Los Croods 23-10-2017 15:27 (UTC)
   
 

Los Croods
(Chris Sanders, 2013)


Los Croods




Ficha técnica


Título original:
The Croods
Año:
2013
País:
EEUU
Duración:
93 min.

Género:
Animación, Aventuras
Director:
Chris Sanders
Guión:
Chris Sanders y John Cleese
Reparto:
Nicolas Cage, Ryan Reynolds, Emma Stone y Catherine Keener


Sinopsis


Tras ver cómo su cueva es devastada por un terremoto, un clan cavernícola tiene que mudarse de la zona en la que han vivido siempre en busca de un lugar alejado donde poder instalarse de forma segura.



Crítica


Probablemente el público al que va destinada la propuesta que acuda a su cita con Los Croods no vincule la historia a ningún precedente, sin embargo los espectadores de más edad puede que la vinculen, no sin razón, a la saga escrita por Jean Auel “Los hijos de la tierra”, obra con la que las coincidencias no escasean pero tampoco se antojan indiscutiblemente visibles hecho agradecible y al mismo tiempo alabador para Chris Sanders, quien después de firmar títulos tan destacables como las dos entregas de Lilo & Stitch y la suma decepción que supuso la infame Star Wars Episodio I: La amenaza fantasma y sufrir multitud de oposiciones (los retrasos han ido sucediéndose con tanta asiduidad que se llegó a barajar la posibilidad de anular el proyecto) desde la confirmación de la realización del trabajo nada menos que ocho años atrás se ha implicado total y propiciamente en la película objeto de la presente crítica; al igual que en esta cinta, los hechos de la novela tenían lugar en un periodo de la prehistoria (concretamente el Paleolítico) en la que la cueva de un clan (el del Oso Cavernario) era destruida por un terremoto, emprendiendo la familia un viaje para encontrar otro hogar y conociendo por el camino a una niña muy diferente tanto por su fisionomía como por su intelecto (de hecho esa sería precisamente la mejor síntesis del metraje, a la que cabría aplicar determinadas variaciones y, sobre todo, cuantiosa y justificada espectacularidad).

