Raw 26-09-2017 07:30 (UTC)
   
 

Raw
(Julia Ducournau, 2016)






Ficha técnica


Título original
: Raw
Año
: 2016
Nacionalidad
: Francia
Duración
: 98 min.
Género
: Drama, Suspense
Director
: Julia Ducournau
Guión
: Julia Ducournau
Reparto
: Garance Marillier, Ella Rumpf, Rabah Nait y Laurent Lucas


Sinopsis


Una joven vegetariana descubre un mundo decadente, despiadado y peligrosamente seductor cuando comienza sus estudios universitarios.


Valoración


Lo mejor
: la empatía que despierta la protagonista (nombrar a Garance Marillier resulta una obligación al encarnar un papel altamente complejo como si del más sencillo se tratase) en el espectador, compartiendo con ella lo que siente al degustar el nuevo sabor similar al curry que descubre, al padecer una aparentemente insalvable marginalidad, al reflexionar sobre debates de cuestiones varias, al sacrificarse para intentar integrarse en un entorno tan novedoso como confuso, al reírse con cierto anciano que juega con su dentadura postiza, al fusionar su cuerpo pintado de azul con otro de amarillo para conseguir el color verde, al tararear una obscena canción frente al espejo..., en definitiva, con sus múltiples acciones y atroces consecuencias en un decadente y despiadado mundo que la exige abandonar por completo los principios inculcados por su familia (finalmente averiguará el porqué del radicalismo defendido por sus progenitores en su educación), aflorando su verdadera naturaleza a medida que una serie de signos (objetivos, como la reacción dérmica) y síntomas (subjetivos, como la inquietud alimenticia) se acrecientan y la libertad de la que goza es absoluta; el ritual de iniciación al que son sometidos los novatos de la facultad de veterinaria sita en un lugar no revelado, el cual fundamenta esta interiorista crónica en la que el tono onírico y la inventiva estilística hacen que el impacto técnico (los simbolismos, tales como el caballo que no avanza en su insistente cabalgada sobre una cinta de correr al estar amarrado, derrochan originalidad) supere al visual (las escenas puramente grotescas van sucediéndose cometidamente sin acentuar en demasía el también alegórico canibalismo de trasfondo), logrando que el retrato de la adolescencia femenina, caracterizada por una fuerte ansia de sentimiento de pertenencia y la autodeterminación de diferentes factores (en este caso dos condiciones básicas, la sexual y la nutricional), cobre tintes muy humanos dentro de la ficción narrada; la irónica crudeza (trayendo a colación el título de la producción que ocupa, procedente de un país, el francés, que sigue aportando lindezas fílmicas) con la que las metáforas se
materializan de valiente (e incluso algo temeraria) forma, en especial las referentes a las primeras veces que de llevan a cabo las cosas en tan señalada etapa, desde la ingesta de carne hasta la pérdida de la virginidad, pasando por el consumo de drogas y la depilación del bello púbico, todo ello para reconstruir la identidad de una joven acostumbrada a la sobreprotección parenteral.

Lo peor
: la plurilectura de la cinta, pese a que la responsable va introduciendo sutiles claves a lo largo de la trama para guiar al público, sólo está al alcance de aquellos más sagaces y acostumbrados a extraer por sí mismos conclusiones dotadas de una importante ambigüedad entre libertad y libertinaje y es que, en esta su ópera prima, Julia Ducournau evidencia hasta la exageración la paranoica represión que la moralidad común permite e incluso ampara; la imagen del caos universitario descrito puede llevar a equívocos a quienes todavía están por vivir dicho impás estudiantil si confabulan falsas expectativas, aunque ciertamente el metraje no debería ser visionado por los mismos, pues suponiendo que se trata de alumnos calificados que no han repetido curso alguno ni se han dejado seducir por la corriente “ni ni”, todavía no habrán alcanzado la mayoría de edad (aunque el asunto de las calificaciones no se respete lo más mínimo no por ello hay que obviarlo); más allá de la publicidad vertida sobre (o contra) el largometraje ensalzando su visceralidad sensorial y menospreciando su contenido argumental, los galardones cosechados en prestigiosos certámenes como los de Cannes, Sitges, Austin y Toronto reconocen a la autora su malvada, perversa y retorcida osadía de reinterpretar una revelación de la antesala de la adultez rebosante de desenfreno y provocación sin subrayar que peca de cinismo (trivializando sobre polémicas recurrentes como el machismo, el racismo, la bulímia y el abuso en el más amplio sentido de la palabra, así como citando otras no tan típicas como la tricofagia, es decir, la enfermedad por la cual el sujeto que la presenta se come su propio pelo) para remover en la butaca al respetable, algo tan disfrutable como criticable que encuentra su máximo exponente en la propia protagonista, muy inocente, algo peligrosa y más letal progresivamente.

Daniel Espinosa


Raw Raw




 
  Menú
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Últimas publicaciones

It

Get out

La cueva

  Publicidad
  Forma parte de Cementerio de Notícias

Colabora


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=