The amazing Spider-Man 25-06-2017 17:14 (UTC)
   
 

The amazing Spider-Man
(Marc Webb, 2012)







Ficha técnica


Título original:
The amazing Spider-Man
Año:
2012
Nacionalidad:
EEUU
Duración:
136 min.
Género:
Aventuras, Ciencia ficción
Director:
Marc Webb
Guión:
James Vanderbilt, Alvin Sargent y Steve Kloves
Reparto:
Andrew Garfield, Emma Stone, Rhys Ifans, Denis Leary, Campbell Scott, Irrfan Khan, Martin Sheen, Sally Field, Chris Zylka, Embeth Davidtz, Annie Parisse, Thomas Howell, Miles Elliot, Max Charles, Kevin McCorkle, Barbara Eve, Tom Waite, Milton González, Skyler Gisondo, Amber Stevens, Tia Texada, Stan Lee y Keith Campbell


Sinopsis


Peter Parker es un muchacho tímido y retraído que vive con sus tíos, los cuales le han criado desde que era pequeño intentando rellenar el hueco que dejaron sus padres después de abandonarlo; su tío Ben y su tía May han intentado inculcarle una buena educación y unos valores sólidos, lo que han convertido a Peter en un buen chico, generoso y sensato, pero durante una visita a un laboratorio científico será picado por una extraña araña sometida a diversos experimentos genéticos y a partir de entonces tanto su cuerpo como su comportamiento cambiarán radicalmente...



Crítica


Cinco años atrás, Sam Raimi y Tobey Maguire culminaron (de forma espantosa) su particular círculo adaptativo del Hombre Araña, concluyendo una trilogía que apelaba ante todo por la espectacularidad y que padeció un claro descenso imaginativo y cualitativo; la naturaleza del séptimo arte es cíclica y lo que hace diez años triunfaba (los tres títulos recaudaron una descomunal cifra dineraria) no tiene por qué hacerlo ahora, por lo que en vez de una continuación se apostó por un reinicio de la saga contando con un reparto plagado de buenos intérpretes (la mayoría de ellos reconocidos a nivel mundial) y un director implicado que buscara con su toque personal el objetivo de ofrecer un entretenido producto de calidad, y aunque las primeras noticias de The amazing Spider-Man hacían presagiar que nada iba a distar tanto de la realidad, afortunada y sorprendentemente Marc Webb ha logrado dicho propósito merced a una historia mucho más personal, profunda y detallista (es ejemplo de ello el hecho de que el útil que emplea Spider-Man para lanzar las redes lo fabrica él mismo, hecho que de igual modo se ilustraba en los cómics pero de forma biológico fue explicada en las entregas de la anterior saga) que sus antecesoras, aunque el desarrollo de la trama y los sucesos importantes suceden de id
éntica forma (muchos de ellos, que repercutían sobre el El Duende Verde, ahora lo hacen sobre El Lagarto), algo que los seguidores más acérrimos del conocido superhéroe agradecerán enormemente y el resto disfrutará.
The amazing Spider-Man   The amazing Spider-Man
Peter Parker (Andrew Garfield, por el que poco apostaba un servidor a priori y es de menester reconocer su enorme calidad interpretativa, por lo menos en este filme) es un hormonal adolescente tímido y retraído que vive con sus tíos (Martin Sheen y Sally Field, igual de anticuados que inconmensurables), los cuales le han criado desde que era pequeño, intentando rellenar el hueco que dejaron sus padres después de abandonarlo y desaparecer; precisamente este inexplicable suceso es el que intriga y atormenta a Peter constantemente, una inquietud que, unida al sentimiento de orfandad que late siempre dentro de él y una tristeza congénita que lo hacen diferente al resto de sus compañeros de clase, hará que indague en su pasado y desencadene la conclusión final.
The amazing Spider-Man   The amazing Spider-Man
La angustia parece menguar al conocer (y enamorarse de ella) a una compañera de instituto, Gwen Stacy (Emma Stone, pletórica y fiable, una actriz que merecidamente está alcanzando el estatus de indispensable), que se convierte en su mayor fuente de apoyo, de amistad y de confidencias (curiosamente la trilogía predecesora apostaba directamente por presentar a Mary Jane Watson, la genuina musa del protagonista, aunque parece mucho más correcta esta técnica, sobre todo si, como es de esperar, se suceden nuevas entregas); durante una visita a un laboratorio científico será picado por una extraña araña sometida a diversos experimentos genéticos, momento a partir del cual el cuerpo de Peter comenzará a cambiar, y pronto se dará cuenta de las increíbles acciones que puede llevar a cabo con su nueva fisonomía, convirtiéndose en Spider-Man y aprovechando sus nuevas adquiridas facultades para emprender la búsqueda de sus padres, lo que le conducirá hasta un excéntrico científico que tiene mucho que ocultar, el doctor Curt Connors (Rhys Ifans, que encarna a uno de los enemigos más costosos del superhéroe de formidable manera, aunque éste esté apartado a un plano muy secundario) y su alter ego, El Lagarto (enormemente desaprovechado al primar las características explicaciones relativas al protagonista), cuyo propósito es el de descubrir la forma de acabar con las vulnerabilidades físicas en la raza humana para que no haya distinción alguna y por lo tanto no tenga cabida las discriminación de ningún tipo (promovido por su discapacidad al carecer de su brazo derecho a raíz de antiguos experimentos realizados).
The amazing Spider-Man   The amazing Spider-Man
La abreviación más escueta de la trama podría componerse con dos palabras, comedia dramática, y es que las relaciones personales entre los distintos personajes (en especial, obviamente, entre Peter y Gwen) son el epicentro de la misma, por lo que el director de la notable 500 días juntos consigue reseñar la poderosa intención de hacer de los personajes la acción del relato sin obviar ni desmerecer situaciones verdaderamente ingeniosas a la par que divertidas; puede que Spider-Man haya sido uno de los héroes emblemáticos más desaprovechados cinematográficamente, nunca siendo explotado y explorado hasta sus límites intelectuales y viscerales, pero en esta ocasión se nos muestra más desafiante y sarcástico, con vistas a serlo mucho más en siguientes continuaciones, resultando para el espectador muy cercano y mundano y convirtiéndose en el líder de un ejército silencioso que aparece en el momento exacto y oportuno durante toda la extensión de la cinta (nada menos que dos horas y cuarto de duración).
The amazing Spider-Man   The amazing Spider-Man
A todo esto, cabe recordar que la película está ideada para proyectarse en tres dimensiones, recurso que no se aprovecha excesivamente pero sí infunde cierto realismo e intensidad en las secuencias presentadas de forma subjetiva (éstas básicamente se reducen a los movimientos volátiles de Spider-Man); era de esperar una historia algo más oscura que dotara al personaje de más misticismo (similar a lo que intentó plasmar, sin éxito, el gran Sam Raimi en la indecente Spider-Man 3), pero suple dicha carencia el antológico tratamiento personal (en el que tienen cabida apariciones estelares como la del responsable de Hombre Araña en las viñetas, Stan Lee, en una divertida y fugaz escena) y una banda sonora que luce en toda su plenitud (especialmente en los compases de máxima tensión acompañados de trepidante acción).


Daniel Espinosa




 
  Menú
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Últimas publicaciones

Southbound

I am not a serial killer

Tickled

  Publicidad
  Forma parte de Cementerio de Notícias

Colabora


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=