Train to Busan 26-09-2017 07:28 (UTC)
   
 

Train to Busan
(Yeon Sang-Ho, 2016)






Ficha técnica


Título original:
Busanhaeng
Año:
2016
Nacionalidad:
Corea del Sur
Duración:
114 min.
Género:
Acción, Suspense
Director:
Yeon Sang-Ho
Guión:
Yeon Sang-Ho
Reparto:
Yoo Gong, Ma Dong-Seok, Ahn So-Hee, Kim Soo-An, Jung Yu-Mi, Kim Eui-Sung, Choi Woo-Sik, Jung Kyung-Mi y Shim Eun-Kyung


Sinopsis


Los pasajeros de uno de los trenes que viaja de Seúl a Busan lucharán por su supervivencia cuando una plaga zombie asedie el transporte...



Valoración


Lo mejor
: la fotografía de Lee Hyung-Deok, quien ofrece estampas de las principales ciudades coreanas completamente devastadas, ardiendo de cimientos a rascacielos a causa de violentos disturbios acecidos en las mismas, extendiéndose a entornos más intimistas como zonas de cuarentena o el propio tren, primordial escenario de la cinta; el colérico ritmo de la mayoría de secuencias, en especial el de la última huida, minutos que ni la mejor de las producciones americanas lograría tan siquiera igualar, las cuales se complementan con otras de drama social y paternofilial, todas ellas en un apocalíptico marco que, a compases, recuerda a otro filme de idéntica nacionalidad, Snowpiercer, sustituyendo los estratos sociales de aquella por los compartimentos víricos de ésta, resultando la presente un entretenimiento más que notable; la heterogeneidad de quienes comparten viaje en el KTX, desde un equipo de béisbol hasta dos señoras mayores comedoras de huevos duros, pasando por una pareja que bautiza a su feto Dormilón y una pasajera que se desploma en el vagón número once, empezando precisamente por ella todo, cuanto menos a bordo del largo veh
ículo.

Lo peor
: el abolido ingenio de presentar al protagonista como un gerente financiero obsesionado con su trabajo que no ofrece a su hija atenciones sino regalos y que, presionado por reencontrarse con su ex mujer (así la tiene él mismo registrada en el teléfono), elige la peor fecha de partida posible cuando, para más inri, se está desplomando el mercado de valores, un estado de emergencia que trasciende la declarada situación oficial del país para convertirse en la suya personal, una coyuntura demasiado tradicional; la escasez de brutalidad (teniendo en consideración que al inicio se advierte que la minoría de edad para visionar la película es de apenas quince años ya puede intuirse) al tratarse de un género en el que ello es fundamental e imperioso, y es que, como ya sucediera en Guerra mundial Z, los cientos de figurantes generan una extraordinaria sensación de agobio pero los brotes de rabia no culminan en ríos de sangre, primando el mensaje de cooperación y bien global en detrimento del egoísmo individual; el por qué de algunas cuestiones poco menos que existenciales como ¿por qué unas puertas ceden y otras no si el material de fabricación es el mismo?, ¿por qué la gente prefiere refugiarse en un lugar próximo a los no muertos pudiendo elegir otro más alejado? y ¿por qué el contagio implica la pérdida del sentido del olfato y no el de la vista?, aunque la mayoría supongan ajusticiar a los personajes deplorables en beneficio de los sufridores, tienen tan poca ciencia como aprender a conducir un ferrocarril con sólo una enseñanza verbal, lo cual también sucede, siendo pormenores en comparación con la espectacularidad de tan aconsejable largometraje.

Daniel Espinosa


Train to Busan Train to Busan





 
  Menú
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Últimas publicaciones

It

Get out

La cueva

  Publicidad
  Forma parte de Cementerio de Notícias

Colabora


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=