X-men: Primera generación 17-12-2017 10:07 (UTC)
   
 

X-men: Primera generación
(Matthew Vaughn, 2011)


X-Men: Primera generación




Ficha técnica


Título original:
X-men: First class
Año:
2011
País:
EEUU
Duración:
127 min.
Género:
Acción, Fantástico
Director:
Matthew Vaughn
Guión:
John Shiban
Reparto:
Michael Fassbender, Jennifer Lawrence, Rose Byrne, Kevin Bacon, James McAvoy, January Jones, Nicholas Hoult, Ray Wise, Jason Flemyng, Oliver Platt, Morgan Lily, Lucas Till, Zoë Kravitz, Edi Gathegi, Bill Milner, Caleb Landry Jones, Tony Rich, David Crow, Duncan JC, Johnny Nguyen, Rebecca Walsh, Álex González, Demetri Goritsas, Russell Balogh, Corin Grant, Greg Kolpakchi, Johnny Otto y Ernesto Rosas


Sinopsis


Antes de que los mutantes se revelaran al mundo, y antes de que Charles Xavier y Eric Lensherr adoptaran los nombres del Profesor X y Magneto, eran dos jóvenes que descubrían sus poderes por primera vez y no archienemigos, sino que al principio eran amigos íntimos, que trabajaban juntos con otros mutantes para parar a Armagedón; en el proceso se abrió una brecha enorme e insalvable entre ambos, inici
ándose la guerra eterna entre la Hermandad de Magneto y la Patrulla del Profesor X.


Crítica


La vuelta de los X-Men a la gran pantalla, cinco años después de la tercera entrega (X-men: La decisión final), ha suscitado gran interés entre los acérrimos seguidores de la saga (o simplemente de la franquicia de Marvel); pues bien, la espera ha terminado y llega a nuestras salas X-men: Primera generación, una película centrada en explicarnos concienzudamente los orígenes de los personajes más representativos que han ido apareciendo a lo largo de las entregas, y aunque en un primer momento pueda parecer que se ha hecho para conseguir recaudar millones a costa del éxito conseguido años atrás no es así, ya que se trata de la entrega más seria, adulta y
reveladora.
X-Men: Primera generación   X-Men: Primera generación
La película se desarrolla (tras una breve introducción que resulta ser una de las mejores secuencias del filme, cargada de emotividad y tensión) en el año 1963, durante el punto álgido de la Guerra Fría, cuando Charles Xavier (Professor X; James McAvoy, al que algunos recordarán por la anecdótica Wanted, en la que compartía protagonismo con Angelina Jolie, pero reconocido mundialmente por su papel en El último rey de Escocia) es un joven que está descubriendo su asombrosa capacidad para leer psíquicamente las mentes de las personas; cuando conoce a Erik Lehnsherr (Magneto; Michael Fassbender, aquel soldado sin escrúpulos encargado de exterminar nazis en la gloriosa Malditos Bastardos), que domina el magnetismo, inicia una gran amistad con el mismo, compartiendo experiencias y experimentos varios en aras de conocer el alcance de sus poderes, aparente y finalmente descomunales.
X-Men: Primera generación   X-Men: Primera generación
Xavier pone en marcha su escuela para jóvenes talentos, que entablan una relación estrecha e incluso familiar, produciéndose incluso un romance no consumado en el caso de Raven Darkholme (Mística; la hermosa pero algo sosa Jennifer Lawrence, cuyo papel resulta mucho más convincente a cargo de Morgan Lily cuando representa que es una niña) y Hank McCoy (Bestia; Nicholas Hoult). Con la ayuda de otros mutantes que acaban de darse cuenta de su potencial, tratarán de darse a conocer parando una terrible amenaza, la crisis de los misiles cubanos, pero Charles y Erik resultan tener puntos de vista muy diferentes, motivo por el cual sus caminos se separarán y decidirán crear paralelamente la Patrulla del Profesor X y la Hermandad de Magneto, respectivamente.
X-Men: Primera generación   X-Men: Primera generación
La cinta desvela las razones que desencadenan en algunas de las cuestiones más conocidas de la saga, como la razón de que Charles Xavier acabara en silla de ruedas o el origen de la mansión X y de Cerebro, el ordenador que localiza mutantes y, además, se trata de un filme cargado de dudas existenciales, que invita a la reflexión sobre los derechos civiles, su validez universal y su extensión a personas tan peculiares como sus héroes mutantes a los que se les puede relacionar con la tan criticada pero siempre existente discriminación (hecho al que contribuye en gran medida que la acción suceda en los años sesenta, cuando tiene lugar el apogeo del movimiento por los derechos civiles); Matthew Vaughn (responsable de la inusual a la par que espectacular Kick-ass) es un dinámico director que ha centrado la historia en las diferencias de criterio entre sus dos personajes centrales, Charles y Erik, y es que ambos saben que van a ser objeto de persecución, pero mientras que el primero se muestra positivo y protege a los que le temen, el segundo opta por protegerse e iniciar una guerra; ninguno de los dos está dispuesto a transigir, lo que da lugar a una gran tensión dramática.
X-Men: Primera generación   X-Men: Primera generación
El filme, por supuesto, no decepcionará a los que esperen mucha acción, pero Vaughn ha optado por describir al máximo a sus personajes, contando así con un reparto de gran altura a pesar de la juventud de sus intérpretes y logrando que James McAvoy se consolide como un actor creíble y altamente aconsejable para producciones futuras, ya que si bien el protagonismo no recae absolutamente sobre él (de hecho está muy repartido entre numerosos personajes) sí recaen sobre él las acciones más relevantes del filme, junto con Michael Fassbender, que vuelve a bordar su papel como ya lo hiciera bajo la dirección del inigualable Quentin Tarantino en la ya mencionada Malditos bastardos y recoge así de manera formidable el legado del mítico Ian McKellen como Magneto, aunque el papel de la película para un servidor es el de Kevin Bacon dando vida a Sebastian Shaw, el descubridor de la impresionante capacidad de Magneto (además, y como guiño a las anteriores entregas, Hugh Jackman realiza una muy breve aparición, poniendo la nota de humor a la cinta, junto a la que se podría mencionar otra acontecida al término del filme en la sede de la CIA; todo aquel que desee visionar una buena película de superhéroes encuentra en X-Men: primera generación su mejor apuesa, un filme que ofrece acción trepidante, efectos especiales de infarto (la caracterización de January Jones como Emma Frost es toda una delicia visual), drama, romance y un hilo argumental absorbente, que servirá para entender mucho más los motivos desencadenantes de las circunstancias que padecen cada uno de la larga lista de mutantes que componen esta franquicia de la que muy probablemente tengamos nuevas entregas en un futuro no muy lejano.


Daniel Espinosa




 
  Menú
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Últimas publicaciones

La seducción

M.F.A."

Creep 2

  Publicidad
  Forma parte de Cementerio de Notícias

Colabora


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=