Día 4 (Sitges Film Festival 2017) 19-07-2024 21:06 (UTC)
   
 

Killing ground
(Damien Power, 2016)






Ficha técnica

Título original: Killing ground
Año: 2016
Nacionalidad: Australia
Duración: 86 min.
Género: Suspense, Terror
Director: Damien Power
Guión: Damien Power
Reparto: Aaron Pedersen, Stephen Hunter, Harriet Dyer, Ian Meadows, Tiarnie Coupland, Michael Knott, Mitzi Ruhlmannan y Aaron Glenane


Sinopsis

Una pareja vive una pesadilla cuando se tropieza con unos crímenes...


Valoración

Lo mejor: la abrumadora belleza del verdoso y virginal medio ambiente en el que se adentran los protagonistas, captada en multitud de planos con reverencia, combina a la perfección con la exquisita violencia (para nada soez sino sutil al valerse de supresiones como la de la violación o simbolismos como el del cerdo salvaje) que el director propone en este su más que decente debut cinematográfico tras las cámaras y el papel (firma como único director y guionista); el improvisado examen doctoral de conexiones óseas al que es sometido cierto profesional del sector puede antojarse impertinente pero, al fin y al cabo, se trata de un aporte intelectual (lo cual siempre es de agradecer en cualquier caso); el turismo (desde su vertiente escenográfica) luce espléndido a pesar, no obstante, del escaso e inconsistente contenido en relación al mismo, impropio de un largometraje cuyo estreno en territorio patrio se produce en un certamen de tanta trascendencia mundial como el Sitges Film Festival 2017 (si bien hacen lo propio muchos otros de peor calidad).

Lo peor: la especie de revisión de la sensacional Eden lake (salvando las quilométricas distancias entre una y otra), poco ortodoxa y menos curiosa, en la que se traduce la obra, osada pretensión que desemboca en desoladora mediocridad si se comparan (por muy superficialmente que se proceda a ello) ambas; la leyenda de la masacre colona se menciona sin ahondar nada en ella, pudiendo haber resultado un potente y perturbador elemento argumental muy compaginable con la estructuración de una trama que, por este y otros motivos, no alcanza en ningún momento la algidez esperada; la historia principal se presume de compleja lectura (no sucede lo mismo con la paralela, algo más cuidada e inmediata) pero para nada es así, poniéndose de manifiesto tempranamente para los más avispados (el móvil amarillo y el vehículo negro son dos claves que convierten la posible inquietud en una sencilla resolución) la intríngulis de este inusual rape&revenge con algún que otro gran error, entre ellos dotar de naturalidad la decisión de acampar en solitario junto a desconocidos (temeridad todavía mayor cuando se descubre que su tienda está vacía y amotinada) y emprender una expedición con un extraño armado (peor aún si éste se define como un cazador y es, fácilmente observable, alguien depravado y sin escrúpulos como su inseparable mentor de fechorías), no cabiendo confundir cobardía con prudencia, términos muy diferentes.



Daniel Espinosa




Leatherface

(Alexandre Bustillo y Julien Maury, 2017)






Ficha técnica


Título original
: Leatherface

Año: 2017

Nacionalidad: EEUU

Duración: 85 min.

Género: Suspense, Terror

Director: Alexandre Bustillo y Julien Maury

Guión: Seth Sherwood

Reparto: Angela Bettis, Sam Strike, James Bloor, Lili Taylor, Nicole Andrews, Stephen Dorff, Julian Kostov, Finn Jones y Simona Williams



Sinopsis


Un joven escapa de un hospital psiquiátrico junto a otros tres reclusos y secuestra a una enfermera a la que llevará a un viaje por carretera...



Valoración


Lo mejor
: la primera aproximación a la acentuada disfuncionalidad de una familia (“basura campesina” para algunos) que alienta al miembro más pequeño, en plena celebración de su cumpleaños, a participar en sus ancestrales (que la archiconocida granja Sawyer se fundara ciento diez años atrás del presente en el que se sitúa la trama invita a pensar que así es) y atroces (la apoteósica e indiscutible crueldad de ejecución no se puede tildar de otra manera) rituales sin miramientos ni concesiones de ningún tipo; la recuperación de multitud de elementos clásicos (graneros, cerdos, cepos, camionetas, máscaras y, sobre todo, motosierras) para reinventar o recrear situaciones ya conocidas (quién no recuerde la mítica persecución final a través de un frondoso bosque es que no ha visionado la original o padece serios problemas de memoria) en una canónica precuela centrada en la adolescencia del joven cuyo apodo justifica el título de una cinta que aporta una agradable brisa de algidez a una moribunda franquicia; la elección de planos, ya sea para plasmar al detalle los entornos o la locura de los personajes, funciona a las mil maravillas por parte de unos directores que ya no solamente presumirán, a partir de ahora, de las geniales Inside y Aux yeux des vivants (sentenciar que pudieran hacer lo mismo con Livid resulta algo más osado) sin llegarlas a igualar, por supuesto.


