Sin identidad 29-06-2017 00:31 (UTC)
   
 

Sin identidad
(Jaume Collet-Serra, 2011)


Sin identidad




Ficha técnica


Título original:
Unknown
Año:
2011
País:
EEUU
Duración:
113 min.
Género:
Drama, Suspense
Director:
Jaume Collet-Serra
Guión:
Karl Gadjusek y Didier Van Cauwelart
Reparto:
Liam Neeson, Elizabeth Harris, Diane Kruger, Frank Langella, Aidan Quinn, Bruno Ganz, Sebastian Koch, Mido Hamada, Karl Markovics, Sanny Heteren, Stipe Erceg y Wolfgang Stegemann


Sinopsis


El Dr.Martin Harris se despierta después de un accidente de coche en Berlín y descubre que su mujer de repente ya no le reconoce y otro hombre ha asumido su identidad y, ignorado por las incrédulas autoridades y perseguido por unos misteriosos asesinos, se encuentra solo, cansado, y fugitivo; socorrido por un aliado inverosímil, Martin entra a fondo en un misterio peligroso que le obligará a dudar de su sano juicio y de hasta dónde está dispuesto a llegar para saber la verdad.



Crítica


Todo aquel que disfrute con las películas de intriga, acción y tensión,
ésta es sin duda su película; Sin identidad juega con la mente de los espectadores de igual forma que lo hace con la del protagonista, obligándonos a recapacitar y hacer nuevas cábalas ante cada nuevo acontecimiento ocurrido, puesto que las teorías vas desmoronándose al incidir en la historia detalles sorprendentes y totalmente coherentes.
Sin identidad   Sin identidad
Liam Neeson encarna (de forma impecable) a Martin Harris, un felizmente casado doctor que se dispone a presentar una conferencia acerca de las innovaciones en el campo de la biotécnica en el Hotel Adlon, a la que asistirán importantes celebridades del sector; Elizabeth (una convincente January Jones) es su perdidamente enamorada mujer, pero un fatídico accidente hará que todo cambie drásticamente, y Martin tendrá que demostrar que realmente es él, ya que todo el mundo (incluida Elizabeth) insisten en que se está haciendo pasar por alguien que no es, y es entonces cuando deambulará por las calles de Berlín en busca de la verdad, y mientras intenta recordad todo lo sucedido (debida al accidente tiene un traumatismo que le impide hacerlo) tendrá que ir evitando a multitud de individuos que quieren acabar con él, convirtiéndose así en una carrera mortal por recuperar su vida y no perder la misma.
Sin identidad   Sin identidad
A la increíblemente bien estructurada historia (que no obstante va perdiendo fuelle a medida que avanza la trama, ya que las vueltas de tuerca resultan un tanto drásticas) se añaden unas interpretaciones inmaculadas, desde los dos protagonistas hasta Diane Kruger (en el papel de Gina, la taxista que tuvo el accidente con Martin y que posteriormente lo ayudará en todo lo posible) o Frank Langella (el supuestamente amigo de Martin que a medida que vayan aconteciendo nuevos sucesos se tornará oscuro y terminará resultando un ser poco semejante al que en principio parecía), sin olvidar a Aidan Quinn (el a priori usurpador de la identidad de Harris) y Sebastian Koch (que da vida al profesor Bressler, un científico que ha descubierto el modo de cultivar maíz de manera ecológica y económica, que a la postre resulta ser el motivo de todos los hechos ocurridos); todos los intergrantes del equipo actoral realizan unos papeles increíbles, transmitiendo emociones de todo tipo y logrando en conjunto un reparto de verdadero lujo.
Sin identidad   Sin identidad
El dilema del argumento de Sin identidad está basado en la novela de Didier Van Cauwelart, y gira en torno a una de las dudas más existenciales que uno se puede hacer, tales como ¿quién o qué determina quiénes somos?, ¿de dónde venimos? y ¿hay alguna prueba de nuestra existencia?; pero la intríngulis no se limita a estas cuestiones, sino que va más allá y profundiza en la mente humana, a través de una serie de secuencias que indagan en las emociones del protagonista (todas ellas haciendo valer el recurso del primer plano, sumamente sugerente, parcialmente atrevida e indudablemente acertada).
Sin identidad   Sin identidad
El único pero que se puede poner a la cinta es el extremadamente enrevesado trasfondo que esconde, que en último término queda suficientemente explicado pero da la sensación que Jaume Collet-Serra (que por otro lado realiza una dirección sobresaliente, en especial el apartado visual) juega con nosotros de manera tramposa, utilizando recursos para volver a dar un giro de tuerca a una tuerca que ya ha sido girada muchas veces (aunque esto también se puede considerar un acierto, asemejándose a En el punto de mira en cuanto a gozar ambas de una historia atractiva, locuaz y que engancha sin remedio); por lo demás, Sin identidad es un thriller completamente recomendable provocador de un terror psicológico de muy bella factura técnica.


Daniel Espinosa




 
  Menú
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Últimas publicaciones

Southbound

I am not a serial killer

Tickled

  Publicidad
  Forma parte de Cementerio de Notícias

Colabora


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=