The human centipede I: First sequence 25-06-2017 05:19 (UTC)
   
 

The human centipede I: First sequence
(Tom Six, 2009)


The Human Centipede -First Sequence-




Ficha técnica


Título original:
The human centipide I: First sequence
Año:
2009
País:
Holanda
Duración:
90 min.
Género:
Drama, Terror
Director:
Tom Six
Guión:
Tom Six
Reparto:
Dieter Laser, Akihiro Kitamura, Andreas Leupold, Ashley Williams, Ashlynn Yennie, Peter Blankenstein y Andreas Leupold


Sinopsis


Dos chicas americanas que viajan a través de Europa tendrán una avería en el coche en mitad de unos bosques en Alemania; buscando ayuda llegarán a una casa aislada y al día siguiente despertarán atrapadas en un tétrico sótano junto a un hombre japonés para, p
oco después, descubrir que un alemán de avanzada edad que anteriormente era un cirujano especializado en separar a siameses tiene un oscuro plan...


Crítica


Después de su proyección en los más prestigiosos Festivales de terror como son (entre otros) el Festival Internacional de Cinema
Fantàstic de Catalunya  o el Fantastic Fest 2009 (en el que se llevó el premio a la Mejor Película) una cosa queda clara acerca de The human centipede I: First sequence, se trata de un filme que no deja indiferente a nada y especialmente controvertido. Y es que nos encontramos ante una película de extrema violencia psicológica (rompe el estereotipo de la típica historia de terror en la que se derraman cientos de litros de sangre y vísceras), ya que lo realmente chocante es el destilante terror psicológico.
The human centipede I: First sequence   The human centipede I: First sequence
La historia narra las vivencias de dos jóvenes turistas norteamericanas, Lindsay (Ashley Williams) y Jenny (Ashlynn Yennie), quienes se encuentran de vacaciones en un hotel de Alemania, precisamente allí conocen a un chico que les invita esa misma noche a una fiesta, y ante tal propuesta no dudan en aceptar, y al no conocer el lugar de destino comienzan a dar vueltas con el coche hasta que éste se avería en una carretera secundaria cerca del bosque (aquí tiene lugar una de las escenas más divertidas de las películas, cuando un extraño las confunde con actrices de cine adulto y comienza a hacerles obscenidades); finalmente deciden salir del automóvil en busca de un teléfono donde pedir ayuda; en medio del bosque y bajo un manto de lluvia vislumbran unas luces que parecen provenir de una casa, a la que acuden desesperadamente y donde las recibirá el Dr.Heiter (Dieter Laser), un hombre de aspecto siniestro y comportamiento inusual que les invita a entrar ocultando su naturaleza de cirujano eminente y solitario que pretende culminar su obra maestra, un ciempiés humano (ya hizo algo semejante con tres perros, obteniendo buenos resultados) compuesto por seres humanos jóvenes y que considere que puedan gozar de una férrea salud, perfil que cumplen las dos confiadas y desafortunadas chicas.
The human centipede I: First sequence   The human centipede I: First sequence
En esa casa aislada del mundo se llevará a cabo el nuevo invento de este mad doctor (años atrás todo un clásico del terror y actualmente en desuso), un experimento que él denomina First Sequence y que consiste en unir a tres individuos (aunque en cierta parte del filme se plantea incluso que sean cuatro), las dos muchachas norteamericanas y otro joven japonés (Akihiro Kitamura), que se encarga de capturar una vez tiene amordazas y sedadas a Linsday y Jenny), y que será también prisionero en el sótano de la mansión que el doctor ha reconvertido en su particular hospital y donde llevará a cabo su depravado experimento.
The human centipede I: First sequence   The human centipede I: First sequence
El guión urdido por Tom Six va en todo momento directo al grano, desde la presentación de los personajes hasta el desenlace final, pasando por la inclusión de una pareja de policías para dar lugar a alguna escena más de intriga y tensión respecto a la fortuna que puedan correr sus personajes (aunque hemos se ha utilizado tantas veces el recurso de los dos policías que mueren por intentar destapar un asunto oscuro que podrían haber prescindido de él, ya que desentona bastante con la originalidad que propone esta cinta), y otra nota que resulta familiar aparece entre las dos chicas protagonistas, donde una será la fuerte y la otra la más débil (como suele ser habitual), aunque a pesar de lo señalado la dirección da con una precisión y efectividad digna también de un cirujano y las interpretaciones, sin destacar en exceso (salvando la de Dieter Laser, que a pesar de no ser un actor conocido en exceso es todo un hallazgo, ya que dota precisamente de lo que exige su personaje), tampoco son pésimas, e incluso se agradece ese toque menos pulido y calculado que poseen otras cintas; The human centipede I: First sequence no es cine de serie Z en cuanto a puesta en escena e interpretaciones, sino que resulta mucho más digna de lo que cabría esperar en una producción de estas características al no buscar recrearse en las imágenes más gore, repulsivas o escatológicas (que sería lo más sencillo, y de hecho es a lo que acuden multitud de filmes de semejante índole), sino que prefiere provocar esa repulsión de forma indirectamente visual (principalmente mediante las explicaciones que va dando el doctor Heiter sobre sus ideas respecto a la creación del ciempiés humano, aunque también es meritorio el recurso a primeros planos de los rostros de sus desconcertadas y horrorizadas víctimas), de hecho, la baza con la que juega constantemente la cinta es la imaginación de cada espectador, obligándola a que trabaje, potenciando incluso los efectos al pensar (un claro ejemplo sería plantearnos cual de las tres posiciones que forman el ciempiés es la peor, cosa que a medida que transcurre el filme parece conducirnos a creer que es en medio, ya que resulta ser el más horrible castigo al tener ambas cavidades tapadas).
The human centipede I: First sequence   The human centipede I: First sequence
El estilo visual que imprime Tom Six es magnífico, para nada tosco, utilizando los medios (muy limitados) de los que dispone para crear una elegante puesta en escena de manera estilizado y de gran belleza (cuesta creerlo pero es así), combinando las escenas de humor negro con otras repugnantes y grotescas para ofrecer un producto indispensable para los amantes del género (sin necesidad de intentar dotarla de coartadas culturales o justificaciones filosóficas, ya que se trata de disfrutarla sencillamente como lo que es: una película diferente e inteligente) pero, a pesar de todo, la lentitud con la que transcurre la trama en algunos momentos (aunque escasos) termina por desesperar aun siendo compensado el espectador con un trepidante e inolvidable final; The human centipede I: First sequence, que supone el debut internacional del director holandés, es un largometraje que lleva merecidamente adherida la etiqueta de película desagradable, aunque no tanto por lo explícito de sus imágenes sino por su premisa, que roza la asquerosidad pero pese a eso intriga y engancha irremediablemente con una historia curiosa (aunque algunas de las técnicas llevadas a cabo por el siniestro doctor parecen impensables y rotundamente improbables de resultar efectivas) y, el relativo éxito (sobretodo proveniente de las buenas críticas arrojadas en los diferentes certámenes en los que ha sido proyectada) obtenido ha servido para que Tom Six se haya animado a proseguir con la que sería su particular trilogía de lo escatológico.


Daniel Espinosa




 
  Menú
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Últimas publicaciones

Southbound

I am not a serial killer

Tickled

  Publicidad
  Forma parte de Cementerio de Notícias

Colabora


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=