La jungla: Un buen día para morir 23-10-2017 15:24 (UTC)
   
 

La jungla: Un buen día para morir
(John Moore, 2013)


La Jungla: Un buen día para morir




Ficha técnica


Título original:
A good day to die hard
Año:
2013
Nacionalidad:
EEUU
Duración:
97 min.
Género:
Acción, Comedia
Director:
John Moore
Guión:
Skip Woods
Reparto:
Bruce Willis, Jai Courtney, Sebastian Koch, Mary Elizabeth Winstead, Yuliya Snigir, Radivoje Bukvic, Cole Hauser, Amaury Nolasco, Roman Luknar, Péter Takátsy, Pavel Lychnikoff, Melissa Tang, Rico Simonini, April Grace, Cooper Thornton, Megalyn Echikunwoke, Iván Kamarás, Patrick Stewart, Attila Árpa, Norbert Novényi, Catherine Kresge, Peter Kertesz, Ferenc Elek, Aldis Hodge y Joe Massingill


Sinopsis


John McClane tendrá que enfrentarse a uno de los retos más complicados de su vida en el que se verá implicado su hijo Jack, con quien lleva varios años sin comunicarse y mantiene una relación distante.



Crítica


Basándose en la novela The Nakatomi incident de Roderick Thorp y obteniendo cuatro nominaciones a los Oscar (Mejor Montaje, Mejores Efectos Visuales, Mejor Sonido y Mejores Efectos de Sonido), John McTiernan presentó a finales de los noventa una de las mejores obras de las que el género de acción ha podido presumir, La jungla de cristal, y tal fue el impacto que supuso dicha propuesta y la repercusión internacional que alcanzó tanto la misma como un ya por entonces convincente Bruce Willis que vieron la luz tres entregas más (con dos, cinco y nada menos que doce años de intervalo temporal entre ellas), la novedosa La jungla de cristal 2: Alerta roja de Renny Harlin, la sorprendente La jungla de cristal 3: La venganza y la presuntuosa La jungla 4.0 de Len Wiseman; ahora, cinco años después del citado último capítulo de la saga, llega a las salas comerciales La jungla: Un buen día para morir de la mano del habitualmente decepcionante John Moore (la precaria Max Payne y la horrorosa El vuelo del fénix así corroboran tal afirmación, siendo éste el responsable direccional tras la declinación Noam Murro en aras de ocuparse de la precuela de 300), quien vuelve a desaprovechar una enorme oportunidad para desgracia de todo buen amante del cine y únicamente beneplácito de aquellos espectadores acostumbrados a la comercialidad más lucrativa posible.

La Jungla: Un buen día para morir  La Jungla: Un buen día para morir
La presente quinta entrega de la mítica franquicia no solamente no se aleja lo más mínimo de los cánones preestablecidos sino que no iguala el nivel de recientes metrajes de idéntica índole en ninguno de sus apartados (el mejor ejemplo de ello es The last stand, que además de suponer el celebrado regreso a la gran pantalla de Arnold Schwarzenegger es sinónimo de puro entretenimiento), mostrando infinitas carencias evolutivas (más allá de proyectarse en formato IMAX y estar ambientada en tierras internacionales por primera vez pocas son las novedades que ofrece la producción), situacionales (desde el inseguro piso franco ubicado en tierras moscovitas hasta el radioactivo almacén situado en Chernóbil parecen haberse malbaratado las tesituras plasmadas) y, especialmente, argumentales (tal vez el guión alternativo elaborado por el británico Ben Trebilcook desarrollado en el Caribe hubiese sido más propicio); a pesar del inmejorable aspecto que luce la incuestionable estrella del filme (aunque la ralentización motora, sin asemejarse a la de Harrison Ford en la bochornosa Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal, inevitablemente se resienta), no son pocas las secuencias en las que se observa cierto grado de patetismo por parte del mismo, no tanto por la forma de interpretar como por los ridículos diálogos que profiere junto a su nefasto compañero de viaje (Jai Courtney haciendo gala de su transmisora insensibilidad de principio a fin), por lo que el verdadero atractivo tambi
én se ha desperdiciado.
La Jungla: Un buen día para morir  La Jungla: Un buen día para morir
Desde que se sumergió en su involuntaria primera confrontación criminal en el Nakatomi Plaza, el intrépido policía John McClane (el siempre vivaz y alagado Bruce Willis) ha tenido la habilidad de encontrarse en el lugar menos indicado en el momento menos oportuno, lo que termina involucrándole en una serie de acontecimientos que le obligan a luchar contra el enemigo y sus planes de destrucción mundial, por lo que vive tranquilamente en la Gran Manzana en contacto constante con Lucy, la hija con la que retomó su relación familiar hace pocos años y a la que protege en cuerpo y alma (la adorable Mary Elizabeth Winstead, cuya aportación apenas alcanza los dos minutos); el valiente protector de la ley es conocedor de la comprometida situación en la que se encuentra su hijo a cientos de quilómetros de distancia, Jack McClane (Jai Courtney, muy lejos de la creíble filiación encarnada por Joseph Gordon-Levitt en la enrevesada Looper), con quien lleva varios años sin comunicarse y con el cual mantiene una relación basada en la frialdad y la distancia.

