Safety not guaranteed 23-09-2017 09:09 (UTC)
   
 

Safety not guaranteed
(Colin Trevorrow, 2012)


Safety not guaranteed




Ficha técnica


Título original:
Safety not guaranteed
Año:
2012
Nacionalidad:
EEUU
Duración:
82 min.
Género:
Ciencia ficción, Drama
Director:
Colin Trevorrow
Guión:
Derek Connolly
Reparto:
Aubrey Plaza, Lauren Carlos, Basil Harris, Mary Rajskub, Mark Duplass, Jeff Garlin, William Hall, Alice Hung, Jake Johnson y Karan Soni


Sinopsis


Tres empleados de una revista investigan un anuncio clasificado donde se busca un socio para viajar en el tiempo, desarrollando sentimientos por el paranoico autor y mientras tratan de descubrir qué se propone.



Crítica


Es frecuente el deseo (o al menos despierta cierta curiosidad) de viajar a través del tiempo, aspiración que han recogido numerosas producciones como la exitosa trilogía de Regreso al futuro o la imprescindible 12 monos, motivando al público a plantearse qué haría de ser confrontado con tal posibilidad y vencer al poder de la melancolía, esa añoranza irracional de aquello que tanto de disfrutó y no volverá a acontecer; asiduamente tal concepto teórico reaparece en el séptimo arte con resultados mixtos, que van desde lo brillante hasta lo mediocre, dispar categorización que no se antoja dificultosa de determinar en el caso de Safety not guaranteed, pues se trata de uno de los más consistentes productos realizados en mucho tiempo (gracias, en gran medida, al ingenioso trabajo de Derek Connolly en el que supone su debut como guionista, errando únicamente en la resolución de algunas subtramas, introducidas mayormente para facilitar que el filme alcance la duración suficiente para poder ser considerado un largometraje), no tanto invitando como obligando a reflexionar acerca de cómo el paso de los años afecta a todos y cada uno de los aspectos de la existencia de cualquiera.

Safety not guaranteed  Safety not guaranteed
Desmotivada desde el accidente de tráfico que acabó con la vida de su madre cuando apenas tenía catorce años, Darius (Aubrey Plaza, cuya singular vestimenta no desentona en absoluto con su formidable manera de actuar) desempeña su nuevo empleo sin más aspiración que la que exige satisfacer a un cliente en la revista “Seattle Magazine” hasta que la redacción la encarga proceder con una sarcástica investigación junto a Arnau (Jeff Garlin, muy correcto en su papel de precavido conservador), un compañero de etnia hindú, y Jeff (Jake Johnson, quien demuestra albergar un gran talento interpretativo al igual que hiciera en la serie televisiva New girl asumiendo un rol de presuntuosidad extrema), el encargado de publicar el artículo referente a las indagaciones que realicen ambos; el trío unirá esfuerzos para intentar encontrar al autor anónimo de un anuncio clasificado en el que se solicita un acompañante para viajar al pasado (advirtiéndose en último término que la seguridad no está garantizada para quien decida unírsele), suponiendo desde el punto de vista periodístico una historia curiosa que relatar, residiendo el principal enigma en si realmente podría ser cierto (el director mantiene esa duda presente a lo largo de la película por medio de una incredulidad que se va transformando poco a poco en apenas incertidumbre).

Safety not guaranteed  Safety not guaranteed

Emprenden un largo viaje en coche de Seattle al pueblo de origen del anunciante y una vez allí descubren que el mismo responde al nombre de Kenneth (Mark Duplass, uno los artistas más interesantes y multifacéticos del ámbito independiente actual que escribe, dirige y actúa desempeñándose loablemente en cualquiera de las tres facetas), un enigmático y secretista dependiente de un comercio alimenticio que parece estar convencido del curioso anuncio publicado (lo único que precisa para llevar a cabo su empresa es construir una compleja máquina) y que existe una conspiración en contra suyo; éste desprende rareza a raudales (constantemente nervioso, desconfiado y con un complejo de persecución alarmante), aunque la joven se ofrece de todos modos a establecer una relación con él y así conseguir información sobre el hipotético viaje temporal (obviamente sin revelarle que se trata de un reportaje) pero, mientras trata de ganarse su confianza para armar el rompecabezas que supone el misterioso de extrañas conductas sus motivaciones cambian (tal es así que inicia un arduo entrenamiento para afrontar con garantías de éxito los obstáculos que puedan surgir en el proceso con el objetivo de que la considere una candidata apta), y aun dentro de lo descabellado que puede parecer todo la pregunta que se plantea no es cómo viajaría sino qué le impulsa a volver al dos mil uno.

Safety not guaranteed  Safety not guaranteed
Con un reparto completamente cumplidor (entre el que se encuentran nombres, amén de los mencionados, de tanto renombre como los de Kristen Bell y Mary Rajskub, ambas formidables en sus respectivas fugaces labores) y una argumentación de los acontecimientos ilógica pero absorbente, el desenlace de la propuesta se convertirá en el punto de contención entre los defensores y detractores de la misma, aunque en realidad se trate del hecho menos relevante de ésta, siendo lo verdaderamente importante todo lo que acontece hasta entonces y no el propio final, pues es en la totalidad en la que los personajes existen, crecen y consiguen apoderarse de la simpatía del espectador; no cabe duda de que la cinta merece ser visionada y deleitada (la cantidad de motivaciones existenciales que refleja es formidable), a pesar de las (pocas) carencias que muestra y la simpleza del mensaje que ofrece (aprovechar las oportunidades cuando se presentan para no arrepentirse de haber renunciado a ellas y la subjetivación del concepto locura pudiendo ser transitorio o limitarse a una forma de defensa ante ciertos aspectos especialmente dolorosos para cada cual), alternándose diversión (las conjeturas acerca de la identidad del responsable del escrito a partir de estereotipos es sublime) y profundidad (la mayoría de emociones plasmadas son tan reconocibles que estremecen de veras).

Safety not guaranteed  Safety not guaranteed
Colin Treverrow
se aleja de los aborrecibles aspectos científicos que suelen frecuentar cintas de semejante índole decidiendo centrarse simplemente en el extendido sentimiento de querer cambiar ciertas acciones que desembocaron en resultados poco o nada fructíferos a lo largo de la vida, y lo hace a través de las más variadas y asumibles personalidades (Britt aprovecha su inesperado regreso a su pueblo natal para reencontrarse con un vieja pareja e intentar revivir sus tiempos de gloria mostrándose extrovertido y sin aparentes preocupaciones mientras que por su parte, Darius y Kenneth, redefinen el concepto histriónico asentando sus respectivas razones sobre la primacía del desarrollo de la tierna y comprensiva relación que nace entre ambos); Safety not guaranteed es un regalo inesperado (así lo consideraron los cientos de espectadores asistientes a la correspondiente proyección en el Sitges Film Festival 2012, el Festival de Sundance 2012 y el Independent Spirit Awards 2012, alzándose en estos dos últimos certámenes con sendos galardones en reconocimiento al mejor guión) que demuestra que el dinero y la fama no implican positivismo alguno en comparación con la ingenuidad y el ingenio, una insólita comedia teñida de un trasfondo propio de la ciencia ficción más excéntrica que pivota sobre el sentido del amor verdadero de una manera esperanzadora y certera, poniendo especial énfasis en la necesidad de sentirse comprendido y apoyado.


Daniel Espinosa




 
  Menú
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Últimas publicaciones

It

Get out

La cueva

  Publicidad
  Forma parte de Cementerio de Notícias

Colabora


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=