Hara-kiri: Death of a samurai 27-07-2017 16:52 (UTC)
   
 

Hara-kiri: Death of a samurai
(Takashi Miike, 2011)


Hara-Kiri: Death of a Samurai




Ficha técnica


Título original:
Ichimei
Año:
2011
Nacionalidad:
Japón
Duración:
126 min.
Género:
Drama, Fantástico
Director:
Takashi Miike
Guión:
Kikumi Yamagishi
Reparto:
Ebizo Ichikawa, Eita, Koji Yakusho, Hikari Mitsushima, Naoto Takenaka, Munetaka Aoki, Hirofumi Arai, Kazuki Namioka, Yoshihisa Amano, Takehiro Hira, Ippei Takahashi, Ayumu Saito, Goro Daimon


Sinopsis


Hanshiro es un joven samurái que trata de acabar con su vida por el método del hara-kiri; para ello decide acudir a la residencia de un clan, en la cual el cabeza del grupo trata de convencerle para que no lo haga, narrándole la vida de Motome, un chico que llegó al mismo sitio con la misma intención y que resultar
á contraer una relación directa con él.


Crítica


Takashi Miike
nos presenta una historia en la que el valor de los samuráis (y del ser humano al fin y al cabo) quedará en entre dicho, una trágica aventura en la que el dolor y la necesidad irán cogidas de la mano para presentar la más temida de las etapas de la vida, la muerte.
Hara-Kiri: Death of a Samurai   Hara-Kiri: Death of a Samurai
Hanshiro Tsugumo (muy buen trabajo el realizado por Ebizo Ichikawa, que solamente titubea en los momentos más emotivos) acude a una residencia perteneciente a un clan para que le practiquen el ritual de asesinato japonés, es decir, un hara-kiri; decide llevar a cabo su muerte en este emplazamiento porque es popularmente creído que el lugar en el que muera una persona será representativo de la vida que ha tenido y, por lo tanto, cuanto más grande sea el lugar más reconocimiento tendrá el difunto entre las personas que permanezcan con vida de su entorno (además de ser un acto legendario que demuestra la valentía de los hombres al afrontar la muerte con total frialdad e infinita pasividad).
Hara-Kiri: Death of a Samurai   Hara-Kiri: Death of a Samurai
Cuando el líder del clan, Kageyu Saito (Koji Yakusho), comience a explicarle la historia de un joven, Motome Chijiwa (el actor conocido por Eita, dato tan curioso como la labor que desempeña el mismo en el filme, magnífica), la relación entre el recién llegado y éste es sumamente estrecha, resultando ser familiares a los que distintos motivos han llevado a ese mismo monasterio y cuyo desenlace no será sino un reflejo de la inhumanidad que actualmente asola el tan lastimado planeta tierra.
Hara-Kiri: Death of a Samurai   Hara-Kiri: Death of a Samurai
La costumbre que radicaba en tiempos de la existencia de samuráis en tierras japonesas de evitar (mediante la ofrenda de una cierta suma de dinero), por parte del maestro del monasterio, que aquellos que acudieran con el pensamiento de suicidarse no lo hicieran sirve de premisa para cuestionar la verdadera intención del viajero, pudiendo tratarse de un trasfondo meramente económico; la idea fundamental que se desprende del filme es genuina e interesante, pero cuesta en exceso entrar en la trama y conectar con ella, ya que la lentitud con la que es narrada resulta desesperante, algo que ya suele ocurrir con la mayoría de cintas asiáticas aunque después se tornan frenéticas e incluso asfixiantes (éste no es el caso); además, hay que sumarle que la cinta está presentada en el inútil formato (para la ocasión) de las tres dimensiones, para nada aprovechado y totalmente innecesario, puesto que realmente no hay ni una sola secuencia en tres dimensiones en las más de dos horas de duración de la película (incluso las razones expuestas al respecto que atribuyen a tal formato la pretensión de dar profundidad a la trama no proceden al no cumplirse tal función en ningún momento).
Hara-Kiri: Death of a Samurai   Hara-Kiri: Death of a Samurai
Si dejamos a un lado los innumerables defectos que presenta la película nos queda una dirección mediocre y unas interpretaciones correctas pero frías (salvo en los últimos compases, en los que acontece toda la acción y los actores sí están a la altura, a excepción del protagonista), que no hacen sino desesperar todavía más al espectador, que pretendía disfrutar de una trama medianamente decente (la esencia la tiene, pero el producto no reluce tal cualidad) y fluida a la par que evolutiva (el primer aspecto no se atisba en absoluto y el segundo sí, pero únicamente en el último cuarto del metraje, por lo que tampoco se puede considerar fructífero ni mucho menos y sí fallido) y no se encuentra con ello.


Daniel Espinosa




 
  Menú
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Últimas publicaciones

Rings

Raw

Pet

  Publicidad
  Forma parte de Cementerio de Notícias

Colabora


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=