Día 6 (Sitges Film Festival 2021) 21-10-2021 04:56 (UTC)
   
 

Halloween kills
(David Gordon, 2021)






Ficha técnica

Título original: Halloween kills
Año: 2021
Nacionalidad: EEUU
Duración: 105 min.
Género: Suspense, Terror
Director: David Gordon
Guión: Danny Bride, David Gordon y Scott Teems
Reparto: Jamie Lee Curtis, Judy Greer, Andi Matichak, Will Patton, Anthony Hall, Thomas Mann, Nick Castle, James Jude, Kyle Richards, Robert Longstreet, Dylan Arnold, Stephanie McIntyre y Omar Dorsey


Sinopsis

Minutos después de dejar encerrado al monstruo enmascarado que las ha asediado las supervivientes de una reciente carnicería se dirigen hacia el hospital para tratar sus heridas creyendo que todo ha terminado...


Valoración

Lo mejor: el regreso de uno de los asesinos en serie más célebres del séptimo arte no defraudará a nadie, ofreciendo grandes dosis de tensión (la última media hora es épica) disfrutables para veteranos e iniciados por igual a pesar de la polémica sobre ciertas escenas que ha suscitado demandas de censura antes de su estreno; el lema “el mar muere esta noche” (pronunciado decenas de veces) alberga un valioso trasfondo a analizar, siendo el mensaje que reside en él profundo como pocos al invitar a la reflexión sobre la obcecación que se suele asumir hacia un temor en el afán de materializarlo para combatirlo en aras de erradicarlo; la retahíla de guiños a la franquicia (no se mencionará ninguno para evitar spoliers) es formidable, antojándose un elaborado e introspectivo ejercicio de nostálgica rememoración de cuando las ideas fluían tanto como la cuantiosa sangre que se derrama en la película.

Lo peor: la declaración sentimental que acontece en el hospital es poco menos que ofensiva, no trascendiendo nada al carecer de razón alguna en la feroz crítica social estadounidense (en concreto a su sistema) en la que se traduce la cinta; el constante desfile de saltos temporales (de veinte a cuarenta años atrás para formalizar tres segmentos claramente definidos) trata de justificar determinados actos sin demasiado rigor, percibiéndose como un sentido homenaje a la saga pero también como un prescindible recurso narrativo; la participación del principal reclamo interpretativo (Jamie Lee Curtis) es meramente anecdótico, apareciendo escasos minutos durante el metraje sin aprovecharse apenas su personaje a expensas de que así se haga en la conclusión de este reboot presentado en forma de trilogía que verá la luz a lo largo del año dos mil veintidós bajo el título de Halloween ends.



Daniel Espinosa




Son
(Ivan Kavanagh, 2021)






Ficha técnica

Título original: Son
Año: 2021
Nacionalidad: Irlanda
Duración: 95 min.
Género: Suspense, Terror
Director: Ivan Kavanagh
Guión: Ivan Kavanagh
Reparto: Andi Matichak, Luke Blumm, Emile Hirsch, Erin Dangar, Rocco Sisto, Wanetah Walmsley, Cranston Johnson, Ethan Dowell, David Kallaway, Garrett Kruithof, Kristine Nielsen, Adam Steph y Blaine Maye


Sinopsis

Cuando un niño cae enfermo misteriosamente su madre tendrá que decidir hasta dónde está dispuesta a llegar para protegerle de unas aterradoras fuerzas que estuvieron presentes en su oscuro pasado...


Valoración

Lo mejor: la negacionista secuencia de apertura anuncia una tensión sostenida que se acentúa mediante sobresaltos perfectamente justificados e integrados (multitudinarias visitas, artísticas enseñanzas o viscerales pesadillas dan buena muestra de ello), con varios homenajes a referenciales largometrajes (incluyendo un explícito guiño al momento de la mítica primera aparición de un no muerto de la saga Resident evil) que los seguidores del terror aplaudirán efusivamente en su interior; la (re)visión del género zombie que ofrece el director es cuanto menos meritoria, facilitando paulatinamente al público las piezas de un rompecabezas que va cobrando forma a medida que avanza una historia que evoluciona de misteriosa enfermedad (con unos síntomas similares a los de la meningitis bacteriana provocados por un repentino sangrado gastrointestinal grave) a convulsa realidad (con teorías conspiranoicas con sectas implicadas) para tornar el amor paternal en enfermizo; la media hora inicial es un órdago a la suscitación de emociones positivas, durando la elegante efectividad hasta poco antes del ecuador al desvelarse plenamente ya (por desgracia) la intríngulis.

Lo peor: la dupla detectivesca encargada de investigar los sucesos acaecidos sobre los que pivota la trama no convence en absoluto, reduciéndose rápidamente a un integrante cuya implicación en el caso traspasa la frontera profesional para situarse en el plano sentimental abruptamente; el nivel interpretativo (valga la redundancia de lo citado anteriormente) no alcanza el mínimo exigido para una producción que aspira a conquistar al respetable mayormente por los personajes antojándose estos (junto a las consecuencias de sus actos tales como admitir un asesinato como aceptable sin importar nada cuán criminal resulta dicha atrocidad) demasiado predecibles para aquellos medianamente curtidos en estos lares ya que la sombra de la sensacional Let me in es demasiado alargada trazando aparentes similitudes que a la postre se confirman (omitiendo las enormes diferencias de calidad e interés entre ambas) con la que ocupa; la supuesta venganza perpetrada naufraga narrativamente al carecer de lógica (con giro argumental final incluido), traduciéndose en un intento infructuoso de patentar un producto singular sin apenas coherencia.



