- Diablo 23-06-2017 03:26 (UTC)
   
 

                       Nicanor Loreti, director de “Diablo



Daniel Espinosa (Entrevistador de “Cementerio de Noticias”)
 La decisión de dar el salto a la gran pantalla en éste tu debut no debió ser sencilla ateniendo a la actualidad; ¿qué fue lo que te impulsó a ello?

Nicanor Loreti (Director de “Diablo”)
 Yo solía ser periodista de cine, pero dirigir siempre había sido mi prioridad y finalmente me decidí a hacerlo, me la jugué, es tan simple como eso; ya había escrito algunas películas de terror para el mercado del directo a video (clase C) yanqui y tenía ganas de hacer algo propio donde tuviera el control creativo y, después de trabajar un par de veces como asistente de dirección y produciendo me di cuenta de que, apasionadamente, lo mío era dirigir.



D.E.
 Llevar a cabo un producto en formato escritural como “La Cosa”, revista de la cual eres el responsable, dista mucho de hacer lo propio con uno cinematográfico; ¿qué diferencias destacarías entre ambos?

N.L.
 En La Cosa llegu con un colaborador de lujo (y responsable principal del montaje) que fue Martin Blousson,  protagonistas, ademé a ser jefe de redacción en un momento, pero había editores en jefe que eran los dueños de la revista, por lo tanto las mayores decisiones editoriales eran su responsabilidad, una película es algo mucho más grande en donde tienes que tener el control sobre absolutamente todas las áreas para que se cumpla tu visión, entonces se vuelve algo mucho más exigente, sin embargo, me siento mucho más cómodo en el rol de director y guionista de cine que en el de periodista porque es claramente mi vocación; del periodismo algo que me encantaba era hacer entrevistas, y creo que esto me enseñó a escuchar y aprender mucho sobre cine para después poder volcarme a ello, creo que ambas profesiones son muy diferentes realmente, no hay demasiadas similitudes más allá del hecho de poder ponerse al frente.



D.E.
  El montaje final luce realmente espléndido, propio de un maestro; ¿cuán laboriosos fueron los procesos de rodaje y postproducción?

N.L.
  ¡Muchas gracias!, fue un trabajo complejo porque tuvimos que filmar la película en cinco semanas como pocos recursos (básicamente el premio Opera Prima del INCAA Argentino, sin más aportes), sólo tuvimos dos cámaras en algunas escenas de acción, pero lo que nos ayudó muchísimo fue el espectacular equipo técnico, tener una película escrita para que pueda filmarse con esos recursos, y ensayar todas las escenas con los protagonistas, además de las peleas antes de filmarlas; el trabajo de montaje fue bastante arduo, pero conté con un colaborador de lujo (y responsable principal del montaje) que fue Martin Blousson, realmente no había demasiado material más que el que se ve en la película, más allá de alguna toma alternativa por lo que tuvimos que usar mucho la imaginación para darle dinámica al filme.



D.E.
  En la actualidad suelen imponerse determinadas obligaciones a respetar a la hora de afrontar una filmación; ¿en tu caso particular ha sido así o el hecho de tratarse de un producto de corte independiente te otorgó libertad total en este aspecto al no sentirte tan presionado?

N.L.
  Tuve libertad total y absoluta en lo referente al plano creativo, las únicas e importantes restricciones fueron básicamente económicas.



D.E.
  Las referencias a la temática religiosa son abundantes a lo largo del largometraje; ¿con qué propósito subyacente fueron introducidas?

N.L.
  Fueron introducidas para mostrar la dualidad del ser humano en lo que respecta a la solidaridad con el prójimo, y al sacrificio que a veces es necesario hacer por el ser amado (representado en el filme tanto por el primo como por la ex mujer del protagonista) y, metafóricamente, la visión del diablo como ser liberador de ataduras.



D.E.
  La violencia está siempre presente en la película pero en todo momento justificada; ¿meditabas desde un inicio que fuera tan explícitamente dura o la idea fue evolucionando progresivamente?

N.L.
  La idea fue evolucionando mucho durante el rodaje, la película fue volviéndose más sangrienta y de humor más negro a medida que filmábamos más y que improvisábamos ya que el ambiente era genial.



D.E.
  Muchos han catalogado la cinta estrictamente de culto al considerar complejo el argumento; ¿estás de acuerdo con lo citado?

N.L.
  Me encanta que sea una película de culto, siempre soñé con hacer un filme que trascendiera los límites de lo establecido de alguna forma, y sinceramente los filmes de culto son los que más me marcan.



D.E.
  Tu estilo direccional ha sido comparado con el de Quentin Tarantino; ¿lo crees oportuno o se te antoja un desafortunado símil?

N.L.
  Creo que es complejo que te comparen con Tarantino, creo que cualquier filme actual en donde un tipo agarra dos armas antes de disparar es automáticamente comparado con el cine de Quentin; a mí me encanta, pero creo que él está en otro nivel, es el tipo que cambió el cine moderno, el mejor director de los últimos veinte años, por lo que no puedo tomarme muy en serio tan descabellada comparación, jejeje.



