Por la cara 18-08-2017 03:17 (UTC)
   
 

Por la cara
(Seth Gordon, 2013)


Por la cara




Ficha técnica


Título original:
Identity thief
Año:
2013
País:
EEUU
Duración:
112 min.
Género:
Comedia, Drama
Director:
Seth Gordon
Guión:
Craig Mazin y Steve Conrad
Reparto:
Melissa McCarthy, Jason Bateman, Amanda Peet, Jon Favreau, Génesis Rodríguez, John Cho, Clark Duke y Eric Stonestreet


Sinopsis


Sandy Patterson es un hombre que ve cómo su identidad es robada por una mujer que aparece en su vida; ¿qué pretende con ello?, ¿cómo es posible que una mujer de esas características quiera hacerse pasar por un señor?, ¿qué hará él para solucionar esta surrealista situación?



Crítica


Cuando se unen (entre innumerables desaciertos) precarias ideas y desafortunadas interpretaciones es sumamente difícil que el producto resultante logre alcanzar la mínima decencia exigible, y aunque la taquilla estadounidense parezca haber dictaminado lo contrario al haberle atribuido una recaudación de ciento quince millones de dólares desde la fecha de su estreno, cabe recordar que colección dineraria y calidad fílmica en absoluto tienen que corresponderse proporcionalmente (de hecho, entre el recientemente publicado selecto listado de las quince películas que han logrado ingresar más de un billón de dólares se encuentran propuestas tan denunciables como Piratas del Caribe: En mareas misteriosas e intrascendentes como Skyfall, demostrándose así que el público suele premiar el formato tridimensional y las continuaciones en virtud de la verdadera validez cinéfila); realizada por Seth Gordon (escritor, productor, guionista y director responsable de metrajes tan semejantes a éste como la anecdótica Cómo acabar con tu jefe, proyectada hace apenas dos años y con la que además del protagonista masculino comparte absurdez e insistencia cómica a la par que desfasada) y escrita por Steve Conrad y Craig Mazin (el primero firmó el guión de la elaborada En busca de la felicidad y el segundo el de la decepcionante Resacón 2: ¡Ahora en Tailandia!), la producción se torna rápidamente aborrecible y finalmente nefasta al desaprovechar incomprensiblemente el carisma natural de Jason Bateman (extremadamente afeminado en sus últimos trabajos), la desbordante personalidad de Melissa McCarthy (habitual secundaria que consiguió el reconocimiento gracias a su interpretación en La boda de mi mejor amiga, por la que estuvo nominada a los Oscar 2010 como Mejor Actriz de Reparto), la breve pero interesante aportación de John Favreau (el responsable de la exitosa Iron Man que no ha dudado en aventurarse a aparecer delante de las cámaras con más bagatela que acierto) y el prometedor personaje encarnado por Robert Patrick (siempre contundente aunque normalmente vano resulta su prestación), cuatro de los principales papeles que Por la cara transitan sin encontrar justificadas motivaciones ni objetivos medianamente esclarecedores.

Por la cara  Por la cara
Tanto por la superficialidad con la que se trata la problemática patología del consumo (desorden que afecta a muchas más personas de las que se cree, por lo que merece ser deliberada con mayor respeto) como por el escaso interés que suscita la trama y la nula creatividad narrativa de la que hace alarde, la película no trasciende lo más mínimo ni en contenido ni en mensaje transmisor, anulándose las diversas posibilidades plasmadas entre ellas mismas (cuando parece que una consumará su propósito se ve alterada por otra completamente opuesta) y produciéndose un turbador abismo de elocuencia de catalogación peyorativa (tal es así que encontrar meritorios alegatos no es complicado sino quimérico); asazmente lejanos quedan aquellos tiempos en los que las comedias, simples e incluso ridículas (memorable se antojaba entonces e indudablemente es ahora la incomparable Algo pasa con Mary, filme que sobrepasaba los límites de la decencia para situarse en la procacidad más ácida y a la vez disfrutable), alcanzaban la mayor de las gratitudes merced a la continua sonrisa que dibujaban en el público, gesto que en la actualidad ha dejado paso a un indeseable bostezo prematura que se origina desde la propia iniciación de la trama, inapetente sensación que se mantiene hasta el desafortunado desenlace de la misma (mas aun puede prolongarse si éste basa sus explicaciones en pretenciosas lecciones existenciales inapropiadas e irracionales).

