Día 2 (Sitges Film Festival 2018) 22-04-2021 11:59 (UTC)
   
 

Aterrados
(Demián Rugna, 2017)






Ficha técnica

Título original: Aterrados
Año: 2017
Nacionalidad: Argentina
Duración: 85 min.
Género: Suspense, Terror
Director: Demián Rugna
Guión: Demián Rugna
Reparto: Maxi Ghione, Norberto Amadeo, Elvira Onetto, George Lewis, Julieta Vallena, Demian Salomón, Agustín Rittano y Natalia Señoriales


Sinopsis

Gente que desaparece sin dejar rastro, muertos que vuelven de sus tumbas, voces que se escuchan en drenajes de agua, entes invisibles que asesinan a personas, movimientos magnéticos sin explicación...


Valoración

Lo mejor: la recuperación, sin fisuras visuales (sí argumentales como bien se detallará más adelante), de la atmósfera propia del cine de los ochenta (aquella gloriosa época en la que prácticamente toda pieza que vio la luz es digna de mención), un nostálgico viaje al séptimo arte como tal que encandila sin remedio por una sólida puesta en escena similar a la Crush de Paul Haggis (varias personas sin relación alguna entre sí confluyen no casualmente sino causalmente por un determinado designio del destino) en un plano más metafísico y tenebroso; la clásica atracción del pasaje del terror (en vísperas de que se abran las puertas de los esperados parques temáticos Horrorland en Cercs y Scream nights park en Cambrils es un excelente ejercicio de preparación) se convierte aquí en película de la mano de un director que, en este su cuarto largometraje, con convicción y obstinación, firma un producto atrevido, divertido, emocionante, espeluznante e inquietante como pocos, ofreciendo un buen número de imágenes que restarán grabadas en el subconsciente durante mucho tiempo en una coexistencia de realidades paralelas identificadas con la luz y la oscuridad; la sensación de que ningún espacio es seguro (ni exterior ni interior, pues baños, cocinas, comedores y habitaciones infunden consternación pero también calles y jardines), un logro sin duda plausible que comienza con sonidos que se filtran y concluye con investigaciones que se descontrolan aprovechando todo objeto imaginable, desde camas hasta fregaderos pasando por un sinfín más.

Lo peor: la nitidez sonora brilla por su ausencia (en especial cuando se combinan voces y efectos) y, pese a ser una producción de presupuesto muy ajustado, dicho apartado debería haberse cuidado más con el objetivo de garantizar un visionado con una mínima calidad, cosa que se atiende tan poco (en multitud de ocasiones uno debe adivinar lo que los personajes pronuncian) como el devenir de la trama, paulatinamente decreciente en originalidad e interés (empieza triunfal y termina nefastamente, dejando más helado que los cuerpos misteriosamente retornados del más allá); la escasez de rigor en el guión (la absoluta falta de resolución de las historias es inentendible e inexcusable, por no mencionar que la introducción de cierta eminencia en fenómenos paranormales hace que la cinta derive en una peyorativa imitación de Insidious) invita a pensar que una aproximación tan descarada al género (con mayúsculas) como la que se propone debe seguir unas pautas menos extravagantes y precisas, pues la teoría de los planos dimensionales exige ser demasiado contemplativo e irracional, sobrevalorándose todo ello en territorio argentino con abundantes e inmoderadas campañas; el personaje de procedencia inglesa (extender lo siguiente al reparto en general se antoja ilícito al no observarse actuaciones ni mucho menos pésimas) provoca tanta urticaria como las molestias vecinales a las cinco de la madrugada que se relatan (propios y extraños las equipararán a su experiencia habitual) y los sobresaltos, la mayoría forzados sin ninguna coartada.



Daniel Espinosa



Slice
(Austin Vesely, 2018)






Ficha técnica

Título original: Slice
Año: 2018
Nacionalidad: EEUU
Duración: 80 min.
Género: Comedia, Suspense
Director: Austin Vesely
Guión: Austin Vesely
Reparto: Chance Rapper, Zazie Beetz, Rae Gray, Paul Scheer, Joe Keery, Will Brill, Katherine Cunningham, Bishop Stevens y Lakin Valdez


Sinopsis

Un repartidor de pizza es asesinado y las autoridades comienzan a buscar al responsable, figurando en la lista de candidatos un fantasma, un traficante de drogas e incluso un hombre lobo caído en desgracia...

Valoración

Lo mejor: el inicio (entendiendo como tal el minuto que sigue a los dos primeros), cuyos animados créditos (acompañados de una exquisita melodía) son una delicia ochentera en toda regla, sirviendo los adjetivos empleados en este alegato como tributo al personaje asesinado al principio, un repartidor de pizza del que sorprende no solo su aspecto sino también su inusual forma de repartir la mercancía que porta (en coche en lugar de en motocicleta); la escena de la concentración de vehículos de comida rápida, a cada cual más singular y evocador en el tiempo a pesar de no exprimirse lo más mínimo (de hecho si uno se descuida puede que ni se percate), uno de tantos errores propios de un debutante cuya ambición le supera en todos los aspectos; el devenir de la historia, pese a albergar impases realmente deplorables (esa persecución supuestamente adrenalítica a una velocidad particularmente baja desquicia a cualquiera), ofrece alguna que otra idea interesante, como la estrategia de división ciudadana en dos vecindarios (muertos y vivos) por parte de un alcalde que encarna al típico político corrupto para el que la lealtad tiene precio y la codicia le lleva por un capitalista sendero cuyo destino no es otro que el de una condena perpetua mayor que la relacionada con el lugar en el que se desarrolla la acción (profanado en el pasado y maldito en el presente), abanderando imprecisas moralidades e insostenibles conspiraciones.