Lo peor
: la despótica coartada de la demencia que la mente puede alcanzar si así se educa al sujeto (proceso al que aquí se designa el término “crianza paternal degenerada”) para explicar la tremenda contundencia visual (a la altura de las expectativas, por cierto) no se antoja apta, mas si las prácticas se circunscriben en el ámbito de la perversidad más absoluta introduciéndose escenas que apelan a la necrofilia (atracción sexual hacia los cadáveres tanto en humanos como en animales) y al parcialismo (atractivo amatorio por una parte específica del cuerpo que despierta por lo menos tanto interés erótico como los genitales), todavía menos; la frustración que genera recurrir directamente al triángulo dramático de Karpman (atribuyendo el rol de víctima al hijo, el de salvadora a la madre y el de tirano al resto de integrantes del clan) y comprobar que, en efecto, la película se resume plena y sencillamente, sin más matices, en el mismo; la intrahistoria del reformatorio mental podría haber dado mucho más de sí más allá de plasmarse como una institución correccional de dudosa recomendación, en especial la denominada “cámara de los horrores” del doctor residente (las electrocuciones a modo de experimental tratamiento no impacta nada), cuyo motín (poco menos que carcelario) deriva en un viaje que aúna reminiscencias a Abierto hasta el amanecer (un plan de huida policial en coche con rehenes en busca de dinero y libertad...), Pulp fiction (un atraco a mano armada en un mugriento bar mediante amenazas verbales y físicas...) y Jeeperes creepers (un desenlace en el que el villano se está fabricando un nuevo rostro valiéndose de sacrificados...), entre muchas otras producciones.



Daniel Espinosa




Tragedy girls
(Tyler Macintyre, 2017)






Ficha técnica

Título original: Tragedy girls
Año: 2017
Nacionalidad: EEUU
Duración: 95 min.
Género: Comedia, Terror
Director: Tyler Macintyre
Guión: Chris Lee Hill, Justin Olson y Tyler MacIntyre
Reparto: Alexandra Shipp, Brianna Hildebrand, Josh Hutcherson, Craig Robinson, Kevin Durand, Jack Quaid, Timothy Murphy y Nicky Whelan


Sinopsis

Dos jóvenes obsesionadas con las redes sociales urden un macabro plan para así petarlo en internet convirtiéndose en las más populares...


Valoración

Lo mejor: la diferencial explicación entre asesinos en serie y en masa, una oportuna lección de cultura general imprescindible, a su vez, para cualquier amante de la temática en cuestión suscitada a partir valiéndose de una icónica figura de terror que ofrece, furtivamente, una gran (puede que hasta mayor a la esperada) y espléndida (tanto maquillaje como vestuario lucen excepcionales) dosis de sangre a causa de un buen número de muertes (la del gimnasio sea tal vez la más brutal) perpetradas por las carismáticas y encantadoras protagonistas para patentar un producto extremadamente adictivo, nada pretencioso (apenas arriesga) y muy entretenido (a la par que divertido); la alusión a la imperdible Martyrs, una fugaz referencia (en el siguiente párrafo se nombran otras tantas) que nunca está de más incluir en toda obra existente para que, aquellos que todavía no hayan disfrutado de dicha maestría francesa, se decidan a hacerlo a la mayor brevedad posible aunque solo sea por reiteración y no por convicción, ya que la experiencia será inolvidable; la personalidad de los personajes, en especial la del filósofo por el que todas las féminas suspiran, es arrebatadoramente atrayente, si bien es preciso estar dispuesto a no ceder ante el impulso de catalogar la cinta de mundana e incluso tediosa prematuramente, pues la paciencia tiene una gran recompensa en forma de fiereza (entienda como un enorme regocijo).

Lo peor: la historia (dos ambiciosas y perturbadas chicas que, ansiando llevar a cabo su primera masacre, secuestran a un temido desequilibrado para que las entrene y seguir así sus sanguinarios pasos sin apreciar la contingencia e ilegalidad que ello contrae, por no desvelar ni mucho menos nada relevante sobre el argumento) no sorprende nada, y es que aun distando mucho de lo que en un principio aparenta resulta igualmente intrascendental; el osado intento de redefinir los tópicos del género para evidenciar el lado oscuro de las redes sociales (quienes viven por y para ellas como las jóvenes retratadas, codiciando “likes” y “retweets” para ser populares, suelen compartir narcisismo y superficialidad) solo logra conformar, en resumidas cuentas, una parodia con notable encanto pero nula originalidad, no siendo más que una extraña mezcla de un sinfín de películas (la introducción de It follows, el fatalismo de Destino final, el empalamiento de Holocausto caníbal, la graduación de Una noche para morir, el desenlace de Carrie..., por no citar las alusiones directas a cintas como Crepúsculo y Death proof, entre muchas otras); la impulsividad para seleccionar a las víctimas por parte de las indudablemente atractivas y aparentemente angelicales psicópatas, tan poco fundamentada como el listado de bellos rostros que desfilan (casi literalmente) por la pantalla (con mucho talento interpretativo, eso sí) con el único propósito de difundir un muy curioso mensaje de amistad.



Daniel Espinosa

 
  Menú de navegación
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Proyectos de Cementerio de Noticias

COMPAÑÍAS ASOCIADAS Y COLABORADORAS

Algar Editorial

Cat3heory

Escape City Box

Escape Portátil

GDM Games

Mind Escape Games

Sinapsis

SITGES

Verkami

Zacatrus!

PRODUCCIONES AUDIOVISUALES Y FÍLMICAS

Desolatium

Herederas

Shkid

Síndrome de Diego

Verano rojo

  Forma parte de Cementerio de Noticias

Cementerio de Noticias


Este sitio web fue creado de forma gratuita con PaginaWebGratis.es. ¿Quieres también tu sitio web propio?
Registrarse gratis