Sitges Film Festival 2016 (Palmares) 22-04-2021 10:21 (UTC)
   
 

Pet
(Carles Torrens, 2016)






Ficha técnica


Título original
: Pet
Año
: 2016
Nacionalidad
: EEUU
Duración
: 91 min.
Género
: Suspense, Terror
Director
: Nicolas Pesce
Guión
: Jeremy Slater
Reparto
: Dominic Monaghan, Ksenia Solo, Jennette Curdy, Davone Donald, Nathan Parsons, Janet Song, Jeremy Slater y Sean Blakemore


Sinopsis


Dos personas aisladas que tienen mucho más en común de lo que creen descubrirán lo que el ser humano es capaz de hacer por amor...


Valoración


Lo mejor
: el protagonismo de unos actores, meticuloso él (Dominic Monaghan) y manipuladora ella (Ksenia Solo), que, como siempre debiera ser, glorifican un potente guión que, sin ir más lejos, fue premiado en la oportuna categoría en el Sitges Film Festival 2016 y es que, aun conteniendo preocupantes lagunas argumentales y unos últimos minutos casi cómicos, alberga grandes dosis de suspense y un giro argumental, allá por el ecuador, que modifica radicalmente el pensamiento generado hasta entonces; la imaginaria consejera espiritual de una fémina cuya mala praxis existencial la lleva a enfrentarse a una situación extrema y a depender de alguien que apenas conoce, un aparente acosador promovido por la paranoia que no pretende castigarla sino salvarla; la naturalidad de los acontecimientos y, sobre todo, del devenir marcado por cierta agenda (objeto útil para recoger pensamientos y vivencias pero tremendamente peligrosa en manos equivocadas, como ya se sabe y aquí se demuestra) en la que se leen frases muy profundas y reflexivas del estilo “el amor es solo una etiqueta para nuestro imperativo biológico”.

Lo peor
: el falso síndrome de Estocolmo narrado para simbolizar el poder del control basado en la imposición por parte del típico desgraciado obsesivo e inseguro del que nadie se acuerda y decide actuar al fin en detrimento de la clásica mujer fatal demente e inteligente que no precisa redención sino ejecución, llevado a cabo mediante el adiestramiento propio de una mascota previa genial declaración en la nota adjunta a unas rosas “sé mía”; el escenario en el que se consuma el rapto, no por el espacio físico sino por la pasmosa facilidad con la que se efectúa, no siendo necesaria ni si quiera una coartada para ocultarlo sino algo más de disimulo que el asumido por el actor del mismo porque, como se menciona en determinado interrogatorio policial, “la primera vez es confusión, la segunda confesión”; la automedicación como solución a un costoso descanso como prueba paralizante, amén de resultar un enfermizo hábito, apenas se muestra anecdóticamente y su cabida queda en entredicho.

Daniel Espinosa


Pet Pet






Swiss army man

(Dan Kwan y Daniel Scheinert, 2016)






Ficha técnica


Título original:
Swiss army man
Año:
2016
Nacionalidad:
EEUU
Duración:
92 min.
Género:
Ciencia ficción, Comedia
Director:
Dan Kwan y Daniel Scheinert
Guión:
Dan Kwan y Daniel Scheinert
Reparto:
Paul Dano, Daniel Radcliffe, Mary Winstead, Timothy Eulich, Richard Grossgueith, Marika Casteel, Aaron Marshall y Antonia Ribero


Sinopsis


Tras una larga temporada aislado en una isla desierta, un joven encuentra compañía en un cadáver que el agua ha traído hasta él...



Valoración


Lo mejor
: el filosófico asunto tratado, textualmente señalado en uno de los mensajes lanzados al mar que versa “no quiero morir solo”, un compartido e irracional miedo a no encontrar con quién compartir la vida y, por ende, no existir más que para uno mismo, conformándose en muchos casos con hallar consuelo en triviales esperanzas y nimios alicientes para evadirse de una realidad en la que desprenderse de aquello inútil no se antoja nada sencillo; la certeza de que se trata de la cinta más extraña que se haya proyectado en el Sitges Film Festival a lo largo de la última década, un mérito cuanto menos reseñable al haberse dado numerosos intentos de ocupar el primer lugar de un podio que bien podrían completar Rubber y Holy motors, ambas ganadoras del premio a la mejor película en las ediciones del dos mil diez y doce respectivamente, aunque aquellas no divagaban tanto, pese a su enorme rareza, y contenían un conciso y sin duda requerido mensaje, lo cual no ocurre en la presente; la recreación de cierta declaración amatoria en un autobús con la sinton
ía de Jurassic park tarareada de fondo vale su peso no en oro sino en platino, pasajera excelencia que también compartes algunas de las actividades narradas, compartiendo con el público el más amplio sentido del mal gusto mediante ventosidades, cánticos, senderismos, hidrataciones, conversaciones, excitaciones, teorías, imitaciones, vuelos, confrontaciones y, en definitiva, locuras varias de gran calibre bizarro.

