Jane Eyre 22-08-2017 22:38 (UTC)
   
 

Jane Eyre
(Cary Fukunaga, 2011)


Jane Eyre




Ficha técnica


Título original:
Jane Eyre
Año:
2011
Nacionalidad:
EEUU
Duración:
120 min.
Género:
Drama, Fantástico
Director:
Cary Fukunaga
Guión:
Charlotte Brontë y Moira Buffini
Reparto:
Mia Wasikowska, Michael Fassbender, Jamie Bell, Imogen Poots, Judi Dench, Sally Hawkins, Jayne Wisener, Sophie Ward, Tamzin Merchant, Craig Roberts, Freya Wilson, Holliday Grainger, Simon McBurney, Harry Lloyd, Valentina Cervi, Rosie Cavaliero, Freya Parks, Romy Settbon, Amelia Clarkson, Emily Haigh, Sue Elliott y Ben Roberts


Sinopsis


Jane Eyre huye repentinamente de Thornfield Hall, una gran y aislada propiedad en la que trabaja como institutriz de Adéle Varens, una niña que se encuentra bajo la custodia de Edward Rochester y, sin tener a dónde ir, acepta la ayuda ofrecida por el cura John Rivers y su familia; mientras se recupera en su nueva residencia, dedica el tiempo a recordar los tumultuosos sucesos que la obligaron a escapar al tiempo que se pregunta si el pasado en verdad ha ocurrido o lo ha imaginado.



Crítica


En el Sitges Film Festival tienen cabida toda clase de filmes (el público se muestra dispar al respecto, pues ya no se puede catalogar de exclusividad del género fantástico y de terror, aunque los propios responsables argumenten que la ambientación es propio del primero), y un claro ejemplo de ello es la proyección que tuvo lugar en el 2011 de la inédita en tierras españolas Jane Eyre, una cinta conmovedora hecha desde y para el corazón con la que Cary Joji Fukunaga, el director de tan lograda obra, consigue emocionar y estremecer sin remedio al espectador, provocando que derrame cuantiosas lágrimas y se identifique al instante con los personajes que protagonizan la historia; se trata de una adaptación a partir del guión de Moira Buffini, intentando alejarse de la amplia lista de predecesoras que han tratado sin éxito trasladar a la gran pantalla el universo creado por Charlotte Bronte, y consigue alcanzar tal quimera por todos los elementos que se dan en el filme, soberbio en su conjunto y magnífico en su apartado interpretativo.

Jane Eyre  Jane Eyre
En la Inglaterra del S.XIX una joven plebeya, Jane Eyre (Mia Wasikowsa, merecedora de los mejores elogios y albergadora de la más genuina pureza), una modélica trabajadora de la mansión Thornfield Hall huye repentinamente de la morada en la que ejercía de institutriz hasta terminar bajo la custodia del melancólico señor Rochester (el polifacético Michael Fassbender, que muestra al fin su faceta más emotiva, resultando una de sus mejores encarnaciones dentro del amplio repertorio que engloba su dilatada carrera); la imponente residencia y la exigente presencia del adinerado ponen constantemente a prueba su resistencia, por lo que finalmente decide apearse también del hogar y aceptar la ayuda ofrecida por el cura John Rivers (Jamie Bell, asimilador y convincente) y su familia a pesar de la enorme atracci
ón que sienten el uno por el otro.
Jane Eyre  Jane Eyre
Mientras Jane se recupera en su nueva residencia, dedica el tiempo a recordar los tumultuosos sucesos que la obligaron a escapar de sus antiguas viviendas al tiempo que se pregunta si el pasado en verdad ha ocurrido; así, recuerda como a los diez años era una niña huérfana (encarnada grandiosamente por Amelia Clarkson) y maltratada y, después, expulsada de su casa de acogida por su cruel tía, siendo llevada a la Escuela Lowood, en donde no solo no recibía más malos tratos sino que además fue educada y conoció a Helen Burns (Freya Parks, angelical aspecto y soberbia interpretación), una niña pobre que la impresiona por su sensibilidad y carácter, convirtiéndose ambas en grandes amigas hasta la muerte de ésta por una terrible enfermedad.

Jane Eyre  Jane Eyre
Ya siendo adolescente, Jane llega a Thornfield, donde es tratada con educación y con respeto por la ama de llaves, despertándole el interés a través de juegos de ingenio e historias y confesándola algunos de sus pensamientos más íntimos, pero su mal humor preocupa a Jane, así como los extraños sucesos en la casa, especialmente en el ático, conectados con Rochester; finalmente se descubre el terrible secreto que él ha intentado ocultarle y decide huir, aunque como es menester el amor prevalecerá por encima de todo y todos, una lucha tan humana que hace aflorar esa emoción tan característica (e inevitablemente dañina) del amorío, el fatal hecho de no razonar más allá de los propios sentimientos.

Jane Eyre  Jane Eyre
La dirección, las actuaciones, el desarrollo de la trama... todo resulta excelente, salvo el hilo argumental, demasiado comercial y clásico, a pesar de funcionar para la ocasión; por lo demás, se trata de una película irreprochable en todos sus aspectos, plagada de buenas intenciones y sumamente convincente merced a la sencillez con la que se plasman en la pantalla las mismas a partir de una bella fotografía, un reparto de lujo y una atmósfera sobrecogedora en una propuesta que no deja de ser una adaptación del cásico entre los clásicos tópicos románticos (la relación entre una chica pobre y un hombre adinerado que superan todas las adversidades que van encontrándose a su paso hasta terminar juntos), siendo el único debate posible el de la cabida en el mencionado certamen festival, ya que podría considerarse poco adecuada (en cualquier caso, es de agradecer poder disfrutar de un metraje de tal calibre, una obra de arte en toda regla, eso s
í, un tanto abusiva).


Daniel Espinosa




 
  Menú
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Últimas publicaciones

Rings

Raw

Pet

  Publicidad
  Forma parte de Cementerio de Notícias

Colabora


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=