Un asunto real 13-12-2017 01:46 (UTC)
   
 

Un asunto real
(Nikolaj Arcel, 2012)


Un asunto real




Ficha técnica


Título original:
En kongelig affaere
Año:
2012
País:
Dinamarca
Duración:
137 min.
Género:
Drama, Fantástico
Director:
Nikolaj Arcel
Guión:
Nikolaj Arcel y Rasmus Heisterberg
Reparto:
Mads Mikkelsen, Alicia Vikander, Mikkel Boe, David Dencik, Trine Dyrholm, William Johnk, Cyron Bjorn Melville, Erika Guntherová, Thomas Gabrielsson, Bent Mejding, Soren Malling y Rosalinde Mynster


Sinopsis


Debido a la locura del rey Cristián VII, su mujer Carolina Matilde se siente cada vez más abandonada; poco a poco la reina irá centrando su atención en el médico de la familia, un joven que está pendiente de su alegría y que consigue devolverle la ilusión. Mientras continúa aumentando la gravedad de la enfermedad que sufre su marido, los sentimientos entre los amantes también irán creciendo paulatinamente.



Crítica


El galardonado cineasta danés Nikolaj Arcel, guionista de la irreprochable Los hombres que no amaban a las mujeres y director de la poco comercializada e igualmente prescindible Truth about men, firma una épica y dramática historia de amor (al fin y al cabo éste es el género en el que debería englobarse la propuesta, a pesar de contar también con ciertos componentes fantásticos e incluso policíacos) basada en los acontecimientos históricos que cambiaron el rumbo del país del cual proviene; resultando educativa, cautivadora, elocuente y entretenida a partes iguales, Un asunto real (nomenclatura que hace referencia tanto a la veracidad contextual como al posicionamiento social) llega al fin a tierras españolas tras haber triunfado en los diversos certámenes en los que ha sido proyectada (destacando entre los premios obtenidos los de Mejor Actor y Mejor Guión del Festival de Cannes 2012 de entre las catorce nominaciones de las que gozaba), consiguiendo así una considerable buena acogida tanto entre el público como entre la crítica, éste último sector vertiendo sobre la misma vocablos tan nutritivos y elogiadores como “hacía tiempo que un lienzo histórico no estaba tan logrado” (20 Minutes) o “una fascinante película con mucho estilo hecha para los amantes de los buenos dramas de época” (Bbc Radio Five Live), palabras que poco se alejan del parecer generalizado y las sensaciones que despierta la misma aun sin albergar suficientes alegatos como para destacar entre la larga lista de títulos relacionables.

