Día 8 (Sitges Film Festival 2019) 23-06-2024 21:24 (UTC)
   
 

Feedback
(Pedro Alonso, 2019)






Ficha técnica

Título original: Feedback
Año: 2019
Nacionalidad: España
Duración: 88 min.
Género: Drama, Suspense
Director: Pedro Alonso
Guión: Alberto Marini y Pedro Alonso
Reparto: Eddie Marsan, Paul Anderson, Ivana Baquero, Richard Brake, Alexis Rodney, Oliver Coopersmith, Nacho Aldeguer y Anthony Head


Sinopsis

El periodista estrella de un exitoso programa radiofónico londinense se ve asaltado por unos macabros encapuchados que irrumpen en el estudio tomando el control a punta de pistola para sacar a la luz un escándalo que podría suponer el final de su envidiable trayectoria...


Valoración

Lo mejor: la ineludible invitación (o más bien obligación) a consultar el término brexit (no tanto por aludirse expresamente sino por pivotar gran parte de la trama sobre él), siendo (por qué no explicar muy superficialmente en qué consiste tan histórico hecho) la abreviatura de las palabras inglesas “britain” y “exit” acuñada para referirse a la salida del Reino Unido de la Unión Europea para poner fin a una relación de más de cuatro décadas; la retahíla de ocurrencias que ofrece el filme es sensacional, tales como la nomenclatura de la emisora (DBO en referencia a la famosa cadena televisiva de pago HBO), el título del programa (“La cruda realidad” como sintetizadora declaración de intenciones), la improvisada lectura de correos electrónicos (un órdago a feroces críticas dirigidas a aquellos que idolatran a falsos eruditos) y alguna que otra frase para la posteridad (“cuando no tenemos nada que perder nos volvemos monstruos” tal vez sea la más destacable); la elegancia que derrocha cada fotograma convierte a tan incómoda e intensa experiencia en un deleite para la vista, algo tanto o más meritorio que conseguir que el espectador dude de a qué personaje creer (parecer que oscila) con el diálogo como principal herramienta.

Lo peor: el discurso sobre el concepto de “postverdad” (aludiendo a una supuesta injerencia rusa en las elecciones para sembrar la polémica financiando a radicales) se extiende durante demasiado tiempo, llegando a resultar tan poco convincente (y menos eficiente) como el argumento, muy motivador pero nada transgresor; la decisión de mostrar demasiados detalles explícitos como para no dar lugar a la imaginación sino a la certeza se antoja tan irracional como la permisión dialéctica entre tanta coacción, en especial la concedida entre parientes cuando la tensión parece instaurarse para, desastrosamente, reconducir la situación hacia el drama menos ortodoxo (en este aspecto cabe señalar que el nivel interpretativo de cada actor roza la matrícula de honor al firmar un excelente trabajo coral); el efecto visual creado por ordenador (huelga especificar más porque solo se observa uno durante toda la película) es tan bochornoso como el casual hallazgo de cierto aparato de comunicación que da lugar a una totalmente desproporcionada violencia de los asaltantes, y es que una vez lograda la traumática confesión buscada de una fatídica noche de desmadre no tiene sentido actuar más furiosamente que se reprocha.



Daniel Espinosa




The banana splits movie
(Danishka Esterhazy, 2019)






Ficha técnica

Título original: The banana splits movie
Año: 2019
Nacionalidad: EEUU
Duración: 86 min.
Género: Suspense, Terror
Director: Danishka Esterhazy
Guión: Jed Elinoff y Scott Thomas
Reparto: Dani Kind, Finlay Wojtak, Romeo Carere, Steve Lund, Maria Nash, Naledi Majola, Sara Canning, Celina Martin y Kiroshan Naidoo


Sinopsis

Una familia asiste a la grabación de un famoso show para celebrar un cumpleaños, pero las cosas pronto empiezan a complicarse de veras...


Valoración

Lo mejor: el sentido (y macabro) tributo que se rinde al programa televiso homónimo (un servidor debe reconocer que desconocía por completo su existencia pero documentándose mínimamente lo cierto es que uno se percata de que gozó de notable éxito durante las dos temporadas que se emitió en la NBC allá por el mil novecientos setenta) es plausible, urdiéndose un guión plagado de tópicos que, sin embargo, cumple con creces su cometido de entretener sin pretensiones en un singular escenario (un estudio de grabación) justificándose válidamente la mayoría de acontecimientos (valga añadir que muchos precipitados para llevar al extremo el lema “the show must go on”); la calidad global de la propuesta es mediocre, lo cual sería un despropósito sino fuera porque ello se debe a una intencionalidad por simular una pieza de serie b que, si bien es cierto que roza el patetismo en más de una ocasión (ocurrencias como la que deja entrever una secuela provoca que englobar la producción en el género del terror sea poco menos que un insulto para los amantes del mismo), logra divertir en gran medida merced a atrocidades de todo tipo (las secuencias de tortura lucen decentes efectos de maquillaje); la feroz crítica a la sociedad actual (concretamente a aquellos que viven por y para ser populares en las redes sociales) y al consumismo en general (la renovación de objetos sin necesidad alguna es abrumadora e incesante) convierten a este curioso e inquietante metraje (resulta especialmente bizarra la batalla final) en sugerente y, por ende, recomendable atendiendo a las (muy) humildes virtudes que atesora.

