parte de Cementerio de Notícias

Colabora


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=