Fast & furious 6 26-06-2017 01:54 (UTC)
   
 

Fast & furious 6
(Justin Lin, 2013)


Fast & Furious 6




Ficha técnica


Título original:
Fast & furious 6
Año:
2013
Nacionalidad:
EEUU
Duración:
131 min.
Género:
Acción, Fantástico
Director:
Justin Lin
Guión:
Chris Morgan
Reparto:
Vin Diesel, Paul Walker, Dwayne Johnson, Michelle Rodriguez, Jordana Brewster, Tyrese Gibson, Chris Bridges, Gal Gadot, Luke Evans, Gina Carano, John Ortiz, Shea Whigham, Elsa Pataky, David Ajala, Kim Kold, Thure Lindhardt, Joe Taslim, Clara Paget, Samuel Stewart, Matthew Stirling, Andrei Zayats, Huggy Leaver, Stephen Marcus, Lee Asquit, Paul Blackwell, Baron Jay, Lee Craven, Lewis James y Jason Statham


Sinopsis


Desde que Dom, Brian y su equipo derrocaran a un capo del imperio de la mafia y consiguieran cien millones de dólares se han dispersado por todo el mundo, sin embargo, la obligación de vivir para siempre como fugitivos les ha dejado sus vidas incompletas; ahora, el agente Luke Hobbs sigue la pista de una organización de pilotos mercenarios cuyo líder, Owen Shaw, está acompañado por Letty, a quien creían muerta...



Crítica


Hace doce años una pequeña producción cuyo principal y novedoso propósito era el de recoger la subcultura de las carreras ilegales en plena ciudad se convirtió en la sorpresa mayúscula del verano (los más de dos cientos millones de dólares recaudados y los miles de admiradores aparecidos a raíz de la misma así lo confirman), traduciéndose con el paso del tiempo en un imparable fenómeno de masas compuesto hasta el presente año por cinco episodios, alcanzando entre todos ellos la desorbitada cifra del millón y medio de dólares en taquilla (prácticamente la mitad generados por el quinto, que dobló al cuarto y cuadruplicó al tercero, dejando en insignificantes los ingresos dinerarios de sus predecesoras); ante tal prometedor horizonte no era de extrañar que la franquicia viera incrementados sus títulos, siendo para la ocasión el maestro de ceremonias de nuevo el impredecible Justin Lin (capaz de llevar a cabo lindezas militares como Annapolis y seguidamente desmadres juveniles como The fast and the furious: Tokyo drift) y el innumerable equipo actoral el original (al compuesto por apenas tres al inicio se le han ido añadiendo incesantemente integrantes con un incierto objetivo que desvirtúa el lema recurrido por la saga de defender a la familia como sostenedora columna vertebral de todo aquello que suceda), elenco coral a la par que reducible (superar la decena de componentes deriva en una inconexión permanente de la historia narrada en aras de atribuir a cada uno su parte de protagonismo) que plasma en la pantalla el guión de Chris Morgan (habitual sospechoso al haber firmado banalidades como Wanted: Se busca), carente de fundamentos suficientes para ser considerado preciso o cuanto menos aceptable.

Fast & Furious 6  Fast & Furious 6
Desde que Dominic Toretto (Vin Diesel, cuyo constante rostro malhumorado dilapida cualquier atisbo empatía hacia su persona aun bordando su papel), Brian O'Conner (Paul Walker, ostensiblemente maduro tanto física como interpretativamente) y su equipo derrocaran al capo del imperio de la mafia en Río de Janeiro y consiguieran cien millones de dólares se han dispersado por todo el mundo arrastrando la imposibilidad de volver a casa y conviviendo con el hecho de vivir para siempre como fugitivos, fuerte carga que les imposibilita sentirse completos a pesar de compartir quehaceres diarios junto a sus respectivas mujeres, la policía Elena Neves (Elsa Pataky, una vez más odiosa con el añadido de resultar intrascendente) y la bella Mia Toretto (Jordana Brewster, algo demacrada pero igualmente efectiva), teniendo la segunda pareja un recién nacido (de hecho la primera escena del filme se corresponde a ello); su único cometido es disfrutar del dinero que tanto les ha costado conseguir sin volver a dar un nuevo golpe, pero cuando los agentes Luke Hobbs (Dwayne Johnson, antinaturalmente fornido e insignificantemente compulsivo) y Riley (Gina Carano, antigua representante de las artes marciales mixtas femeninas que demuestra poseer el talento combativo de antaño) acuden a ellos solicitando su ayuda a cambio de la ansiada amnistía total y la recuperación de Letty (Michelle Rodriguez, tal vez la mejor labor que haya realizado últimamente se dé en la presente cinta), antigua mujer de Dom que ejerce de segunda al mando para Owen Shaw (Luke Evans, correcto en su cometido de infundir superioridad atacante aun sin llegar a entusiasmar), un elegante y glacial delincuente que comanda una organización de pilotos mercenarios altamente cualificados con armamento militar (uno de los atractivos de la película es precisamente el potente vehículo que delata la pretendida defensa de la fuerza de las armas motorizadas frente a la sofisticación, una máquina con un diseño de alto rendimiento basado en un fórmula uno con motor y tracción a cuatro ruedas para darle mayor maniobrabilidad), no dudarán un solo instante en ponerse en marcha.