D.E.
  La producción ha gozado de una enorme repercusión; ¿esperabas que fuera así o te ha sorprendido de manera gratificante?

N.L.
  Realmente no lo esperábamos, es una película que escribimos para filmar entre amigos, y de repente el guión ganó el premio del INCAA que nos permitió filmarlo, y luego nuevo premios más; casi todo lo que pasó con la pel sea en España: ¡destapen unas frescas y disfruten de Diablo!entes que se hacen fanna pelespun donde todos te piden que tires laícula fueron cosas espectaculares y nos abrió muchas puertas, lo cual realmente resultó inesperado y muy bueno.



D.E.
  El filme ha creado gran controversia; ¿consideras este hecho como desproporcionado o barajabas esta posibilidad desde el inicio?

N.L.
  Creo que es algo desproporcionado; no creo ni que sea tan violenta como dicen algunos ni tan americana como dicen otros tantos.



D.E.
  La cinta parece estar confeccionada para exhibirse en certámenes especializados por su peculiar talante narrativo; ¿qué opinas acerca de la cabida de la misma más allá del circuito de festivales en los que ya ha sido proyectada con notables opiniones?

N.L.
  Realmente, al ser mi primera película, ni siquiera pensé en cuán comercial podría ser, así que el hecho de que se estrene en España (y considerando que adoro el cine español de la generación de los noventa), Estados Unidos o Portugal ya es algo fabuloso para mí.



D.E.
  No ha sido hasta dos años después de su estreno que la propuesta ha llegado al territorio español de la mano de una compañía independiente; ¿por qué existe tanto reparo en dar difusión a trabajos que no cuentan con un director de renombre o un reparto estelar?

N.L.
 Creo que está cambiando el paradigma respecto a la difusión de filmes, al mismo tiempo de que hay mucho snobismo en lo referente a descubrir películas nuevas, y en general muchos distribuidores suelen ir a lo seguro y agarrar películas de gente ya reconocida en su país de origen; creo que el caso de Abordar es algo especial y valiente, ya que están haciendo lo que tantos otros deberían hacer, buscar películas que consideren realmente buenas y darle al público la posibilidad de verlas, si no terminamos viendo siempre el material que nos venden los grandes estudios y no tenemos acceso a filmes que pueden hacernos descubrir a nuevos realizadores con visiones novedosas o diferentes.



D.E.
  A modo de reclamo, definir el metraje brevemente resulta complicado; ¿cómo lo harías en escasas palabras de forma concisa?

N.L.
  Es una comedia más negra que el carbón repleta de acción con toques extra sangrientos y alguna que otra crítica social y política.



D.E.
  La rumorología virtual señala que tu próxima obra se titulará “Socios por accidente” y tratará sobre un agente de la Interpol que requiere los servicios de un traductor de lengua rusa para esclarecer un caso viéndose ambos, por una serie de imprevistos, envueltos en una huída desesperada para proteger sus vidas; ¿es esto cierto y, en la actualidad tienes en mente llevar a cabo algún otro proyecto por ahora?

N.L.
  Es cierto, Socios por accidente es una comedia de acción que codirigimos con Fabian Forte, un gran amigo, gran director, que fue asistente de dirección en Diablo, la produce Cinemagroupy Adart y la protagonizan dos cómicos muy famosos en mi país, Jose Maria Listorti y Peter Alfonso; además del proyecto en cuestión, tengo dos filmes más en mente, uno de súper héroes y otro de kickboxing de chicas.



D.E.
  Como bien demuestras, no es preciso contar con grandes medios para componer una pieza digna de mención; ¿qué consejo le darías a todos aquellos que quieren iniciarse sin gozar apenas de recursos?

N.L.
  Creo que lo principal es tener fe ciega en que las cosas van a salir adelante, sin importar los problemas o adversidades, a veces hay que ser muy terco, y hasta negador para poder hacer cine sin contar con un gran estudio detrás, porque es necesario no bajar los brazos nunca ni hasta en las peores circunstancias, esos momentos en donde todos te piden que tires la toalla; aunque todo vaya pésimo, tienes que pensar en el Sol que sale después de la tormenta, la fe lo es todo.



D.E.
  Muchas gracias por permitirnos hacerte llegar las cuestiones más representativas que el filme y tu propia emergente figura nos han suscitado, por nuestra parte nada más que añadir; es el momento, si lo deseas, de dirigirte a nuestros seguidores, que de buen seguro se convertirán también en los tuyos a raíz de tan celebrable cita fílmica.

N.L.
  Muchísimas gracias por el espacio, muchachos, lo que tengo para decirles es que Diablo es una película festiva, para ver con unas cervezas, amigos y pasar un rato de la hostia, así fue en países que van desde Brasil a Varsovia, siempre hay un grupo de dementes que se hacen fanáticos; ¡destapen unas frescas y disfruten de Diablo!

 
  Menú
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Últimas publicaciones

Southbound

I am not a serial killer

Tickled

  Publicidad
  Forma parte de Cementerio de Notícias

Colabora


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=