Movie 43 13-12-2017 01:44 (UTC)
   
 

Movie 43
(Elizabeth Banks, Steven Brill, Steve Carr, Rusty Cundieff, James Duffy, Griffin Dunne, Peter Farrelly, Patrik Forsberg, James Gunn, Bob Odenkirk, Brett Ratner y Jonathan Van Tulleken, 2013)


Movie 43




Ficha técnica


Título original:
Movie 43
Año:
2013
País:
EEUU
Duración:
88 min.
Género:
Comedia, Suspense
Director:
Elizabeth Banks, Steven Brill, Steve Carr, Rusty Cundieff, James Duffy, Griffin Dunne, Peter Farrelly, Patrik Forsberg, James Gunn, Bob Odenkirk, Brett Ratner y Jonathan Van Tulleken
Guión:
Steve Baker, Will Carlough, Patrik Forsberg, Matt Portenoy, Greg Pritikin, Rocky Russo y Jeremy Sosenko
Reparto:
Emma Stone, Hugh Jackman, Elizabeth Banks, Chloe Grace Moretz, Gerard Butler, Kristen Bell, Naomi Watts, Anna Faris, Kate Bosworth, Josh Duhamel, Kate Winslet, Christopher Mintz Plasse, Chris Pratt, Halle Berry, Richard Gere, Uma Thurman, Liev Schreiber, Patrick Warburton, Seann William Scott, Justin Long y Jason Sudeikis


Sinopsis


Un adolescente y su hermano pequeño tratan de buscar en la red una película prohibida y censurada en todo el mundo; en su propósito se encontrarán con varios vídeos de alto contenido irracional y la oposición de una organización secreta que interesada en cancelar su búsqueda.


Crítica


Hugh Jackman
y Kate Winslet manteniendo una cita a ciegas en la que cierta alteración física es la protagonista, Kate Bosworth y Richard Gere tratando de solventar la problemática que una ofensiva inventiva tecnológica ha suscitado, Liev Schreiber y Naomi Watts educando violentamente a Jeremy Allen White, Kieran Culkin y Emma Stone sufriendo los inconvenientes de un enfermizo amor irracional, Chris Pratt y Anna Farris consagrando su futuro matrimonial en clave fecal, Halle Berry y Stephen Merchant conociéndose mediante crueles pruebas, Jason Sudeikis y Justin Long encarnando a dos famosos justicieros cuyo cometido es conquistar a unas heroicas Uma Thruman y Kristen Bell, Chloe Gace Moretz y Jimmy Bennett descubriendo las alarmantes consecuencias que la primera menstruación conlleva ante la inquieta mirada de Christopher Mintz Plasse, Seann William Scott y Johnny Knoxville coaccionando a un aduendado Gerard Butler para que éste les revele la ubicación de su mitológica olla repleta de oro,
Terrence Howard infundiendo coraje a un equipo de baloncesto cuyos integrantes son ostensiblemente superiores a sus oponentes, Josh Duhamel y Elizabeth Banks conviviendo con un dibujo animado sumamente posesivo... éstas y muchas otras situaciones son las que propone el extenso listado de directores (nada menos que una docena) de Movie 43, cinta que se suma a la larga lista de intentos fallidos que anualmente tratan de emular éxitos simplemente cómicos como la saga Scary Movie o intensamente provocadores como la franquicia Resacón en Las Vegas (fracaso que se hace incluso más evidente que en la disparmente insufrible Ted); desperdiciando por completo las indiscutibles dotes interpretativas del inmenso equipo actoral del que disponen, los autores de la obra se limitan a recoger tópicos de los más variados géneros para mofarse de ellos de mediocre manera, ofreciendo al espectador unos ridículos efectos especiales (el presupuesto de la producción asciende a apenas cinco millones de dólares, pero dicha cantidad podría haberse dispuesto infinitamente mejor) y una ausente conexión argumental que lejos de resultar amena se convierte en otro despropósito más a sumar a los innumerables comentarios negativos.
Movie 43  Movie 43
La tediosa película está compuesta por catorce cortometrajes que narran (supuestas) divertidas historias conectadas entre sí, aunque tal vínculo se confina en una longeva búsqueda cibernética, por lo que el objetivo de los productores (Charles Wessler y Peter Farrelly) de lanzar un proyecto similar a Hamburger film sandwich (una cinta del americano John Landis que también se componía de varios relatos de corta duración) no fructifica; obviando la posibilidad de que la inmensa mayoría de espectadores no encuentren tan siquiera graciosas la mayoría de secuencias, las mismas se suceden inconclusa y repentinamente, facilitando que el sopor y aburrimiento primen en virtud del entretenimiento y el agrado (conceptos que se alejan considerablemente de las sensaciones que provoca el trabajo) al no mantenerse una m
ínima adecuación (de hecho exigible, pues resulta fundamental) rítmica.
Movie 43  Movie 43
Calvin y Stevie (Mark Young y Nate Hartley respectivamente, creíblemente confrontados e igualmente elocuentes) son dos hermanos de quince y once años que, junto al mejor amigo del primero de ellos, J.J. (Adam Cagley, plena es su presencia pero vana su aportación), disputan a diario desacuerdos, intercambiando burlas y carabas; enfrentados desde una edad temprana, ven peligrar seriamente sus vidas cuando las inocentes fechorías a las que habitualmente recurren a modo de respuesta chacota dan como resultado la invención de la existencia de una cinta, la popular “Movie 43”, cuyo contenido es (en teoría) tan censurable como comprometedor tanto para el que la posee como para los numerosos (y singulares) individuos que en ella se ven implicados.