Lo peor: el plagio de los antagonistas respecto a la longeva saga de culto para videoconsolas Five nights at Freddy’s es tan burdo que, quien haya jugado alguno de los títulos (todos y cada uno de ellos son verdaderamente terroríficos) meditará, no sin razón, acudir ante las autoridades para denunciar el desprestigio que la presente obra supone en relación a dicha franquicia (el hecho de que fuera creada, diseñada, desarrollada y publicada por Scott Cawtho en solitario supone un incentivo más para defenderla a ultranza en detrimento del largometraje que ocupa); la cantidad de muertes (o mejor expresado, asesinatos) no es suficiente para saciar al público ávido de ellas, apenas alcanzando la decena entre explícitas e insinuadas, estando por ello el recorrido de la cinta muy limitado (a exhibiciones en festivales especializados como el Sitges Film Festival y similares), entendiéndose así el motivo por el cual se lanzó directamente al mercado doméstico tras su paso por la Comic Con, solo difundiéndose públicamente por el canal Syfy en cierta campaña; el carisma de los personajes es nulo (a excepción de unos infantes que asumen sus respectivos cometidos con mediana naturalidad los adultos adoptan decisiones tan pésimas como no evitar una persecución por no subir un escalón), deseándose contemplar cómo sufren la ira de unos autómatas (se presentan así aunque se aprecia con claridad e inmediatez que son personas disfrazadas) sedientos de una venganza fruto de una errónea actualización del sistema que los controla, siendo una minimalista pero asumible razón para fundamentar su cruel actitud.



Daniel Espinosa




The vigil
(Keith Thomas, 2019)






Ficha técnica

Título original: The vigil
Año: 2019
Nacionalidad: EEUU
Duración: 84 min.
Género: Suspense, Terror
Director: Keith Thomas
Guión: Keith Thomas
Reparto: Fred Melamed, Dave Randolph, Menashe Lustig, Malky Goldman, Nati Rabinow, Moshe Lobel, Spencer Zender y Dun Laskey


Sinopsis

Un joven que acaba de perder su fe descubre que la casa donde ejerce de vigía esconde un terrorífico secreto que está a punto de descubrir...


Valoración

Lo mejor: la habilidad del director para encandilar al público en general y al desconocedor de la práctica judía (y más concretamente la figura que la lleva a cabo) sobre la que pivota la película en particular, precisando para ello apenas una literal definición y una breve introducción sin profundizar demasiado en teologías o supersticiones tradicionales (potenciándose así el contexto plasmado); el homenaje encubierto al clásico El exorcista es más que plausible, recurriéndose a una escenografía casi teatral que engloba desde la exquisita banda sonora hasta el cometido uso de la tecnología; la ambientación es digna de ocupar un lugar privilegiado en el séptimo arte (cómo diantres se ha conseguido causar auténtico pavor con tan solo situar a una persona frente a un cadáver es todo un misterio tornada genialidad cinéfila), mas si a ello añadimos un reparto tan escueto como implicado (por no mencionar el paupérrimo presupuesto invertido) no cabe la menor duda de que la producción es merecedora de cualquier halago.

Lo peor: el envidiable debut direccional del autor parece más una demostración de que con pocos recursos se puede obtener grandes resultados, lo cual se antoja todo un reproche al significar que el ritual al que teóricamente rinde tributo no es más que una excusa argumental con un presuntuoso mensaje de superación personal; el montaje no luce tan cuidado como debiera, alargándose aquellas escenas de suspense que hubieran funcionado mejor de reducirse temporalmente (sin ir más lejos la de cierta visualización de un vídeo grabado meses atrás al presente); la sospechosa insistencia de algunos medios especializados en encumbrar la obra (hasta el punto de aseverar el redactor de The Hollwood Reporter que “transforma la cultura ortodoxa para hacer una película de terror sangrienta” cuando precisamente es la ausencia de dicho fluido el que sustenta la diferencial elegancia de la misma) logra el efecto contrario, suponiendo una innecesaria astucia para el potencial consumidor que no deriva más que en vil decepción.



Daniel Espinosa

 
  Menú de navegación
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Proyectos de Cementerio de Noticias

COMPAÑÍAS ASOCIADAS Y COLABORADORAS

Algar Editorial

Cat3heory

Escape City Box

Escape Portátil

GDM Games

Mind Escape Games

Sinapsis

SITGES

Verkami

Zacatrus!

PRODUCCIONES AUDIOVISUALES Y FÍLMICAS

Desolatium

Herederas

Shkid

Síndrome de Diego

Verano rojo

  Forma parte de Cementerio de Noticias

Cementerio de Noticias


Este sitio web fue creado de forma gratuita con PaginaWebGratis.es. ¿Quieres también tu sitio web propio?
Registrarse gratis