Tickled 26-06-2017 02:04 (UTC)
   
 

Tickled
(David Farrier y Dylan Reeve, 2016)






Ficha técnica


Título original:
Tickled
Año:
2016
Nacionalidad:
Nueva Zelanda
Duración:
90 min.
Género:
Drama, Suspense
Director:
David Farrier y Dylan Reeve
Guión:
David Farrier y Dylan Reeve
Reparto:
David Farrier y Dylan Reeve


Sinopsis


Un periodista especializado en buscar cosas bizarras por internet se topa con una misteriosa competición online y, a medida que se sumerge más en ella, se encuentra una resistencia más podrosa y feroz a investigar...



Valoración


Lo mejor
: la técnica narrativa logra, al menos a compases, fascinar hasta límites inimaginables al recordar (amén de fílmicamente a Catfish de Henry Joost y Ariel Schulman) a los majestuosos inicios del polifacético Sacha Baron Cohen y del polémico Michael Moore, respetando la sátira característica de ambos sin un ápice de complicidad con el espectador, decantándose los responsables por la crueldad disfrazada y la perversidad sumergida para evidenciar que cualquier actividad (deportiva o no), por inocente que parezca, puede resultar una táctica militar de tortura si se emplea con turbias intenciones; la artificial naturalidad, aunque parezca contradictorio, de un acoso posicional tan enfermizo como la vida misma, habiendo cierta coherencia entre tanta locura por demostrar que la obsesión puede presentarse con cualquier tipo de forma y abarcar insondables temáticas; la labor interpretativa de David Farrier encarnando en este aparentemente falso documental avalado por el prestigioso canal HBO a un carismático reportero, ídolo de masas y audiencia, de la cultura pop de Nueva Zelanda, entrevistador de dispares rostros populares como el cantante Justin Bieber y el grupo musical Lords que ha construido su carrera profesional a partir de explorar el lado inusual del mundo y que, a raíz de un extraño vídeo online de una compañía acerca de la conocida como “competencia de resistencia de cosquillas” y la celebración de un evento mensual con suculentas recompensas para quienes salgan victoriosos de la misma, se ve envuelto en una espiral de ataques personales y amenazas legales de una oscura organización que no parece destinar su tiempo a mimar a sus atletas sino a ridiculizarlos e impedir que se llegue a revertir la situación.


Lo peor
: el macabro planteamiento de perturbación humana, no en un sector concreto sino en todo ser viviente del planeta, se antoja una absoluta divagación por parte de los dos debutantes detrás de las cámaras (protagonistas también en la pantalla al asumir asimismo ese rol), quienes pecan de ambiciosos en su afán de sorprender aludiendo al surrealismo más extremo sin fundamentar las bases de las que parten aun cuidando su fijación sobre el sádico y erótico fetichismo tratado, atractivos en primera instancia pero desesperantes a la postre al originar una tremenda desidia las inválidas connotaciones aludidas; el enfoque final de todo cuanto se plasma hacia una vertiente sexual resta enteros a un fanatismo como cualquier otro abanderado por millonarios ansiosos de abusar de su poder que, por contra y para beneplácito del público, no es apenas conocido salvo por unos pocos dementes; la recopilación de testimonios, si bien complementa la trama, termina por dilapidar cualquier intento de atribuir credibilidad a la película, ya que la verosimilitud de lo contado brilla por su ausencia por más que la publicidad de la misma vaya dirigida precisamente a lo contrario, a reafirmar que la realidad supera la ficción y los hechos son veraces.

Daniel Espinosa


Tickled Tickled





 
  Menú
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Últimas publicaciones

Southbound

I am not a serial killer

Tickled

  Publicidad
  Forma parte de Cementerio de Notícias

Colabora


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=