Día 5 (Sitges Film Festival 2016) 18-04-2024 02:10 (UTC)
   
 

Carnage park
(Mickey Keating, 2016)






Ficha técnica


Título original
: Carnage park
Año
: 2016
Nacionalidad
: EEUU
Duración
: 78 min.
Género
: Acción, Suspense
Director
: Mickey Keating
Guión
: Mickey Keating
Reparto
: Ashley Bell, Pat Healy, James Hebert, Michael Villar, Larry Fessenden, Graham Skip, Darby Stanchfield,
Bob Banc y Alan Ruck


Sinopsis


Dos atracadores toman como rehén a una joven que logra escapar...



Valoración


Lo mejor
: la banda sonora, a la postre el único apartado que apenas muestra fisuras (esos inentendibles sonidos vocales que distorsionan auditivamente impiden su armonía) y consigue transportar a la década de los setenta en la que se engloba la supuesta inspiración; la incitación de cierto funcionario a una recientemente arruinada huérfana para que se dedique a negocios turbios, concretamente los que chicas de mente abierta y piernas todavía más llevan a cabo en burdeles, para subsanar sus necesidades económicas, una de tantas cómicas ideas (otra de especial mención es la que profiere uno de los bandidos a la mujer que ha secuestrado en un asalto perpetrado contra un banco agrícola apuntándola con una pistola haciendo alusión a su particular Biblia de unitario verso “no huyas de mí”) que, de absurdas que resultan, dibujarán tímidas sonrisas en el público; el clásico juego del gato y el ratón de cuarenta minutos (es decir, la mitad de la duración total) en medio de unos paisajes tan desoladores como las sensaciones que originan los resultados de la película como divertimento de persecutoria tortura por parte de un despiadado e infalible psicópata que, armado con un rifle y refugiado bajo una máscara de gas, dedica su existencia a coleccionar las orejas de todo aquel que ose profanar su propiedad privada, delimitada cual recinto de caza (clásica
práctica donde las haya) mediante medidas disuasorias.

Lo peor
: la misteriosa causa por la que Mickey Keating ha logrado reunir a un reparto con rostros verdaderamente cumplidores y en dos casos concretos (los principales de hecho) populares, antojándose un motivo puramente económico (todo el presupuesto se habrá destinado a ello, pues en nada más se observa desembolso alguno) o como favor personal, ya que el atractivo de la obra es nulo antes y después de conocer su premisa; la narración de los hechos, presuntamente circunscritos en uno de los casos más extraños del territorio inglés acontecido en el año mil novecientos setenta y ocho según se anuncia al inicio del filme, época en la que el famoso sueño americano no era tal y la venganza regía la mente de no pocos enfermos mentales valiéndose de las curiosas permisiones legales entonces existentes, siendo cada segundo peor que el anterior (por imposible que parezca desde el primero) al sucederse grandes impedimentos argumentales, como el sinfín de breves escenas reminiscentes, que no hacen sino convertir en bochornoso e insufrible, amén de sin sentido, el visionado, concluyendo de la peor forma posible, prolongada y oscura; el supremo descontrol global, que encuentra su mayor sustento en la presentación de un francotirador que no imita sino que directamente plagia el comportamiento del desagradable villano de la potente Wolf creek, dando lugar en su conjunto a la peor proyección del Sitges Film Festival 2016 (incluso puede que de todas las ediciones, nada menos que cuarenta y nueve hasta la citada) y a una incredulidad constante en el espectador, que no saldrá de su asombro al ver que Ashley Bell (la flamante protagonista de las dos entregas de la inquietante El último exorcismo) y Pat Healy (el adorable padre de familia de la salvaje Juegos sucios), cazador y presa respectivamente, añaden tan ínfimo título a su trayectoria a pesar de ser sendas garantías de éxito actoral.



Daniel Espinosa




The eyes of my mother

(Nicolas Pesce, 2016)






Ficha técnica


Título original
: The eyes of my mother
Año
: 2016
Nacionalidad
: EEUU
Duración
: 73 min.
Género
: Drama, Suspense
Director
: Nicolas Pesce
Guión
: Nicolas Pesce
Reparto
: Kika Magalhaes, Will Brillangton, Flora Díaz y Diane Agostini


Sinopsis


Una mujer joven y solitaria es consumida por sus deseos más profundos después de que la tragedia golpee su tranquila existencia...



Valoración


Lo mejor
: la inmersión, a partir de planos increíblemente sugerentes y prácticamente subjetivos (no desde la perspectiva del emisor si no del destinatario de las acciones), está realmente lograda, no pudiéndose afirmar que el director transgrede pero sí que se distancia de la mayoría de realizadores al valerse de las características del cine mudo para acentuar la relevancia de los silencios, los cuales dicen tanto o más que las palabras proferidas por los personajes (de hecho, además, un alto porcentaje de ellas provienen de la televisión que sirve como fondo sonoro para hacer llegar potentes mensajes); el trato que se le brinda a un reincidente en el arte de destrozar las vidas ajenas, cuyo oscuro corazón deseará no haber latido nunca cuando comience a recibir su cruel merecido (especialmente sublime resulta la práctica del costureo que se propone); la división en capítulos (madre, padre y familia) clarifica y facilita la digestión de una trama tan contundente como abstracta que, desarrollada con acritud e impasividad, redefine en cierto modo la clásica visión maternal (precisamente el rol que menos se trata, haciéndose más bien evolutiva y reivindicativamente para reconsiderar su aceptada sumisión en no pocas culturas) encarnada en una niña cuya progenitora, una cirujana portuguesa especializada en el ámbito ocular, padece un fatal revés que termina por convertirla en una huérfana de aprobaciones, decidiendo finalmente suplir sus carencias rechazando la soledad a toda costa para refugiarse en cualquier tipo de compañía, aun percatándose de la irracionalidad.

