Men in black 3 16-08-2017 21:53 (UTC)
   
 

Men in black 3
(Barry Sonnenfeld, 2012)







Ficha técnica


Título original:
Men in Black III
Año:
2012
País:
EEUU
Duración:
103 min.
Género:
Ciencia ficción, Comedia
Director:
Barry Sonnenfeld
Guión:
Etan Cohen y Lowell Cunningham
Reparto:
Will Smith, Tommy Lee Jones, Josh Brolin, Jemaine Clement, Michael Stuhlbarg, Emma Thompson, Bill Hader, Alice Eve, Nicole Scherzinger, Lady GaGa, Kevin Covais, Joseph Gannascoli, Lenny Venito, Keone Young, Alex Ziwak, Michael Chernus y Geoffrey Cantor


Sinopsis


Una invasión alienígena está a punto de arrasar cuanto se encuentre en la faz de la Tierra; para impedirlo, el agente J, deberá viajar a los años setenta, momento en el cual se iniciaron una serie de acontecimientos que provocarían en el futuro el fin del mundo, y reunirse con el agente K.



Crítica


En el trayecto realizado hacia el lugar de proyección en el que tenía lugar el filme, dos noticias han sobresaltado mi soñoliento espíritu optimista que en mi persona es habitual; la primera versaba sobre la programación del día en cuestión del programa “El hormiguero” emitido en Antena 3, el cual indicaba la visita al plató de Bertín Osborne y Arévalo en calidad de invitados (si ya de por sí es inquietante el asunto más lo es el hecho que se tildara de cantante al primero de ellos, término cuanto menos inapropiado si bien es cierto que su definición profesional es digna minucioso estudio), la segunda estaba vinculada directamente con la película que nos ocupa, relatando la insólita reacción que protagonizó Will Smith en la presentación de la cinta que aconteció en Moscú días atrás cuando un periodista intentó brindarle un beso, propinándole un bofetón y diciéndole que tenía un serio problema mental (más agravio merece, si cabe, la mermada explicación que dio el conocido actor en la posterior rueda de prensa, argumentando que el agredido trató de besarle en la boca y tuvo suerte de no haber recibido un puñetazo, cosa que según él hubiere merecido... poco menos que denunciable); t
ras este pequeño y prescindible inciso a modo de curiosidad, procederé a la crítica de Men in Black 3, metraje que teóricamente cierra (es más que dudoso que sea así, ya que una cuarta entrega estaría incluso justificada tras el desenlace de esta tercera) la trilogía sobre los famosos hombres de negro, la brigada especial dedicada a mantener a raya a los alienígenas infiltrados en nuestro planeta y salvar incisamente a la Tierra de los poderosos y peligrosos ataques de éstos, teniendo como único objetivo el mero entretenimiento (el cual consigue sobradamente), Barry Sonnenfeld (también director de las dos anteriores cintas) vuelve a recurrir a esa genuina y gratificante mezcla de ironía y elegancia de la que ha hecho gala la franquicia desde su primer título, aunque para la ocasión amplía considerablemente el renombre entre el reparto y emplea una estética setentera acorde a la historia que narra para la ocasión.
Men in black 3  Men in black 3
La exuberante Lilly (Nicole Scherzinger, apetecible como pocas y convincente en los apenas cinco minutos de los que goza, de una sensualidad apoteósica) visita a Boris (Jemaine Clement, poseedor de prácticamente todos los gramos de maquillaje de los que el metraje dispone), un peligroso alienígena que años atrás fue capturado por el agente K (Tommy Lee Jones, sereno y concienzudamente impecable como siempre) tras serle amputado un brazo, y encerrado en una cárcel de alta seguridad ubicada en la carente de gravedad Luna; al ser liberado, desencadena una serie de sucesos que amenazan seriamente con destruir la Tierra a partir de un nuevo intento de colonización, además de terminar con la vida de K a modo de venganza, para lo cual viajará al pasado y terminará con él al mismo tiempo que evitar perder su brazo.
Men in black 3  Men in black 3
Al descubrirse los perversos planes de Boris por la organización encargada de proteger al planeta de invasiones, “Los hombres de negro”, deberá entrar en acción J (Will Smith, simpático y ameno como en todos sus trabajos), el inseparable compañero de K que parece ser el único que puede impedir la inminente invasión y muerte de su amigo; tan ardua misión la logrará (o al menos intentará) con la ayuda de Griffin (Michael Stuhlbarg, desequilibrante emocionalmente, como su desconcertante personaje requiere), quien se unirá a él y al rejuvenecido temporalmente K (Josh Brolin, ideal para la ocasión en cuanto al aspecto físico y calcado gestualmente a su futuro yo) a modo de valioso visionario que contempla todas las posibilidades que el futuro próximo plantea en virtud de las elecciones que vayan decidiendo tomar los distintos implicados.
Men in black 3  Men in black 3
Men in Black 3 completa una de las mejores trilogías, dentro del marco de la comedia y la ciencia ficción, que el séptimo arte ha proporcionado en los últimos años (solamente comparable a La Momia, aunque la tercera y última parte de ésta defraudó de sobremanera y desvirtuó el concepto de las anteriores, dejando una indeseada sensación de repulsión en el espectador), brindándonos múltiples lindezas auditivas (tanto sonoras como vocales, el primer aspecto representado por el omnipresente en el panorama musical Pitbull y el segundo respaldado en unos efectos especiales de infarto, a la altura de la personalidad que firma como productor ejecutivo de la producción, Steven Spielberg) y un aspecto retro setentero inmaculado que envuelven una trama repleta de alusiones autovalorativas y relevantes (en ella se nos explica, por ejemplo, el origen de la relación entre K y J y el motivo por el cual en la actualidad el primero se muestra tan arisco con el segundo o el vínculo que une a O, la jefa de la organizacioón secreta, con K), un plato combinado cuyos deliciosos ingredientes principales son el humor sarcástico y la belleza visual, poderosas razones para ser visionada.
Men in black 3  Men in black 3
No es de extrañar que una película de semejante índole sea esperada por millones de personas y tenga el éxito en taquilla asegurado incluso antes de su estreno, y es que no es el hecho de que se presente en tres dimensiones (efecto poco aprovechado durante la trama) ni que resulte llamativa y atrayente (que lo es por sí sola) la principal causa de tal reclamo, sino el protagonismo de un actor tan querido que el fracaso no parece proceder si está por medio; de todos es sabido que es preferible caer en gracia que ser gracioso, aunque ambas cualidades posee Will Smith tanto dentro como fuera de la pantalla (salvando el desagradable hecho relatado al inicio de la crítica, que vendría a suponer la excepción que confirma la regla), como ya ha demostrado en numerosas ocasiones desde comedias insípidas como Will will west hasta dramas impecables como En busca de la felicidad (la cual coprotagoniza con su hijo, heredero natural de su cargante don actoral e innata simpatía).


Daniel Espinosa




 
  Menú
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Últimas publicaciones

Rings

Raw

Pet

  Publicidad
  Forma parte de Cementerio de Notícias

Colabora


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=