- El asesino de la máscara 22-04-2021 11:54 (UTC)
   
 

                “El asesino de la máscara”, de Escape City Box

El asesino de la máscara

Concepto

La presentación (que a su vez sirve de definición) versa “la primera película para jugar por las calles de la ciudad descubriendo lugares de interés turístico y cultural mientras resolvéis pruebas de una trama de la que seréis protagonistas absolutos y que tendréis que resolver con la ayuda del entorno en el que os encontráis, vídeos explicativos, indicaciones a través de la aplicación móvil, informaciones en papel y películas de inmersión”; asimismo, se resume como la unión de “la tecnología multimedia e interactiva y los juegos en vivo para disfrutar de una experiencia de ocio innovadora donde resolver una gran misión con tus amigos o familiares ampliando las posibilidades de juego de los escape room”, estando de más tras estas líneas incidir en las características técnicas de Escape City Box para, bajo su revelador lema “the first real life game movie”, destacar en el sumamente potencial pero también feroz mercado en el que se circunscribe la obra.



Introducción

La sinopsis empieza “la aparición de varios cadáveres en distintos puntos de la ciudad tiene en jaque a la policía..., un enigmático hombre que se oculta tras una máscara ejecuta y retransmite estos crímenes a través de las redes sociales atemorizando a la población con varios asesinatos en poco tiempo”, sigue “su astucia y cuidado a la hora de cometerlos hace imposible identificarle..., ¿seríais capaces de detenerle y librar a los ciudadanos del asesino de la máscara” y concluye “durante este intrigante juego al aire libre de investigación policial y detectivesca tendréis que resolver el caso de este peligroso asesino en serie para evitar nuevas muertes en la ciudad..., ¿estáis dispuestos”; definir la intríngulis como una historia digna de cualquier superproducción no se antoja descabellado, y es que la calidad (tanto audiovisual como narrativa) es tal que uno se pregunta frecuentemente cuál es la línea que separa la realidad de la ficción sin hallar respuesta.

El asesino de la máscara

Limitaciones

El precio es fijo (no importa si la actividad de realiza en solitario o en compañía), el código es de un solo uso (la validación de este conlleva el inicio de la trepidante misión con una caducidad anual para canjearlo), la facilitación de datos presenciales es indispensable (la geolocalización es la base del rastreo al que se acepta someterse), la participación equitativa es subjetiva (la ruta no contempla la distribución múltiple de tareas para asegurar la activación sensorial de todos) y la adquisición voluntaria de entradas es parcial (el acceso a determinados recintos no es imprescindible pero sí provechoso); amén de lo señalado, el carácter competitivo se corresponde con una puntuación un tanto peculiar (el tiempo que se invierte apenas tiene relevancia en comparación con otros ítems como respuestas acertadas, retos superados, errores evitados y pistas solicitadas) que generará cierta controversia entre aquellos más reacios a semejante tipo de baremos.



Mecánica

La caja (cuyos acabados son robustos y elegantes hasta poder catalogarse de magníficos) alberga un manual (de usuario y normas), una guía (de consulta básica y rápida), una licencia (original y única) y tres sobres (sellados y numerados con material didáctico), siendo estos últimos la verdadera esencia de la propuesta, pivotando todo en torno a una aplicación (la última versión actualizada de la App Escape City Box, disponible tanto en Google Play como en Apple Store para descargarla de forma gratuita), la herramienta elegida para controlar de manera remota; se suple así magistralmente el hecho de que no haya un seguimiento físico para, una vez registrado el usuario y a partir de un punto céntrico de cada lugar (se brinda un enlace por si se prefiere saber con antelación y exactitud dónde comenzará el juego), conducir al intrépido grupo (se recomendaría no superar los cinco integrantes) en su sendero hacia la verdad de un caso tan turbio como apasionante.

El asesino de la máscara

Recomendaciones

Cabe recordar expresamente que es menester estar pendiente del entorno mientras se mira el móvil (el tránsito no se detendrá como es obvio) y que éste debe tener la batería bien cargada (en caso de cambiar de dispositivo se continuará donde se haya dejado al identificarse) al consumirse paulatinamente, no cabiendo desvelar nada más al respecto para mantener intacto el factor sorpresa en este trayecto cuya finalidad última es la de conocer mejor cuanto rodea a una población específica; complementariamente, de un modo mucho más superficial, conviene citar la posibilidad de obtener un suculento descuento de cinco euros para futuras incursiones (dos de ellas se expondrán en primicia en el párrafo póstumo) por el simple hecho de compartir una fotografía en redes sociales etiquetando a la empresa responsable (para ello es preciso enviar una captura vía correo electrónico) en una muestra más del afán por recompensar la difusión.



Trazabilidad

La adaptabilidad a más de una treintena de ciudades españolas (incluyendo A Coruña, Albacete, Alicante, Barcelona, Bilbao, Burgos, Cáceres, Cádiz, Castellón, Córdoba, Donostia, Girona, Gijón, Granada, Las Palmas de Gran Canaria, León, Logroño, Madrid, Málaga, Mérida, Murcia, Maspalomas, Oviedo, Palma de Mallorca, Pamplona, Salamanca, San Cristóbal de la Laguna, Santander, Santiago de Compostela, Segovia, Sevilla, Tarragona, Toledo, Victoria Gasteiz, Valencia, Valladolid, Vigo y Zaragoza, es decir, las principales del territorio patrio), cada una con su distintiva seña de identidad promocional, resulta asombrosa merced a un hilo conductor perfectamente flexible a cada territorio; con mucha laboriosidad e ingenio (empleándose cuantas herramientas virtuales se conocen), los creadores han patentando dos versiones (la “lite” con una duración estimada de dos horas y la “black” con una de siete) muy celebrables.

El asesino de la máscara

Valoración

El asombro suscitado en un servidor por la recepción del oportuno paquete con inaudita premura (exactamente al día siguiente de pactar la presente colaboración) era solo el preludio de una retahíla de sorpresas que, sin duda, han conquistado a los miembros de Cementerio de Noticias, asegurando sin titubeos que se trata de una excelente alternativa a la era posterior a una pandemia global que, durante meses, ha confinado en sus hogares a millones de ciudadanos; solo resta agradecer a Escape City Box tanto su infinita gentileza al confiar en esta humilde página como sus sabios consejos previos a la partida (sin ellos la optimización de la misma hubiera sido completamente imposible), deseando difundir los siguientes trabajos, El asesino de la máscara II y La lanza del destino (uno estará más enfocado en el raciocinio y otro en la aventura), anunciándose aquí en primicia tras hacerse extraoficialmente (en exclusiva) para la ocasión.

El asesino de la máscara

Daniel Espinosa, a fecha 28 de julio del 2020

 
  Menú de navegación
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Proyectos de Cementerio de Noticias

COMPAÑÍAS ASOCIADAS Y COLABORADORAS

Cat3heory

Escape City Box

Escape Portátil

GDM Games

Mind Escape Games

Sinapsis

SITGES

Va de jocs

Verkami



PRODUCCIONES AUDIOVISUALES Y FÍLMICAS

Desolatium

Herederas

Shkid

Síndrome de Diego

Verano rojo

  Forma parte de Cementerio de Noticias

Cementerio de Noticias


FACEBOOK


TWITTER


Este sitio web fue creado de forma gratuita con PaginaWebGratis.es. ¿Quieres también tu sitio web propio?
Registrarse gratis