Daniel Espinosa




Till death
(S.K. Dale, 2021)






Ficha técnica

Título original: Till death
Año: 2021
Nacionalidad: EEUU
Duración: 78 min.
Género: Drama, Suspense
Director: S.K.Dale
Guión: Jason Carvey
Reparto: Megan Fox, Lili Rich, Callan Mulvey, Eoin Macken, Jack Roth, Aml Ameen, Stefanie Rozhko, Teodora Djuricsson y Julian Balahurov


Sinopsis

Después de una velada romántica en su apartada casa del lago, una chica se despierta esposada a su difunto esposo atrapada y aislada...


Valoración

Lo mejor: la manipulación que padece la protagonista (sin poder decidir absolutamente nada por temor a represalias) es típicamente intencionada, liberando en ella una visceral e incontrolable ira cuando al fin actúa (obligada por el panorama que ante sí se presenta) para beneplácito de un espectador que al menos disfrutará de esos minutos (aproximadamente treinta) de frenesí vengativo (con tintes de gore) en el que el sigilo es su mejor arma; el primer cuarto de rigor argumental (siendo benevolente respecto a una presentación de personajes y situaciones carentes de interés) deja paso a un segundo angustiante (con un suicidio que despierta verdadero pavor), siendo a partir de entonces mucho más digerible (en especial a raíz de la aproximación al subgénero home invasion) posibilitando que el visionado llegue a percibirse sumamente entretenido por la creciente tensión e intensidad que cobra; la retahíla de atípicos usos de varios objetos (entre ellos un traje de bodas) para simbolizar el peso del matrimonio (en sentido figurado y literal) es eternamente plausible, mas el gélido escenario en el que se desarrollan los hechos sirve de excepcional telón de fondo.

Lo peor: el rostro del gran reclamo (oséase Megan Fox) es tan artificial (por tantas operaciones estéticas a las que se ha sometido con autoparodia incluida al asegurar que no puede hacer nada contra el paso del tiempo) como su interpretación, huérfana de cualquier atisbo de empatía que uno desearía (tras hacer lo propio con su muerte ficticia) sentir; el ritmo narrativo hasta superado el ecuador (y de hecho el montaje de la película misma) es propio de un producto televisivo, traduciéndose dicha sentencia no en un agravio para aquel (se concibe con un determinado fin normalmente logrado) sino para este (se presupone más prometedor) defraudando mayormente por ello; el raciocinio actitudinal brilla por su ausencia (pretender deshacerse de unas esposas mediante un disparo de revólver a la cadena o cargar con un cuerpo el doble de pesado que el propio son dos ejemplos de ello), desesperando tanto como la parsimonia con la que avanza una trama repleta de viles recursos (las grabaciones de audio a modo de explicaciones póstumas al más puro estilo Saw pero sin ningún punto reflexivo son cuanto menos de discutible eficacia) de principio a fin.



Daniel Espinosa




¡TOC, TOC!
(Jana Hill, 2021)






Ficha técnica

Título original: ¡TOC, TOC!: El horror llama a tu puerta
Año: 2021
Autoría: Hana Hill
Extensión: 127 páginas
Edición: tapa blanda
Precio: 10,39€
Compra: https://www.amazon.es/TocTocElHorrorLlamaATuPuerta
Publicación original: https:www.cementeriodenoticias.es.tl/TocToc


Sinopsis

¡Hola querid@ amigo!... soy tu amiga Jana Hill... no importa que ya no te acuerdes de mí porque lo importante es que yo no me he olvidado de ti... sigo viva gracias a ati porque me alimento de tus miedos y sé qué te aterroriza... si quieres puedes abrirme la puerta porque al menos podré mostrarte lo que hay detrás... nunca se sabe si alguna vez podrías necesitar esta información ¿no crees?... estas páginas te traen historias de algunos que cruzaron la puerta del horror... ¿te atreves a saber qué les pasó a ellos?... si es así adelante... te estoy esperando...


Valoración

Los segmentos seleccionados para la ocasión son “El cuadro en el museo” (1) con una amenaza que se nutre de la duda como sustento para manifestarse transmutación mediante en la inspiración artística de un vigilante de seguridad, “La dama del bosque” (2) con un retiro espiritual para encontrar la tranquilidad óptima en aras de cumplir con ciertas exigencias literarias cobra otros tintes a raíz de una inesperada visita con exquisita prosa, “El umbral a la oscuridad” (3) con una desaparición provocada por una invocación demoníaca que acecha a su incauta presa, “La tumba” (4) con una universidad cuyo cementerio alberga a alguien con un deseo de descendencia tal que hasta contempla valerse de fértiles rituales para saciar su íntima obsesión...

