Nancy 07-12-2019 22:09 (UTC)
   
 

Nancy
(Christina Choe, 2018)







Ficha técnica

Título original: Nancy
Año: 2018
Nacionalidad: EEUU
Duración: 81 min.
Género: Drama, Suspense
Director: Christina Choe
Guión: Christina Choe
Reparto: Andrea Riseborough, Ann Dowd, Jeanie Smith, Steve Buscemi, John Leguizamo, Sahara Meer, Virginia Kull, Samrat Chakrabarti, Linda Kutrubes, Olli Haaskivi, Tibor Feldman y René Ifrah


Sinopsis

Una joven con problemas para distinguir entre realidad y ficción está cada vez más convencida de que fue secuestrada cuando era niña...


Valoración

Lo mejor: la sensibilidad con la que Christina Choe ejerce de maestra de ceremonias dirigiendo la cinta es primorosa, solo pudiendo lograr semejante resultado una mujer (sin pretender recurrir a defensas feministas ni a ideología alguna) al recogerse en cada plano la sombra de una sospecha que, al fin y al cabo, está siempre presente de un modo u otro ya no solo en la película sino en la vida real (la desconfianza con la que convive la raza humana se remonta a su propia existencia), valiendo su peso en oro un guión (la ira que desemboca cierta huida felina como símbolo de efímera posesión es especialmente impactante) que, allá por donde se ha distribuido el filme, ha conquistado tanto a espectadores como a medios especializados (tanto es así que se alzó con el premio al mejor guión en la última edición del Festival de Sundance) al derrochar creatividad e ilusión cinéfilas; la fotografía de Zoe White es imperiosa e imponente, captándose a través de ella multitud de matices (casi inapreciables en un único visionado) a partir de paisajes tan gélidos como la narrativa misma (la crudeza tratando el delicado tema de los secuestros de bebés es hermosamente enfermiza) que terminan por encandilar al respetable tanto como la protagonista a los demás personajes (con estratégicas e inteligentes técnicas para conseguir sus turbios propósitos), a quienes manipula (muchas veces por consentimiento expreso de ellos a causa de sus frustrantes decepciones personales) a su antojo para evidenciar que siempre habrá quien se beneficie de la desgracia ajena al preferir fabricarse una identidad ficticia en un mundo en el que las relaciones no son tanto físicas como virtuales y el peligro acecha a cada esquina (o llamada telefónica), no residiendo la esperanza en la genética sino en el interior de cada cual; la dupla masculina formada por John Leguizamo y Steve Buscemi (en ningún momento confluyentes en pantalla), encarnando a sendos seres con carencias filiales, aportan mucho talento a un reparto cuya exigida frialdad (factibles mentiras e inventadas apariencias incluidas) no merma su acercamiento al público, que se abstraerá por completo con una trama que avanza sin prisa ni pausa hasta concluir tal y como debe, sin concesiones ni dilaciones con confesiones no pronunciadas que resuelven las incógnitas planteadas, siendo más relevante el cuándo que el qué para invitar a una profunda deliberación existencial.

Lo peor: el ritmo (así como el argumento) no se define desde un principio y ese ejercicio de paciencia y comprensión no agradará a más de uno, sintiéndose perdido hasta que las directrices son obvias (allá por el minuto veinticinco), y es que la historia precisa de más filosofía que la promesa de la recepción de una carta misteriosa que nunca se efectúa para disfrutarse debidamente; la optimista visión que se atribuye al trabajo temporal (refiriéndose a la media jornada y a la posibilidad de establecer un horario compaginable con otros menesteres) desvirtúa el escenario tangible para dibujarse poco menos que comprensible, estando muy en sintonía con una hospitalidad que de cautivadora (en el más amplio significado del término) que se presenta se torna pretenciosamente abusiva; la adicción a la tecnología (concretamente al canal de comunicación más popular del momento, Whatsapp, que desbancó hace años al ya extinto Messenger) se capta trivialmente en una desequilibrada mental que, cambiando más actitudinal que presencialmente, se evade de lo que le rodea, tan triste como su rostro (apenas esboza ligeras expresiones afectivas en él pese a laburar en una clínica dental cuyo lema versa “sonrisas sin fin”).

Daniel Espinosa


Nancy Nancy






 
  Menú de navegación
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Novedades de la semana





IvY

Joker

Peluches

  Publicidad
  Forma parte de Cementerio de Noticias

Colabora


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=