- Arder 18-10-2018 20:59 (UTC)
   
 

                           David González, director de “Arder”



Daniel Espinosa (entrevistador de “Cementerio de noticias”)  Algunos serán desconocedores de tu persona hasta la fecha; ¿cómo te definirías para invertir la situación y que, a partir de ahora, no sea así?

David González (director de “Arder”)  Ahora mismo como un director que trabaja con aquello que tiene más a mano y que con ello ha conseguido no depender de nada ni de nadie, más allá de mis colaboradores habituales con los que antes que nada me une la amistad, en el futuro no sé, pero ahora me siento cómodo trabajando así; hace años hice cortometrajes con equipos grandes y presupuestos relativamente holgados pero ahora le encuentro más sentido a trabajar de esta manera y de paso poder hacerlo más a menudo, creo que me costaría mucho poder filmar sólo cada cinco o seis años, por ejemplo.



D.E.  Las condiciones en las que se produzcan las primeras proyecciones suelen ser determinantes para el resto del recorrido; ¿qué crees que supone que la presentación española acontezca en el marco de un evento tan importante como el Sitges Film Festival 2017?

D.G.  Algo muy importante porque se trata de una película hecha al margen de todo, que una producción tan pequeña y arriesgada haya sido elegida para presentarse en un marco de esta categoría es una gran noticia para nosotros, eso sí, también puede ser un arma de doble filo; para nosotros es un gran enigma cómo será recibida, esperamos que bien pero si no gusta lo entenderíamos, asumimos el riesgo, hay que ser consecuente con lo que hemos hecho y los riesgos asumidos.



D.E.  Tratar de resumir un desempeño que uno mismo no ha patentado resulta complicado; ¿cómo lo describirías con tus propias palabras?

D.G.  Una película muda pero que no tiene un enfoque nostálgico del cine de esa época, no va en la línea de “The artist”, no tiene referencias a películas del periodo silente, no dialoga con ninguna, al menos no de forma consciente, simplemente no tiene sonido, carece de intertítulos, música de fondo...;
la emparento más con algunos trabajos experimentales (no a nivel temático) de Stan Brakhage, Peter Hutton o Chantal Ackerman en el empleo del silencio como una elección formal.



D.E.  
Tomar como referencia otras obras cuando se firma la propia se antoja irremediable; ¿cuáles crees que fueron las más inspiradoras?

D.G.  Intenté que la película no se pareciese a otras películas, eso sí, tenía claro que quería que fuese una cinta que de alguna manera desafiase al espectador, me resulta interesante ese tipo de cine que no busca constantemente complacer y halagar a quien se sienta delante de la pantalla, para ello revisé (en algunos casos descubrí) películas como “Begotten”, “El caballo de Turín”, “Qué difícil es ser un dios”, “Fávula”, “El quinto evangelio de Gaspar Hauser”, “Vampir cuadecuc”..., no porque pudieran llegar a parecerse (que la verdad creo que no se parecen en nada), sino porque son películas encuadrables más o menos dentro del fantástico (en el caso de “El quinto evangelio...” menos) pero hechas desde un firme convencimiento de cómo están contando lo que están contando, asumiendo muchos riesgos y sabiéndose un tanto (o muy, según el caso) difíciles; son películas que en muchos momentos pueden resultar exasperantes pero que creo que al final, si uno se deja llevar, pueden ser igualmente muy disfrutables.



D.E.  La mayoría de profesionales encuentran grandes dificultades para lograr encuadrar su propuesta dentro de uno de los géneros convencionales; ¿te sucede lo mismo o puedes decantarte por alguno?

D.G.  Yo definiría la película como una cinta experimental muda englobada en el género fantástico; definitivamente quizás sí sea difícil de definir, si tuviese que quedarme únicamente con una etiqueta seguramente fuese la de experimental por delante de la de fantástico.



D.E.
  El actual panorama cultural implica que las ayudas económicas sean sumamente escasas en producciones de semejante índole; ¿hasta qué punto ha afectado tan peliagudo e irritante tema en esta?


D.G.  Esta película ha sido hecha sin dinero, o con muy poco, nadie la hubiese financiado y tampoco hubiese conseguido por su propia naturaleza ninguna ayuda pública, ni se me pasó por la cabeza solicitarla, era una película que o se hacía como se hizo o no se hacía; tampoco quiero que el hecho de que se haya hecho así mueva a la gente a verla de manera condescendiente, la película asume grandes riesgos porque el dinero invertido era mío y me sentía totalmente libre de hacer aquello que me parecía mejor, así que la película es como es porque así lo elegí, no creo que haber tenido más dinero hubiese cambiado o mejorado el resultado, simplemente hubiese sido diferente.




D.E.
  Este tipo de grabaciones suelen llevar aparejadas multitud de anécdotas; ¿hay alguna que quieras compartir en las siguientes líneas?


D.G.  Pues la verdad es que fue un rodaje muy controlado que duró una mañana, cinco noches y una tarde, en las que nunca trabajamos más de seis, siete horas seguidas; tengo una parte de productor que me hace meterme sólo en aquello que sé que puedo hacer con los medios que tengo, es una tranquilidad enorme a la hora de afrontar el trabajo pero un poco decepcionante para conseguir generar anécdotas.




D.E.
  Es complicado prever la acogida de la que gozará cualquier pieza; ¿existe la perspectiva de expandir el horizonte de promoción de la presente más allá de festivales en busca de éxitos y reconocimiento?


D.G.  De momento nos limitamos a presentarla a festivales, la verdad es que no sabemos cómo será su periplo festivalero, para nosotros es un misterio porque no sabemos cuántos certámenes estarán dispuestos a programar una película sin sonido, absolutamente nada en la pista sonora durante sesenta y dos minutos; entendemos que es complicado, así que por eso estamos tan agradecidos al Festival de Sitges, que nos sirve de inmejorable trampolín, eso sí, sabemos que vamos a estar en otro festival de género este año, pero aún es pronto...




D.E.  
Muchos esperarán impacientes tu siguiente incursión; ¿hay algún proyecto que vaya a ver la luz del que puedas adelantarnos detalles?

D.G.  A la vuelta de Sitges empezamos la preproducción de otra peli que grabaremos en breve; las condiciones serán las de mis últimos trabajos, poco dinero pero mucha libertad, nos alejamos algo del género fantástico pero de alguna manera sí que éste estará un poco presente y la idea es terminarla este año y empezar a moverla en 2018.



D.E.  Te agradezco enormemente, en nombre propio en particular y del equipo de esta humilde página en general, tu colaboración; ¿deseas añadir algo más a modo de “hasta luego” (nunca “adiós”, faltaría más)?

D.G.  Nada más, muchas gracias por ayudarnos tanto a dar a conocer la película y por difundir el cine fantástico y de género; ¡hasta la vista!

 
  Menú
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Últimas publicaciones

Dead night

Apostle

Aterrados

  Publicidad
  Forma parte de Cementerio de Notícias

Colabora


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=