...“¡Y por fin pesqué!” (5) con un marginado que planea ir a su lago favorito junto a su mejor amigo, “Una leyenda de Chicago: Resurrection Mary” (6) con una discusión que desemboca en tragedia con un sinfín de testimonios (como el recogido en el artículo periodístico que se adjunta) sobre el nombre en cuestión, “Una leyenda del día de los inocentes” (7) con una promoción estudiantil en la que una broma se torna en contra de los infractores, “El hombre de la cara quemada” (8) con un correo electrónico que advierte sobre cierto captor, “El espantapájaros” (9) con una súplica de ayuda para dejar de formar parte de una sádica colección, “Verónica” (10) con una práctica espiritual que muchos habrán escuchado con ligeras modificaciones...

...“La operadora” (11) con una llamada tan amenazante como irresoluble que implora a la coincidencia para tener lugar, “La limpiadora” (12) con un trabajo de sencilla adquisición pero demoledora exigencia perceptiva, “El cargador del teléfono” (13) con un céntrico piso de estudiantes en el que uno de los más clásicos paraderos sirve de letal escondite, “El canal mil” (14) con una emisión televisiva hallada por aburrimiento que esconde un supuesto salto evolutivo para la humanidad, “La contraseña” (15) con un tácito pacto entre compañeros pese a las adversas climatologías, “El juego del armario” (16) con una grabación doméstica cual portal a otra dimensión, “¡Deisy te encontré!” (17) con un accidente doméstico reconvertido en viral reto a ciegas...

...“¡Adiós!” (18) con un tétrico juguete que promete una vida alejada de la tristeza que hasta ahora impera, “La nana de noche” (19) con una visita nocturna prolongada en el tiempo, “Tablet móvil y pc” (20) con una feroz crítica a quienes se mimetizan con la tecnología hasta el punto de depender de ella, “El examen de física” (21) con una intempestiva intrusión al aula para recuperar los apuntes olvidados, “La casa de la hermandad” (22) con una prueba de acceso que requiere de suprema valentía para superarse, “La chica del selfie” (23) con una desdichada fotografía cuya metodología de captación implica determinada emulación, “El hombre del sombrero negro” (24) con una parálisis del sueño para investigar un insidioso visitante de dormitorio...

...“El disfraz” (25) con una fecha de celebración que esconde una terrible realidad familiar, “La chica de azul” (26) con una leyenda según la cual los accidentes de tráfico deparan un cruento destino para quienes los padecen, “La motorista fantasma” (27) con una chica que viaja a su antojo sin un propósito claro, “La otra chica” (28) con una conferencia en la que los intervinientes no son precisamente cuantos aparentan, “La apuesta” (29) con una residencia militar que en pleno verano sirve de picadero como símbolo de sinceridad, “Lucy83” (30) con una fiesta de graduación en la que todos ansían destacar entre los demás, “Pánico en el turno de noche” (31) con un vigilante dispuesto a hacer la ronda de rigor asediado por una paranoia transcrita vía chat...

...“Sweet dieciocho” (32) con una noche retransmitida mediante la conversación entre dos amigos en un edificio comunitario vacío por la época en la que ocurren los fatídicos hechos en mitad de un homenaje, “Móvil encontrado en un instituto” (33) con un anuario que revela un escabroso secreto anunciando la venganza que se avecina y “La cuarta planta” (34) con una alianza de juramento vinculada de forma indirecta con un denunciable comportamiento abusivo que por desgracia se da con demasiada frecuencia en los centros educativos; así, con una concienciadora frase lapidaria de Rodolfo Waldo (“todas las cosas existen en lo invisible antes de que se manifiesten o realicen en lo visible...”), se suceden los episodios cual aclamada serie de televisión.

Con una maestría sólo al alcance de quien ama el género principal (ni mucho menos el único) en el que se circunscribe el trabajo, el respetable no encontrará el momento adecuado para realizar una pausa debido al dinamismo e intensidad que escrupulosamente se sigue; si bien es cierto que se aprecian numerosos errores ortográficos e incongruencias gramaticales (así como una ausencia total de ilustraciones amén de la que consta en la portada), no lo es menos que se trata de las consecuencias inevitables de una autopublicación arriesgada e interesante como la que ocupa, alejada por completo de tipicismos y normativas políticamente correctas para profundizar en terrenos menos triviales, destacando por ello en el mercado literario.



Daniel Espinosa

 
  Menú de navegación
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Proyectos de Cementerio de Noticias

COMPAÑÍAS ASOCIADAS Y COLABORADORAS

Cat3heory

Escape City Box

Escape Portátil

GDM Games

Mind Escape Games

Sinapsis

SITGES

Verkami

Zacatrus!

PRODUCCIONES AUDIOVISUALES Y FÍLMICAS

Desolatium

Herederas

Shkid

Síndrome de Diego

Verano rojo

  Forma parte de Cementerio de Noticias

Cementerio de Noticias

Cementerio de Noticias


Este sitio web fue creado de forma gratuita con PaginaWebGratis.es. ¿Quieres también tu sitio web propio?
Registrarse gratis