Paranormal activity 4 16-08-2017 21:53 (UTC)
   
 

Paranormal activity 4
(Ariel Schulman y
Henry Joost, 2012)

Paranormal Activity 4




Ficha técnica


Título original:
Paranormal activity 4
Año:
2012
Nacionalidad:
EEUU
Duración:
95 min.
Género:
Suspense, Terror
Director:
Ariel Schulman y Henry Joost
Guión:
Zack Estrin
Reparto:
Katie Featherston, Kathryn Newton, Matt Shively y Brady Allen


Sinopsis


Katie y Hunter estaban en paradero desconocido desde 2006, hasta ahora... Alice utiliza su ordenador portátil con asiduidad para comunicarse con sus amigos; un día algo ocurre en casa de los vecinos, la madre de Robbie termina en el hospital y al no tener familiares el niño se queda en casa de Alice y, desde su llegada, lo paranormal se apodera de la casa, haci
éndose cada vez más fuerte y peligroso...


Crítica


La nueva entrega de la que es sin discusión alguna la saga de terror más rentable de la última d
écada (no se trata de una afirmación subjetiva, sino de una objetivamente contrastada con las ganancias generadas por la misma) ha recaudado hasta la fecha siete veces más que su coste de producción (escasos cinco millones de dólares), por lo que aun quedándose lejos de su horrible antecesora (que paradójicamente supuso el mejor estreno de un título de terror de la historia sumando finalmente la desorbitada cifra de 200 millones de dólares en todo el mundo) se convertirá en otro éxito para la dupla de cineastas formada por Ariel Schulman y Henry Joost , quienes vuelven a trabajar juntos tras su primera colaboración dos años atrás con la realización e interpretación del magnífico documental independiente Catfish y más reciente bajo la dirección compartida de la citada Paranormal activity 3, en ambos casos cosechando excelentes resultados (cuanto menos económicos).
Paranormal Activity 4  Paranormal Activity 4
En 2006, en California, Katie (Katie Featherston, omnipresente en el cuarteto de filmes con mayor o menor protagonismo pero misma parsimonia) y Hunter (en cada entrega es interpretado por un actor diferente, por lo que no conviene mencionar sus múltiples encarnadores) desaparecieron misteriosamente tras una serie de inexplicables y estremecedores sucesos, que propiciaron posteriormente el hallazgo de varios cadáveres relacionados sentimental o amistosamente con la primera; en la actualidad, en Nevada, la joven Alice (Kathryn Newton, sumamente virginal y sorpresivamente formidable) de quince años de edad utiliza con asiduidad las más novedosas técnicas para comunicarse con Alex (Matt Shively, poco más que correcto), pareja con la cual comparte experiencias y confidencias desde hace varios meses.

Paranormal Activity 4  Paranormal Activity 4
Un día algo ocurre en casa de los vecinos y la madre de Robbie (Brady Allen, totalmente necesario y aterrador, salvando las distancias semejante a Harvey Stephens en su labor prestada en La profecía), el pequeño de seis años cuyo comportamiento dista mucho del considerado normal, termina en el hospital, hospedándose éste en el hogar de Alice al no tener más familiares que puedan acogerle; desde su llegada lo paranormal se apodera de la casa, cobrando paulatinamente más importancia y contundencia una fuerza desconocida e invisible que parece haber llegado con el infante, un cúmulo de indeseables experiencias místicas que terminará manifestándose corpóreamente para consumar el propósito por el que ha decidido ocupar la morada (en una sucesión de días estrictamente señalados en pantalla, como ya sucedía en la trilogía anterior), un objetivo que encuentra su base transgresiva en un ritual satánico ancestral desglosado en tres etapas (perfectamente distinguibles en la trama), activación, afirmación y sacrificio, las tres etapas por las que transitar
án los personajes.
Paranormal Activity 4  Paranormal Activity 4
Alternando la narración cámara en mano con planos fijos y ampliando considerablemente el rango de aparatos electrónicos utilizados para dichas grabaciones (desde ordenadores portátiles hasta teléfonos móviles, pasando por la atrayente propiedad que alberga la cámara Kinnect de la videoconsola Xbox 360 para captar el movimiento de los jugadores empleada nocturnamente mediante infrarrojos, sin duda alguna la mejor aportación innovadora al género, tan curiosa como lum
ínicamente absorbente), y con la referencial Grave encounters sirviendo de inspiración para los efectos generados por ordenador acontecidos durante el desenlace (la precipitación del mismo hace que no se pueda disfrutar como mereciera, pues la visceralidad que muestra se ve ocluida por la inconexión argumental), Ariel Schulman y Henry Joost consiguen elaborar una película entretenida e infinitamente más elocuente que sus dos antecesoras en la que el planteamiento es directo pero también intrascendental e inconcluyente al término de la historia, por lo que el ameno visionado se torna en incredibilidad extrema y el ansiado terror en un pasatiempo para todos los públicos (salvo las muertes, que aun siendo escasas el impacto que provocan es ciertamente tremendo).
Paranormal Activity 4  Paranormal Activity 4
Valorada independientemente la cinta alcanzaría un elevado grado de mediocridad, pero englobada dentro de la saga a la cual pertenece tal vez convenga hacer tal examen conjuntamente, y en tal caso resulta mucho más salvable que la segunda y la tercera entregas aunque igualmente inferior a la primera, cuya genuinidad solamente es comparable con el bajo coste de producción que la franquicia ha conservado como elemento primordial a conservar, al igual que el mantenimiento presencial de una sola integrante actoral, la inamovible Katie (Katie Featherston, quien ha participado en otras películas, todas ellas en la línea de escalofriantes investigaciones, como Mutation y Psychic experiment), cuyo tránsito familiar es el eje central de cada uno de los títulos de la fructífera empresa en la que se ha convertido Paranormal activity, fugazmente argumentado y fielmente vinculado; careciendo por completo de atracción racional (sí pasional), el comentario más ingenioso en la proyección no surgió del propio metraje, sino de otro asistente que, relacionando el nombre de uno de los protagonistas con el término relativo a la solicitud de asistencia, confundió Ben (nombre) con ven (verbo), una pletórica involuntariedad que se podría relacionar con los buenos resultados que Paranormal activity 4 logrará, pues de buen seguro éstos estarán construidos a partir de finalidades muy distintas a las que sus responsables buscan suscitar en el ya curtido en esta clase de propuestas espectador.



Daniel Espinosa




 
  Menú
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Últimas publicaciones

Rings

Raw

Pet

  Publicidad
  Forma parte de Cementerio de Notícias

Colabora


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=