Un asunto real  Un asunto real
El heredero de la Dinamarca previa al cambio que constituy
ó la agricultura (con un Copenhague retocado digitalmente sin coches ni vallas publicitarias), Cristián VII (Mikkel Boe, pletórico y difícilmente igualable, pues borda hasta el más mínimo detalle de los complicados recovecos que su personaje esconde), presenta un extraño comportamiento en el que las ingestas alcohólicas, las visitas a prostíbulos y los más incomprensibles actos son normales, todos ellos en aras de divertirse, su principal cometido en la vida; sin embrago, las exigencias que la nobleza  le imponen hacen que no pueda encontrar nunca tal alegría, ni tan siquiera con su esposa, la joven y decidida reina inglesa Carolina Matilde (Alicia Vikander, fielmente sufridora y eternamente cercana), y el hijo que éstos comparten fruto de las obligaciones infundidas en ellos, hasta que conoce al Johann Friedrich (Mads Mikkelsen, grandioso a pesar de su eterno aspecto amenazador), un suspicaz y adaptativo médico alemán provincial reconvertido a personal de la corte danesa que tempranamente encuentra el modo adecuado de tratar el peligroso temperamento del rey.
Un asunto real  Un asunto real
A medida que Cristián pierde la cabeza progresivamente a causa de la enfermedad mental que padece, el soñador e ilustrado facultativo entabla una estrecha relación con Carolina, en un principio para tratar de sacarla de la depresión en la que diariamente se sumerge (las situaciones de abandono e infidelidad que sufre se plasman elegante pero claramente en la pantalla) y posteriormente para compartir algo más que sesiones terapéuticas; los sentimientos entre los dos amantes van creciendo y el ascendente poderío comienza a dar sus frutos al comenzar a entrar en vigor leyes contrarias a la esclavitud del pueblo (la gran amistad surgida entre Johann y Cristián permite al primero manipular al segundo para que crea que a través de la interpretación puede hacer valer su privilegiada posición social), pero la imparable revolución que cambiará la situación y mentalidad de toda una nación conduciéndola hacia la pretendida libertad provocará el fatídico desenlace y, con él, la ruptura definitiva del triángulo amoroso (pareciendo tratarse de un convincente cruce entre Jane Eyre de Cary Fukunaga y La Conspiración de Robert Redford, tomando de la primera la fastuosa emotividad transmitida y de la segunda la trágica resolución de los hechos combi
nadas perfectamente).
Un asunto real  Un asunto real
Si de algo pueden presumir los responsables de la cinta es del sólido guión que presenta ésta (aunque la traslación del papel a la pantalla sea la más propicia), a pesar de que los derechos exclusivos de la novela en la que se inspiraron los guionistas del filme pertenecían a Per Olov Enquist y habían sido vendidos a una empresa que pretende publicar en un futuro no muy lejano una versión más larga de la novela, por lo que surgieron algunos problemas durante la producción del metraje al no querer ésta ceder la legitimidad a la productora de la película; para evitar conflictos entre las dos compañías, el propietario decidió contratar a una persona que se ocupase de comparar el escrito fílmico y la novela y así garantizar que fueran lo suficientemente diferentes, impedimento liberal que lejos de suponer una problemática insalvable para el propio director y Rasmus Heisterberg propició que para desarrollar el argumento empezaran a escribir el libreto leyendo el susodicho relato publicado catorce años atrás, La visita del médico Real, el cual se centra en el periodo en el que Johann Friedrich Struensee estuvo trabajando para familia real danesa y, a partir del mismo, distanciarse considerable y propiciamente de la trama recogida en el mismo para componer una obra repleta de seducción, misterio, cautiverio, pasión y, por encima de todo, un romance propio del mejor thriller político habido y por haber.

Un asunto real  Un asunto real
Cierto es que algunos errores impiden catalogar la obra de extraordinaria (un árbol jamás podría aislar por completo a una persona de una lluvia torrencial por más frondoso que sea y, en un aspecto mucho más profesional, la política no debiera tratarse con el sensacionalismo con el que se desarrolla ni la religión de manera tan escabrosa), pero tal vez el mayor de los disgustos lo produzcan las más de dos horas de duración, un incomprensible exceso de minutaje que no logra sino impacientar en ciertos momentos al espectador e incluso arrastrarlo fuera de la formidable tensión que en todo momento provoca la producción (aunque el desenlace, tremendamente conmovedor y extremadamente consecuente, paliará en cierto modo tal demora); con apenas cuarenta y seis coronas danesas de presupuesto (la mayoría de ellas destinadas a recrear la época en la que transcurre la trama, cometido holgadamente conseguido), Nikolaj Arcel presenta unos formidables decorados, un apropiado vestuario y una impecable iluminación que conforman una puesta de escena clásica pero a la vez moderna resaltada por la banda sonora para transportar al público al universo de las ideas relevantes, aquellas que se alejan de la tipicidad más aborrecible y nacen del corazón con la imperiosa necesidad de cambiar las injustas irregularidades sociales para poder facilitar la existencia del ser humano.



Daniel Espinosa




 
  Menú
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Últimas publicaciones

La seducción

M.F.A."

Creep 2

  Publicidad
  Forma parte de Cementerio de Notícias

Colabora


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=