Por la cara  Por la cara
Un crédito ilimitado ha permitido que Diana (Melissa McCarthy, adorable en algunas escenas y profundamente odiosa en otras) viva a lo grande a las afueras de Miami, convirtiéndose en una compradora compulsiva adquiridora de todo aquello que le apetece llegándose e endeudar con peligrosos integrantes de la mafia como la letal Marisol (Génesis Rodríguez, la cual repite el mismo rol que el llevado a cabo éste mismo año cuando compartió cartel con el gran Arnold Schwarzenegger en la apoteósica El último desafío) y el despiadado Skyptracer (Robert Patrick, indudable resulta su atractivo presencial pero inigualable su intrascendencia argumental), dos de los mayores perseguidores de la desbocada delincuente; su conducta puede tildarse de punible debido a que se vale de la identidad de otra persona para financiar dichas compras, en concreto de la de Sandy Patterson (Jason Bateman, correcto y lamentablemente poco más al no permitírselo su cometido), un humilde comercial que vive en el otro extremo del territorio estadounidense junto a su mujer Trish (Amanda Peet, reprochable es su actitud pero soberbia su encarnación) y sus dos hijos (Clark Duke y Maggie Jones, igualmente triviales a causa de su escasa laboriosidad).

Por la cara  Por la cara
La situación no parece trascender más de la mera habitualidad hasta que Sandy decide abandonar su consolidado pero mediocre trabajo en la corporación del magnate Harold (Jon Favreau, de director a actor, de insustituible a reemplazable) en beneficio de la formación de una nueva empresa junto a su superior Daniel (John Cho, el alocado viajero de la genuina Dos colgaos muy fumaos que en esta ocasión apenas goza de popularidad), momento en el cual se dará cuenta de la verdadera economía que su familia padece y emprenderá un viaje en busca de la persona que le está timando partiendo hacia el sur para enfrentarse a la mujer que va a arruinarle la vida; ayudado a distancia por el detective Reilly (Morris Chestnut, el auténtico rostro del tipicimismo) y promovido por la necesidad de solucionar lo antes posible la apocalíptica tesitura en la que se ha tornado su apacible existencia, gruesa sociópata e ingenuo afectado compartirán más que palabras de recriminación, llegando incluso a entablar una amistad fruto de la comprensión (sin cabida alguna y por ende inconcebible, por cierto) de las necesidades que contraen.

Por la cara  Por la cara
La diversión debe ser objeto de celebración y la ironía de alabanzas, pero para que ello se produzca es preciso que ambas sean convenientes y propicias, requisito que Seth Gordon tan siquiera  ha llegado a plantearse como futurible al apostar por una historia tan obvia como aburrida en la que los diálogos apenas alcanzan la calificación de rudimentarios y la originalidad brilla por su ausencia; la artificialidad que el producto desprende encuentra sentido en el hecho de haber invocado a clásicos del géneros para fusionarlos en un alborotado entramado que, partiendo de una premisa atractiva como pocas, apenas discierne entre aquello asumible y la efímera repulsión, y aunque pudiera ser más entretenida que muchas otras propuestas de semejante índole (sobreviene así) colisiona una y otra vez con la terminología del ridículo (la extensión del dramatismo logrado dista tanto del ansiado que lejos de haberse expuesta pudiera haber sido suprimido para dejar espacio a formulaciones dignificantes, aunque éstas difícilmente se expondrían con atino), sorprendente despropósito que no concuerda con el espectáculo (en el sentido más negativo del vocablo) ofrecido a largo de la pel
ícula.


Daniel Espinosa




 
  Menú
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Últimas publicaciones

Rings

Raw

Pet

  Publicidad
  Forma parte de Cementerio de Notícias

Colabora


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=