Lobos de Arga 13-12-2017 01:46 (UTC)
   
 

Lobos de Arga
(Juan Martínez Moreno, 2011)


Lobos de Arga




Ficha técnica


Título original:
Lobos de Arga
Año:
2011
Nacionalidad:
España
Duración:
102 min.
Género:
Comedia, Terror
Director:
JuanAventuras, Martínez Moreno
Guión:
Juan Martínez Moreno
Reparto:
Secun de la Rosa, Gorka Otxoa, Mabel Rivera y Carlos Areces


Sinopsis


Un pueblo gallego vive atemorizado bajo el poder de una maldición, la cual únicamente podrá desaparecer si un miembro de la familia que originó la misma es sacrificado siendo ofrecido a un hombre lobo.



Crítica


Dos tipos duros
fue la comedia que supuso el debut de Juan Martínez Moreno en el año 2003, y ya dejó (en un derroche de atrevimiento y clarificación aptitudinal y actitudinal) una imagen típica del incombustible Quentin Tarantino trasladada al cine español en la actriz Rosa María Sardà cuando ésta sangraba a borbotones al serle amputadas las manos (violento recurso que para la ocasión se magnifica y multiplica, sucediéndose amputaciones, decapitaciones y vómitos putrefactos por doquier); con su segundo largometraje, la dramática Un buen hombre, el director demostró que sabía adaptarse a toda clase de circunstancias contemplando los más variados géneros; con Lobos de Arga, su tercera película, retoma la senda de su ópera prima imprimiéndola un toque fantástico en el que el equipo de maquillaje ha realizado un trabajo costoso y formidable (la responsable primeriza de ello es Raquel Fidalgo, aunque en cuanto a diseño y maquillaje de los hombres lobo se refiere es Arturo Balsiero, dos nombres propios muy a tener en cuenta de cara al futuro e incluso en el presente), siendo éste el aspecto más destacable y el más peyorativo el argumental, no tanto por su solidez (resulta razonablemente correcto en gran medida) como por su previsibilidad (a pesar de las diferentes variantes y cursos que va tomando la trama), hecho que no dota de frescura a una película que podría haber supuesto un punto de inflexión en el género de terror cómico patrio (no obstante, el conjunto logra alcanzar la calificación de notable).
Lobos de Arga   Lobos de Arga
Cuenta la leyenda (plasmada en forma de una excelente secuencia animada al inicio, tan genial como canalla) que el pueblo de Arga, situado en el norte de la península (más concretamente en Galicia), fue castigado con una temible maldición al someter al acto sexual forzoso a un feriante gitano que actuaba en un circo que actuó en dicho pueblo, hombre que fue utilizado por la marquesa Mariño al no conseguir ser fecundada nunca por la incompetencia de su marido; ésta, consistía en que su hijo Diego (Marcos Ruiz, ni una palabra balbucea pero terror infunde), en su décimo aniversario, se convertiría en hombre lobo, y únicamente desaparecería dicha brujería cuando pasaran cien años al alimentarse de un descendiente directo de la familia (es decir, se engendró un hombre lobo a través de multitud de atrocidades y, por ende, el castigo por parte de la mujer, meiga como no podía ser de otra manera, parece incluso justificada y sirve a la vez de curiosa pero pobre premisa histórica).
Lobos de Arga   Lobos de Arga
Al transcurrir el tiempo señalado, Tomás Mariño (Gorka Otxoa, el protagonista de Pagafantas que vuelve a demostrar sus talentosas dotes de actuación), es invitado a Arga supuestamente para reconocerle su labor como escritor y ser nombrado hijo adoptivo de la localidad, aunque apenas haya tenido éxito con su única obra publicada hasta la fecha y, acompañado de su perro Vito y su mejor amigo de la infancia Calisto (Carlos Areces, caracterizado con un acento gallego poco consecuente y sobrante, aunque el personaje sea una bomba de relojería en su vertiente positiva), así como de la inesperada visita de su ineludible editor literario Mario (Secun de la Rosa, uno de los actores que menos encaja en su papel y aún así gratifica su presencia), descubrirá que el recibimiento no será todo lo hospitalario que esperaba, ya que pronto lo atraparán para realizar con él un ritual con la intención de eliminar la mencionada maldición que pesa desde hace siglos sobre el pueblo; así, y bajo las órdenes de su tío multiempleado Evaristo (Manuel Manquiña, atemorizante y genial en su labor, incluso cuando se convierte en hombre lobo), sufrirá una tediosa percusión que finalizará con el inicio de una segunda maldición al pasar los cien años estipulados para poder finiquitar la primera sin ser solventada, la cual implicará de forma activa a toda Arga y únicamente podrá intentar ser erradicada con la inestimable ayuda del sargento de la Guardia Civil (Luis Zahera, delirante y desternillante su interpretación) y de Rosa (Mabel Rivera, en Mar adentro ya fascinó y lo vuelve hacer en una faceta completamente diferente), la abuela madrileña que acude en ayuda de Tomás tras ser informada de la realidad que acontece en el pueblo, lugar en el que el turismo rural no es precisamente aconsejable en la actualidad...
Lobos de Arga   Lobos de Arga
El polifacético (detrás de las cámaras) Juan Martínez Moreno cambia de registro y se introduce en los moldes del género de terror de ascendencia hispana en el que los mitos y las leyendas del norte de la península se funden con el humor de última hornada en una historia de maldiciones y hombres lobo en la que las situaciones absurdas y los diálogos más tópicos irán sucediéndose, aunque sin llegar a aburrir ni aborrecer gracias a un tono adulto claramente necesario a fin de componer un trabajo digno de mención en muchos aspectos; el filme entretiene y divierte como el que más, finalidades que parecen ser las únicas a las que optaba dicha cinta y que consuma con suma brillantez (así lo reconoció el público de la Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián al brindarla el premio a la Mejor Película), en gran parte al tridente protagonista formado por Gorka Otxoa, Carlos Areces y Secun de la Rosa (citados en orden de relevancia y exposición).
Lobos de Arga   Lobos de Arga
Lobos de Arga suscita reacciones tan encontradas como encontrados son los elementos opuestos de esta curiosa producción de licántropos gallegos con toques de terror (el subgénero más adecuado para definirla sería el gore, contando con escenas bestiales y sangrientas, a pesar de no ser ni mucho menos la tónica habitual escenográficamente), y es que jugar al contraste constantemente homenajeando al cine de hombres lobos realizado en España décadas atrás a la vez que riéndose de algunos de los elementos arquetípicos del mismo no puede agradar a todo el público, pero la inmensa mayoría de espectadores saldrán convencidos de haber pasado un rato agradable con un metraje español, sensación que muy pocas veces se da y mucho menos en este género cómico (ejemplos como Spanish movie sostienen dicha afirmación).


Daniel Espinosa




 
  Menú
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Últimas publicaciones

La seducción

M.F.A."

Creep 2

  Publicidad
  Forma parte de Cementerio de Notícias

Colabora


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=