Insensibles 16-08-2017 19:27 (UTC)
   
 

Insensibles
(Juan Carlos Medina, 2012)


Insensibles




Ficha técnica


Título original:
Insensibles
Año:
2012
Nacionalidad:
España, Francia
Duración:
90 min.
Género:
Fantástico, Terror
Director:
Juan Carlos Medina
Guión:
Juan Carlos Medina y Luiso Berdejo
Reparto:
Alex Brendemühl, Tomas Lemarquis, Irene Montala, Silvia Bel, Bea Segura, Juan Diego, Félix Gómez, Richard Felix y Joan Carreras


Sinopsis


La vida de David, un prestigioso neurocirujano, está a punto de cambiar, pues para poder sobrevivir a un trágico accidente debe buscar un trasplante de médula lo antes posible, para lo cual se ve en la obligación de encontrar a sus progenitores; en plena búsqueda el pasado se cruzará en su camino y le hará cambiar irremediablemente para siempre.



Crítica


El debutante Juan Carlos Medina, que hasta el momento solamente había firmado el cortometraje Mauvais jour, dirige Insensibles, película española en la que han participado también productoras de origen francés y portugués, viéndose involucrados los productores responsables del título de culto Amer y un reparto tan internacional como mejorables resultan sus interpretaciones; para su debut cinematográfico, el director ha empleado multitud de influencias (para trabajar el elemento histórico de crítica social se fijó en el cine de Costa Gavras, para el elemento malsano que predomina en la trama en David Cronenberg...), reconociendo y quedando patente que el sentido estético que pretende infundir al filme es muy próximo al de la Europa del este, recogiendo la incomodidad y las atmósferas turbias y estilizadas de algunos directores contemporáneos como David Fincher, influjos que le clarifican la metodología para suscitar (aunque no termine de consumarse completamente al entorpecerse la mezcla de géneros, ninguno de ellos aprovechado como fuera preciso) una especie memoria histórica fílmica.

Insensibles  Insensibles
Mezclando la realidad que rodea la sociedad contemporánea con la España de la Guerra Civil y la postguerra, la cinta se construye sobre un ritmo exponencialmente creciente y galopante, contando asimismo con un guión (elaborado por el prestigioso guionista de la soberbia [Rec], Luiso Berdejo, y el propio Juan Carlos Medina) repleto de misterio y giros que, no obstante, solamente encandila los primeros minutos, pues tras éstos la rutina visual y el acomodamiento secuencial generan cierto sopor, letargo que ve incrementados sus negativos efectos a causa de la tediosa lengua con la que está narrada la historia (el catalán cerrado que se emplea es de tan difícil comprensión en ciertos compases que es preciso recurrir a los subtítulos para descifrar los diálogos); la maestría que rezuma de cada una de las escenas contrarresta con la insufrible parsimonia con la que acontecen los hechos, inicialmente interesantes y finalmente aborrecibles, sucesos que lejos de ir captando la atención del público lo van alejando de la producci
ón paulatina e irremediablemente.
Insensibles  Insensibles
Tras un fatídico accidente, David (Alex Brendemühl, elegante aunque excesivamente impasible), un prestigioso neurocirujano que disfruta de una vida placentera junto a su mujer, es sometido a una serie de pruebas que le revelan el padecimiento de un cáncer cuya única solución reside en el trasplante de médula por parte de un familiar directo que se ofrezca voluntario; en aras de encontrar a la persona que le satisfaga el enorme favor transmisor acude a sus padres, quienes le confiesan haberle adoptado y desconocer el paradero de sus progenitores, noticia que crea desconfianza y cierto nerviosismo en David, pues la confesión se realiza con sumo secretismo y gran repercusi
ón (cuanto menos al principio).
Insensibles  Insensibles
La historia oculta tras la mentira, arraigada en un pasado de silencio y de misterio, pronto comenzará a ver la luz, derivando su búsqueda familiar en la época bélica acontecida durante la Guerra Civil en la que nació un grupo de extraños y peligrosos niños con la curiosa peculiaridad de ser insensibles ante cualquier dolor físico; lejos de ser un don, ésta característica implicaba un riesgo social importante, pues tal insensibilidad provocaba agresividad en los pacientes, que llegaban a automutilarse (agresiones propias que estremecen al ser plasmadas explícitamente en la cinta, así como las desmesuradas medidas que adoptaban los adultos en detrimento de la libertad de los pequeños) y terminaban volviéndose locos, motivo por el cual fueron encerrados en celdas individuales de máxima seguridad en las que permanecieron aislados hasta que Berkano (Tomas Lemarquis, fácilmente temible), uno de los elegidos para contraer tan singular poder, logró adueñarse del lugar e imponer sus propias normas, propiciando un caos colectivo que se extendió durante varias generaciones implacable y peligrosamente.

Insensibles  Insensibles
Partiendo, como también ocurría en Agnosia (sospechosamente los productores de ambas son los mismos), de los conocidos efectos que provoca la poco común enfermedad conocida como el Síndrome de Nishida, caracterizada porque aquellos que la sufren no sienten ni padecen nada ante cualquier dolor físico que se les infrinja, Juan Carlos Medina desaprovecha tal premisa y se adentra en un conflicto bélico que no debería (ni de hecho lo hace) guardar tanta relación con la trama principal, pues las vinculaciones que entre ambos campos se gestan así lo determinan; dos historias diferentes que se cruzan en un punto y acaban siendo una sola, un pasado (protagonizado magistralmente por dos j
óvenes actores de escaso renombre pero infinito talento) y un presente que convergen en un dramático conflicto psicológico situado en Cataluña contando hechos históricos situados en la década de los años sesenta que salpican el presente, una historia donde los misterios y la intriga no pasan desapercibidos, todo ello define a la perfección el ideal de la propuesta y, a pesar de cumplir las expectativas en muchos de los apartados que la componen (especialmente el audiovisual, contundente y violentamente directo), otros tantos no se adecúan a las exigencias de la obra y, por ende, la dotan de un alto grado de desagrado e insolvencia, siendo el principal error la ya comentada lentitud narrativa empleada.


Daniel Espinosa




 
  Menú
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Últimas publicaciones

Rings

Raw

Pet

  Publicidad
  Forma parte de Cementerio de Notícias

Colabora


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=