Fast & Furious 6  Fast & Furious 6
Los dos expertos conductores callejeros implorarán la unión para tratar de lograr la quimérica empresa de derrotar a tan implacable rival de su estimado equipo, acudiendo a la solicitud el fanfarrón Roman Pearce (Tyrese Gibson, burlería propicia mayormente pero muy forzada en ocasiones la que desempeña), el vividor Tej Parker (Chris Bridges, notable artista musical que parece no encontrar su sitio en el ámbito cinematográfico), el romántico Han Lue (Sung Kang, resucitado dos entregas atrás para asumir con destreza cierto trasfondo sentimental), la inexpresiva Gisele Harabo (Gal Gadot, quien no goza de suerte al encarnar a una mujer sin apenas matices); tras el oportuno intercambio de impresiones entre todos ellos, se dispondrán a resolver una de las mayores redes criminales de todos los tiempos y, a su vez, descubrir el motivo por el cual su querida compañera ha simulado fallecer para unirse a tan deplorable comunidad (la intríngulis reside en el accidente acontecido en un período lejano y las secuelas que en la chica dejó éste, irrisorio esclarecimiento que deja la sensación de no haber sabido, ni siquiera querido, razonar castamente un incidente mortal de necesidad).

Fast & Furious 6  Fast & Furious 6
Que Vin Diesel sea el único miembro del equipo que pueda presumir (o avergonzarse) de haber participado activamente en las seis películas que componen la saga (en la tercera de ellas limitándose a aparecer apenas un minuto en forma de colaboración estelar para introducir la siguiente, función idéntica a la que lleva a cabo en la presente Jason Statham aunque las sensaciones generadas por ambas sean bien distintas al entusiasmar la del primero y tan siquiera ser oportuna la del segundo al propiciar que la cinta no pueda situarse en el lugar cronológico que hasta instantes antes de la misma parecía ubicarse) y que hasta tres directores diferentes se hayan situado detrás de las cámaras a lo largo del largo recorrido (Rob Cohen fue el que se atrevió a aproximarse al por entonces arriesgado tema y John Singleton el que cristalizó las ideas del anterior, recogiendo el testigo Justin Lin en las cuatro últimas tratando de adaptar la historia con mayor o menor éxito a las exigencias de un público tan dispar como fiel) demuestran la poca seriedad con la que se ha abordado la mitología y el nulo interés que puede llegar a suscitar más allá de impactar con portentosas representaciones explosivas, alguna que otra carrera (recurso que al principio era el remedio para cualquier problema, sustituido después por insanos tiroteos e incluso combates más propios de la lucha libre que de una coreografía digna) y estratagemas varias que no hacen sino enturbiar el buen hacer del meticuloso responsable (las situaciones supuestamente cómicas se tornan bochornosos e insoportables compases), claramente superado.

Fast & Furious 6  Fast & Furious 6
Siendo un producto exclusivamente apto para los más acérrimos a la franquicia centrado en resolver aquellas lagunas que con anterioridad quedaron sin explicar (no pocas explicaciones se aproximan más a la ciencia ficción que a un devenir de los acontecimientos medianamente aceptable y en cualquier caso la contradicción predomina frente a la cordura en un burdo intento de ir glorificando a los personajes), apenas puede recomendarse el visionado de Fast & furious 6 al restringirse los atractivos que ésta contrae (más por espectaculares que por destacables) a la secuencia que acontece en las áridas e inhóspitas carreteras de la parte sur de las Islas Canarias (se construyó un tanque de ocho toneladas para que se paseara por dos secciones de una autovía en construcción) y a la del avión ruso correspondiente a la conclusión del filme (se fabricaron varias secciones totalmente operativas de varios miles de quilogramos para facilitar la grabación de la confrontación final), pero si ni tan siquiera éstas se resuelven con decencia (un salto de decenas de metros desde un coche en marcha para coger en el aire a otra persona que se encuentra a otra altura y salir intacto del interior de un aeroplano en llamas conduciendo un vehículo encontrado por casualidad en su interior no se antojan valideces) lo cierto es que prescindir de hacerlo posiblemente sea lo más correcto ya que películas de acción (el género en el que la trama sintetiza todo al fin y al cabo) de mucha mayor calidad existen miles cuantiosamente mejores.



Daniel Espinosa




 
  Menú
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Últimas publicaciones

Southbound

I am not a serial killer

Tickled

  Publicidad
  Forma parte de Cementerio de Notícias

Colabora


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=