La Jungla: Un buen día para morir  La Jungla: Un buen día para morir
Conservando la destreza y la actitud perseverante que le han convertido en el mayor rival de todos los criminales que atentan contra la libertad de la humanidad y que han permitido la salvación de ésta en distintas situaciones y circunstancias, John acudirá al rescate de Jack, el cual se encuentra encerrado en una prisión bajo las órdenes del déspota líder ruso Alik (Radivoje Bukvic, poco temible y muy prescindible), quien también tiene controlados al preso político Komorov (Sebastian Koch, titubeante aunque medianamente correcto) y a Irina, la hija de éste (Yuliya Snigir, la debutante modelo rusa de la marca Victoria’s Secret que ni vence ni convence); padre e hijo unirán fuerzas para luchar contra su adversario y conseguir liberarse del mismo, viéndose envueltos en una sucesión de extrema hostilidad que no solamente pondrá en peligro sus vidas sino también la del resto de ciudadanos con el deber de hacer todo lo posible por conservar algo tan esencial como es la democracia, una libertad de la que el perverso y autoritario antagonista quiere apoderarse.

La Jungla: Un buen día para morir  La Jungla: Un buen día para morir
La inconexión que mantienen entre sí todos y cada uno de los títulos (el mero hecho de haberse encargado de los cinco un quinteto direccional ya deja entrever dicha discontinuidad) que conforman la franquicia amén de considerarse las desventuras vacacionales del antaño carismático y actualmente aborrecible personaje de John McClane como el ficticio policía neoyorquino cuyo visceral carácter y sentido patriotismo son su seña de identidad repercute clara y negativamente en la empatía que se supone debe suscitar en el público una historia como la que se representa en La jungla: Un buen día para morir, pues siendo predecible a la par que desfasada (tanto o más que el insulso sentido del humor y el totalmente prescindible conflicto político permanentes) debe sustentarse en cualquier otro fundamento (necesidad que no se formaliza); el énfasis demostrado por parte del autor a la hora de rodar la que el mismo considera la secuencia más espectacular del filme (una persecución automovilística a través de Moscú en la que invirtió setenta y ocho días y gran parte del presupuesto al producirse cuantiosas colisiones, infructuosa visualidad que se extiende a la desproporcionada pirotecnia empleada y las representativas aunque degradantes llamaradas que inundan la pantalla de injustificado colorido) no se mantiene en el resto de trama, realidad que la idea inicial de estrenar la película a modo de estrategia comercial el día de la festividad de San Valentín empeora más si cabe la imagen de la cinta (ya de por sí aciaga).



Daniel Espinosa




 
  Menú
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Últimas publicaciones

Maus

Annabelle-2

The terror of hallow's eve

  Publicidad
  Forma parte de Cementerio de Notícias

Colabora


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=