Lo peor: la exageración interpretativa, firmando el equipo actoral (sin excepción) una labor probablemente impuesta e indudablemente desesperante en la que el dudoso sentido del humor que profieren (el cuadro de la mujer con tres senos y la hipótesis de los gatos parlantes son dos claros ejemplos de índole muy distinta) acentúa más si cabe su lamentable cometido; el maquillaje de los seres mitológicos (algunos tan emblemáticos como brujas, fantasmas y licántropos) es pésimo, pudiéndose deducir que lo son por el mero hecho de que así se proclaman ellos mismos, pues sus necesidades (como comer y laburar) y comportamientos (como abrir y cerrar puertas) son idénticas a las de los simples mortales, estereotipándose hasta la saciedad; el desenlace es de lo más indigno imaginable (“¿es el Señor trabajando de maneras misteriosas o el Diablo haciéndolo obviamente?”), resolviéndose en algo más de cien segundos el anunciado gran momento de la película con caóticas revelaciones (la del portal al inframundo es la más bochornosa) e infames efectos especiales (el nivel de los mismos durante el metraje no alarma en exceso porque apenas se recurre a ellos) a los que sigue, para concluir la crónica positivamente, un falso anuncio publicitario mucho más agradable que el resto de ocurrencias.



Daniel Espinosa



Wolfcop
(Lowell Dean, 2014)






Ficha técnica

Título original: Wolfcop
Año: 2014
Nacionalidad: Canadá
Duración: 75 min.
Género: Comedia, Terror
Director: Lowell Dean
Guión: Lowell Dean
Reparto: Leo Fafard, Amy Matysio, Jonathan Cherry, Sarah Lind, Aidan Devine, Jesse Moss, Corinne Conley, James Whit y Ryland Alexander


Sinopsis

No es extraño para un policía alcohólico perder el conocimiento y despertar al día siguiente en un lugar desconocido, pero últimamente los acontecimientos han tomado un giro extraño hasta para el mismo...


Valoración

Lo mejor: la historia contiene elementos tan atractivos como originales (el flamante vehículo customizado y la libertina versión del clásico Caperucita roja son los ejemplos más inmediatos a destacar), recreándose la inolvidable estética de la serie zeta de los ochenta muy notablemente; el caótico estilo de vida del protagonista (un agente de la ley al que ni él mismo respeta) hace que la empatía aflore desde el primer segundo, mas cuando comienza a aguzársele los sentidos a raíz de la potenciación del instinto animal que ya de por sí el ser humano alberga, lejos de desaprobar las escenas fálicas y sádicas las mismas se disfrutan a más no poder aunque anatómicamente sean exageradas e inviables; el detalle en pequeñeces como la alusión al acónito (el equivalente de los ajos para los vampiros) y a Expediente X (mediante el logotipo observable en determinada taza de té) hace que el producto sea tan celebrable y aconsejable como el contundente juego para videoconsolas The wolf among us (conviene advertir que debido al obsceno vocabulario y la explícita violencia de su contenido está dirigido única y exclusivamente a mayores de edad), relacionado con la obra al parecer (si no realmente) ésta el origen inspirador del mismo.

Lo peor: la calidad de los efectos visuales (la mayoría de ellos artesanales, lo cual siempre es de agradecer) es muy dispar, desde excelsa (como el símbolo satánico, el ataque degollador y la caracterización licántropa...) hasta pésima (como el crecimiento capilar, el eclipse solar y la transformación monstruosa...); el trasfondo místico se manifiesta (y aprovecha) nefastamente, con sangrientos sacrificios y diabólicas adoraciones de devotos (bajo la nada amenazante catalogación de “cambiapieles”) que, a través de metodologías propias del ocultismo, aguardan en la oscuridad para actuar sigilosa e indirectamente mostrándose al espectador con escasa explicitud; la publicidad sumergida de la famosa marca de bebida alcohólica “Jack Daniel’s” (se cita expresamente aquí a riesgo de fomentar más aún su divulgación), introducida de manera dudosamente gratuita y seguramente interesada para, más allá de justificar cierta adicción, incitar a su adquisición y consumo, algo insostenible e improcedente.



Daniel Espinosa

 
  Menú de navegación
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Proyectos de Cementerio de Noticias

COMPAÑÍAS ASOCIADAS Y COLABORADORAS

Cat3heory

Escape City Box

Escape Portátil

GDM Games

Mind Escape Games

Sinapsis

SITGES

Va de jocs

Verkami



PRODUCCIONES AUDIOVISUALES Y FÍLMICAS

Desolatium

Herederas

Shkid

Síndrome de Diego

Verano rojo

  Forma parte de Cementerio de Noticias

Cementerio de Noticias


FACEBOOK


TWITTER


Este sitio web fue creado de forma gratuita con PaginaWebGratis.es. ¿Quieres también tu sitio web propio?
Registrarse gratis