Movie 43  Movie 43
La búsqueda por el ciberespacio de la concebida grabación se traduce en el visionado de hasta catorce relatos igualmente protegidos por las autoridades (todos ellos mostrados al públicos en formato reducido), produciendo en el trío indagador tantas carcajadas como estupor; finalmente, descubren que la cinta en cuestión existe (se trata de una especie de visionado futurista de las catastróficas situaciones en las que se encontrarán los tres protagonistas) y que no solamente ha tratado de ser ocultada por los más altos cargos sino que una extraña organización secreta intenta reprimir a todo aquel que dé con ella de que la reproduzca, empleando la coacción si es preciso e implicándose en el asunto personal y eficazmente para frenar la inminente revelación.

Movie 43  Movie 43
La horrible premisa de Movie 43 hacía presagiar desde los primeros detalles facilitados que ésta se iba a convertir en una película medianamente efímera y carente de más finalidad que la de hacer pasar un rato agradable al público, pero la banalidad que se representa y la decadencia humorística (desfasada en su totalidad) en la que con indeseable constancia se simplifica la trama hacen de ella un producto innecesario, escatológico y profundamente sinsentido; la escasa duración (apenas hora y media), la reaparición en la gran pantalla de la olvidada Halle Berry y el buen hacer de una Emma Stone más emotiva que nunca se convierten (evidentemente) en insuficientes alegatos para aconsejar el visionado del metraje, tosco e insufrible como pocos merced a la mala planificación direccional a la que se ha recurrido (conscientemente, hecho que agrava la decepción) para narrar los hechos plasmados (en esencia divertidos pero irremediablemente erróneos), pues la anunciada irreverente comedia del año se torna así irrelevancia eterna al desdibujarse por completo el reparto coral y producir una cinta insensible (en el sentido más peyorativo del término, pues pudiera interpretarse positivamente) que alude a historias tan chocantes como perturbadores e igualmente irreales a la par que eludibles, significando una de las peores propuestas de la última década dentro del género al que pertenece a pesar de provenir de dos de las mentes más simbólicas del mismo, Peter Farrelly y Charles Wessler (responsables de Dos tontos muy tontos y Algo pasa con Mary respectivamente, ambos títulos igual de relevantes e inconmensurables).


Daniel Espinosa




 
  Menú
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Últimas publicaciones

La seducción

M.F.A."

Creep 2

  Publicidad
  Forma parte de Cementerio de Notícias

Colabora


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=