Lo peor
: la matización intrínseca de la cinta depende en gran medida de la imaginación a la hora de figurarse los colores de las escenas (cabe señalar que la producción se presenta íntegramente en blanco y negro), algo que la dota de mucha singularidad (tal es así que incluso ha servido para que se la nomine a la mejor fotografía en los prestigiosos premios Independent Spirit) pero puede no agradar a las nuevas generaciones, acostumbradas a obras menos exigentes; el ansia de internacionalidad no llega a comprenderse en ningún momento, desde el idioma (con un español muy deficiente) hasta la procedencia de los actores (con incursiones totalmente forzadas); el por qué de visionarse una secuencia lésbica en una historia como la que ocupa, si no es por morbo del responsable, escapa a toda lógica.



Daniel Espinosa




The mermaid

(Stephen Chow, 2016)






Ficha técnica


Título original:
Mei ren yu
Año:
2016
Nacionalidad:
China
Duración:
89 min.
Género:
Comedia, Ciencia ficción
Director:
Stephen Chow
Guión:
Andrew Fung, Chan Hing-Kar, Ho Miu-Kei, Ivy Kong, Kelvin Lee, Lu Zhengyu, Stephen Chow y Tsang Kan-Cheung
Reparto:
Jelly Lin, Kitty Zang, Kris Wu, Deng Chao, Show Lo, Wen Zhang, Lam Chung, Law Ying, Adam Cheng, Tsui Hark y Pierre Bourdaudman


Sinopsis


Una sirena intenta frustrar los planes de un todopoderoso empresario de destruir la reserva natural en la que viven para construir una inmobiliaria.



Valoración


Lo mejor
: el submundo de la especie vengadora que planea recuperar el territorio que le ha sido arrebatado incumpliendo el pacto, tácito aunque no formal, de coexistencia evolutiva entre pobladores de tierra y mar, originando el conflicto un descenso de la nobleza a la plebe por parte de un excéntrico multimillonario que se autoproclama superficial y al que promueve la codicia cuando un proyecto ecológico en el Golfo Verde llega a sus manos, un área de conservación plagada de delfines que le permitirá controlar la biotecnología más avanzada para consolidarse como el mayor magnate de la historia y, sin pretenderlo, redescubrir los placeres más mundanos e infravalorados desde que era pequeño a raíz de la nada casual visita de una hermosa e inocente sirena; el infartado de los primeros cinco minutos que no cesa en su carcajada al comprobar que un timador exhibe lagartijas como dinosaurios y perros como panteras por diez dólares la visita, uno de tantos personajes que, pese a su escasa participación, dibujan una sincera, contagiosa e incontrolable sonrisa en el público, y es que la nueva apuesta de Sony es una locura de tal calibre que merece todo elogio habido y por haber con cierta coherencia argumental (hasta los minutos musicales maravillan por la clarividencia e innovación de su contenido), aunque las dieciséis manos (si a ninguno de los ocho guionistas le falta alguna extremidad superior) se antoja una barbaridad tan exagerada como la película misma; el intento de asesinato, frustrado por voluntad divina, de cierto empresario resulta de lo más desternillante que se recuerda desde hace mucho tiempo, quedando patente la firma de Stephen Chow que maravilló con la no menos singular Kung-fu sion, siendo excelsa la elegancia visual con todo tipo de lujos (incluido un Ferrari rojo pasión y un Lamborghini negro carbón) en esta exótica escenificación de la teorizada descendencia anfibia en la que, como bien es sabido, el amor nada puede comprarlo al ser el mayor valor disfrutable, no siendo tanto una comedia fantástica como un drama moralista que invita a reflexionar seriamente sobre el preciado cuidado del insuficientemente defendido medio ambiente.


Lo peor
: el linaje acuático deja mucho que desear en cuanto a credibilidad física se refiere pero, aunque los efectos especiales no lucen tan solventes como debieran en este aspecto, tampoco se puede exigir más para la ocasión, destinándose de hecho a otros apartados que, por el contrario, sí satisfacen plenamente; el guión hace, por rendir tributo al elemento más significativo del metraje, aguas, sucediéndose absurdeces de todo tipo con escasa justificación previa y correspondencia posterior pese a la simpatía de muchas, sin ir más lejos la expresividad de determinado mutante cuando elabora una preparación culinaria y los esbozos de dos policiales a la hora de perfilar un seguimiento oficial; la mujer, en concreto una bella joven que apenas alcanza la adolescencia, como la seductora e inestimable pieza clave de una conspirativa estratagema, utilizada para confundir y manipular a quienes otros quieren cual objeto, típico y machista procedimiento conductual que debiera extinguirse de una vez por todas, y más si se acompaña de críticas nada constructivas por parte de sus semejantes para ensalzar sus defectos y de pretensiones de gente poderosa para comprar su dichosa compañía.



Daniel Espinosa

 
  Menú de navegación
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Proyectos de Cementerio de Noticias

COMPAÑÍAS ASOCIADAS Y COLABORADORAS

Algar Editorial

Cat3heory

Escape City Box

Escape Portátil

GDM Games

Mind Escape Games

Sinapsis

SITGES

Verkami

Zacatrus!

PRODUCCIONES AUDIOVISUALES Y FÍLMICAS

Desolatium

Herederas

Shkid

Síndrome de Diego

Verano rojo

  Forma parte de Cementerio de Noticias

Cementerio de Noticias


Este sitio web fue creado de forma gratuita con PaginaWebGratis.es. ¿Quieres también tu sitio web propio?
Registrarse gratis