Lo peor
: la sensación de incredulidad que provoca estar visionando una cinta ridículamente infantil disfrazada de la más controvertida versión de la sobrevalorada Náufrago, reafirmando dicha percepción el hecho de que la escatología sea el fin supremo, las flatulencias el elemento más recurrido y los símbolos fálicos la excusa perfecta para que el viaje cobre aparentes tintes épicos cuando no despierta más que repulsión; el alma gemela del perdido a la deriva, un cadáver encarnado por Daniel Radcliffe, quien muestra otras dotes amén de las mágicas de la saga Harry Potter y de las oscuras de Horns, que, para desgracia del propio actor, congratula enormemente sin movimiento y desilusiona cuando adopta una postura poética, por absurdo que parezca, que lo es; la originalidad no siempre es la mejor opción y he aquí un claro ejemplo, uno en el que cada escena confirma un poco más que no se trata de una reflexiva incitación sobre la memoria sensorial y la ley del remordimiento deficiente sino una penosa mezcla de ciencia ficción y comedia anodina repleta de atrocidades y cuestiones sin resolución.

Daniel Espinosa


Swiss army man Swiss army man







Train to Busan

(Yeon Sang-Ho, 2016)






Ficha técnica


Título original:
Busanhaeng
Año:
2016
Nacionalidad:
Corea del Sur
Duración:
114 min.
Género:
Acción, Suspense
Director:
Yeon Sang-Ho
Guión:
Yeon Sang-Ho
Reparto:
Yoo Gong, Ma Dong-Seok, Ahn So-Hee, Kim Soo-An, Jung Yu-Mi, Kim Eui-Sung, Choi Woo-Sik, Jung Kyung-Mi y Shim Eun-Kyung


Sinopsis


Los pasajeros de uno de los trenes que viaja de Seúl a Busan lucharán por su supervivencia cuando una plaga zombie asedie el transporte...



Valoración


Lo mejor
: la fotografía de Lee Hyung-Deok, quien ofrece estampas de las principales ciudades coreanas completamente devastadas, ardiendo de cimientos a rascacielos a causa de violentos disturbios acecidos en las mismas, extendiéndose a entornos más intimistas como zonas de cuarentena o el propio tren, primordial escenario de la cinta; el colérico ritmo de la mayoría de secuencias, en especial el de la última huida, minutos que ni la mejor de las producciones americanas lograría tan siquiera igualar, las cuales se complementan con otras de drama social y paternofilial, todas ellas en un apocalíptico marco que, a compases, recuerda a otro filme de idéntica nacionalidad, Snowpiercer, sustituyendo los estratos sociales de aquella por los compartimentos víricos de ésta, resultando la presente un entretenimiento más que notable; la heterogeneidad de quienes comparten viaje en el KTX, desde un equipo de béisbol hasta dos señoras mayores comedoras de huevos duros, pasando por una pareja que bautiza a su feto Dormilón y una pasajera que se desploma en el vagón número once, empezando precisamente por ella todo, cuanto menos a bordo del largo veh
ículo.

Lo peor
: el abolido ingenio de presentar al protagonista como un gerente financiero obsesionado con su trabajo que no ofrece a su hija atenciones sino regalos y que, presionado por reencontrarse con su ex mujer (así la tiene él mismo registrada en el teléfono), elige la peor fecha de partida posible cuando, para más inri, se está desplomando el mercado de valores, un estado de emergencia que trasciende la declarada situación oficial del país para convertirse en la suya personal, una coyuntura demasiado tradicional; la escasez de brutalidad (teniendo en consideración que al inicio se advierte que la minoría de edad para visionar la película es de apenas quince años ya puede intuirse) al tratarse de un género en el que ello es fundamental e imperioso, y es que, como ya sucediera en Guerra mundial Z, los cientos de figurantes generan una extraordinaria sensación de agobio pero los brotes de rabia no culminan en ríos de sangre, primando el mensaje de cooperación y bien global en detrimento del egoísmo individual; el por qué de algunas cuestiones poco menos que existenciales como ¿por qué unas puertas ceden y otras no si el material de fabricación es el mismo?, ¿por qué la gente prefiere refugiarse en un lugar próximo a los no muertos pudiendo elegir otro más alejado? y ¿por qué el contagio implica la pérdida del sentido del olfato y no el de la vista?, aunque la mayoría supongan ajusticiar a los personajes deplorables en beneficio de los sufridores, tienen tan poca ciencia como aprender a conducir un ferrocarril con sólo una enseñanza verbal, lo cual también sucede, siendo pormenores en comparación con la espectacularidad de tan aconsejable largometraje.

Daniel Espinosa


Train to Busan Train to Busan






 
  Menú de navegación
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Proyectos de Cementerio de Noticias

COMPAÑÍAS ASOCIADAS Y COLABORADORAS

Cat3heory

Escape City Box

Escape Portátil

GDM Games

Mind Escape Games

Sinapsis

SITGES

Va de jocs

Verkami



PRODUCCIONES AUDIOVISUALES Y FÍLMICAS

Desolatium

Herederas

Shkid

Síndrome de Diego

Verano rojo

  Forma parte de Cementerio de Noticias

Cementerio de Noticias


FACEBOOK


TWITTER


Este sitio web fue creado de forma gratuita con PaginaWebGratis.es. ¿Quieres también tu sitio web propio?
Registrarse gratis