Dead night 14-11-2018 20:07 (UTC)
   
 

Dead Night
(Brad Baruh, 2017)






Ficha técnica

Título original: Dead night
Año: 2017
Nacionalidad: EEUU
Duración: 76 min.
Género: Suspense, Terror
Director: Brad Baruh
Guión: Brad Baruh
Reparto: James Bartz, Mikie Beatty, Shauna Case, Jagger Chase, Gina Comparetto, Barbara Crampton, Kay Darcy, Sophie Dalah, Brea Grant, Alison Haislip, Joshua Hinson, Joshua Hoffman, Sharon Lubin, Elise Luthman, Keana Marie, Sky Soleil, Alexander Ward y Chase Williamson


Sinopsis

Una madre pierde su cordura y desencadena una serie de asesinatos...


Valoración

Lo mejor: la fórmula para relatar la historia sorprende e impacta a partes iguales valiéndose, lejos de genéricas estructuras, de dos perspectivas muy diferentes para evidenciar cuánto se puede distorsionar (sino manipular) la realidad a base de ficticias recreaciones e interesados testimonios con un montaje muy particular que generará disparidad de opiniones en cuanto a valía se refiere, resultando una mezcla de Almost human, Hatchet y La cosa juzgando, respectivamente, atmósfera, sadismo e infestación; la siniestra raza que habita en los frondosos y gélidos bosques y su ancestral ritual de regeneración, un desafío para los sentidos que maravilla aunque no todo el mundo lo apreciará así por la precariedad visual (en comparación con producciones de mayor presupuesto) con la que se plasma, tratándose de un descuidado aspecto cuya razón de ser se haya en un alegato tan rústico como el hogar que sirve de epicentro de la acción; la leyenda de la asesina en serie “madre hacha” forjada a raíz del episodio del programa televiso “Inside crime”, una de tantas ocurrencias (conviene destacar también la mordaz publicidad electoral emitida durante el citado espacio criminológico y el curativo depósito de óxido de hierro que subyace bajo la morada empleada cual retiro espiritual) que hacen presagiar que una secuela (en absoluto se descarta la idea a tenor de la microescena de tras de los créditos) podría expandir más tan prometedor, visceral e inquietante universo.

Lo peor: la incomprensible pasividad adoptada ante la licencia de autoinvitación de cierta candidata al gobierno encarnada por la célebre Barbara Crampton que, sobreactuando para la ocasión (como el guión la exige), termina convirtiéndose en la gran atracción de este parque de terror creado por Brad Baruh, siendo desquiciante para el resto de personajes e inolvidable para el espectador; el anticipo del desenlace de la trama apenas iniciada la película ya que, pese a diferir el plano motivacional del conjeturado en un primer momento, la ejecución de un plan maestro (seguro que mucho más oscuro, perturbador y utópico de lo imaginado al proponerse una curiosa visión de una de las figuras más emblemáticas del cine fantástico) se pronostica sin margen de error a los cuatro minutos, residiendo la verdadera intríngulis en el por qué y el quién (resuelto posteriormente) en lugar de en el cuándo, el dónde y el qué (revelado tempranamente) de las clásicas incógnitas a responder; el salto temporal de nada menos que cincuenta y cinco años (del mil novecientos sesenta y uno al dos mil quince) no goza de fundamento suficiente, pues si bien sirve para dilucidar determinado impulso actitudinal (“para entender la mente de un depredador debemos conocer a su presa”) no se aclara ni exprime tanto lo debido.

Daniel Espinosa


Dead night Dead night






 
  Menú
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Últimas publicaciones

Our evil

Slice

Wolfcop

  Publicidad
  Forma parte de Cementerio de Notícias

Colabora


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=