Los Croods  Los croods
Tanto los personajes principales como los secundarios (en especial éstos segundos, protagonistas de ocurrentes matices conductuales y celebrables actitudes) mantienen en todo momento una inaudita eficacia y correspondencia con el propósito de transmitir el optimismo que el poder soñar con un mañana mejor debería, trascendental sentimiento antaño natural y actualmente anecdótico debido a la nefasta depresión global en la que parece estar sumergida la sociedad mundial; recurriendo a simbolismos y situaciones tan inolvidables como emotivas (el propio desenlace en una bella congregación de ilusiones pretendidas finalmente realizadas), la complicada empresa no solamente se logra sino que se hace brillantemente compaginando frenéticas persecuciones (la mayoría de ellas correspondientes a la tarea de recolección de alimentos), significativas conversaciones (generalmente referidas a la imperiosa necesidad de apreciar la cercanía familiar y ejercitar el cerebro para no dejarse superar por las circunstancias ni sucumbir ante dictámenes ajenamente impuestos) y potentes fotogramas (los últimos avances tecnológicos se aprovechan al máximo en componentes tan esenciales como las texturas o la climatología), componiendo una asombrosa obra de arte cinéfila de incalculable valor educativo que transita desde el inicial realismo hasta la posterior fantasía obrando el gran
milagro divulgativo.
Los Croods  Los croods
El robusto padre de familia Grug (Nicolas Cage), su comprometida mujer Ugga (Katherine Keener), la alocada madre de ésta Gran (Cloris Leachamn) y sus descendientes, la salvaje Sandy (Randy Thom), el robusto Thunk (Clark Duke) y la intrépida Eep (Emma Stone) forman el último clan de la prehistoria viviendo (o como se encargan de señalar durante la trama, no mueren) distanciados del peligroso y hostil mundo que les rodea en su pequeña cueva respetando escrupulosamente una rutina diaria, idolatrando la oscuridad considerándola su mejor aliada y conservando en todo momento un irracional temor como arma fatalista para hacer valer el dicho popular que versa sobre la preferencia de aquello malo conocido de lo bueno por conocer, tres estrictas normas de ancestral e incierta procedencia que convencen a los mayores y desesperan a los pequeños; es precisamente esa monotonía, unida a la incontrolable curiosidad implícita en el ser humano, la que promueve a Eep a hacer caso omiso de la tercera para fugarse de la guarida en plena noche en busca de nuevos conocimientos, inquietudes que propician el encuentro de éste con Guy (Ryan Reynolds), un joven de edad similar con el que siente una especial atracción a pesar de mostrarla un extraño sol nocturno (elemento que contemporáneamente se define simplemente como fuego pero por aquellos tiempos de buen seguro figuraba un verdadero misterio de insólita creación) y anunciarla el inminente fin del planeta a causa de una
dilapidaria catástrofe natural.
Los Croods  Los croods
Las premonitorias palabras de Guy comienzan a cobrar estremecedora credibilidad cuando el hogar de los Croods es devastado por un misterioso terremoto, infortunio que les obliga a mudarse de la zona en la que han vivido siempre y emprender la búsqueda de un nuevo lugar en el que poder instalarse, para lo cual confían en la adelantada mentalidad del muchacho (glorioso resulta el constante conflicto que mantiene con Grug, quien observa cómo su autoría de líder va debilitándose paulatinamente al apreciarse más las modernas acciones de éste en virtud de las suyas, conservadoras e inflexibles) y sus tan ingeniosas como eficientes proposiciones; con mucho que ganar y nada que perder, el grupo irá estrechando lazos hasta permanecer íntimamente juntos y voluntariosamente colaboradores, aprendiendo los unos de los otros que la unión hace la fuerza y la combinación de diferentes estilos puede desembocar en el perfecto talante a adoptar, desapareciendo las meras formalidades para originar compenetradas fusiones experimentales con el simple objetivo de disfrutar de su existencia y compartir otro día más.

Los Croods  Los croods
Cierto es que cuesta imaginar una ocasión más propicia para que las compañías (la prolífica Twentieth Century Fox la distribuye la especializada DreamWorks la produce) responsables pudieran haber regresado a los orígenes del género animado y presentar la producción sin diálogo alguno (memorable era entonces y sigue siéndolo ahora la obra insignia de la todopoderosa Disney en la que se vislumbraba un precario Mickey Mouse comandando un barco mientras profería de sus labios un contagioso silbido), pero ello hubiera implicado una considerable e indeseada reducción del humor que se plasma (amén de imposibilitar disfrutar de las voces de actores tan consagrados como Niclas Cage y emergentes como Emma Stone en su versión original, todos ellos colmando de personalidad a sus respectivos personajes e incluso guardando con los mismos cierto parecido), constante y perfectamente traído durante la trama, de modo que incluso esta posible recriminación se desvanece restando únicamente valorables aciertos, tanto en el desarrollo como en la filosófica enseñanza que tras el mismo se encuentra (poco distante respecto a anteriores trabajos pero indudablemente más entendible que en ellos debido a la extraordinaria fórmula que se emplea para transmitirla); solamente queda recomendar ciegamente el visionado del filme, pues Los Croods es una verdadera joya (de corte infantil, matiz a recordar en todo momento) a la que difícilmente se la pueda encontrar similitudes históricas (sí ideológicas, como por ejemplo la mítica Aladdín y la premiada Brave), pues la inmensidad de los entornos y la exactitud de las recreaciones motoras (si bien es cierto que se observan ciertos detonantes de simpleza en cuanto a físico se refiere) alcanzan un nivel técnico jamás visto hasta la fecha, aunque el principal alegato de justificación es el maravilloso transcurrir de los acontecimientos, invirtiendo en ellos el tiempo y los recursos ideales.



Daniel Espinosa




 
  Menú
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Últimas publicaciones

Maus

Annabelle-2

The terror of hallow's eve

  Publicidad
  Forma parte de Cementerio de Notícias

Colabora


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=