Epic: El reino secreto 16-08-2017 21:52 (UTC)
   
 

Epic: El reino secreto
(Chris Wedge, 2013)


Epic: El reino secreto




Ficha técnica


Título original:
Epic
Año:
2013
Nacionalidad:
EEUU
Duración:
102 min.
Género:
Animación, Aventuras
Director:
Chris Wedge
Guión:
Daniel Shere, James Hart, Matt Ember, Tom Astle y William Joyce
Reparto:
Amanda Seyfried, Josh Hutcherson, Steven Tyler, Colin Farrell, Christoph Waltz, Beyoncé Knowles, Aziz Ansari, Chris O’Dowd y Pitbull


Sinopsis


Una valiente adolescente se introduce en un mundo en miniatura donde extraños seres viven en un peligroso bosque; durante su aventura, tendrá que ayudar a los hombres hoja a luchar contra un grupo de insectos...



Crítica


Chris Wedge
debutó por todo lo alto con la producción animada Ice age: La edad de hielo (la cual dio lugar a una saga de enorme éxito que ya ha sobrepasado la trilogía) allá por el dos mil dos junto al realizador Carlos Saldanha, al que acompañó tres años más tarde en Río y posteriormente en Robots (ambas producciones de la 20th Century Fox y Blue Sky Studios como es también el caso de la presente), pero no ha sido hasta ahora con Epic: El reino secreto que se ha atrevido (tal vez por exigencias ajenas) ha dirigir en solitario una película, y lo cierto es que en absoluto se antoja prescindible que de ahora en adelante cuente con el que hasta el momento podría considerarse su inseparable compañero de profesión (o con cualquier otro que esté a la altura de las circunstancias), pues el debut direccional en el que se traduce su nueva incursión no alcanza la catalogación de ideal ni por asomo a pesar de dotar de total trascendencia a una trama que por sí sola (el apartado vocal se torna imprescindible complemento fílmico) no cumpliría la más baja de las expectativas generadas por el espectador menos exigente.
Epic: El reino secreto  Epic: El reino secreto
Manteniendo algunas (demasiado pocas) de las innumerables virtudes que ya mostró en ocasiones anteriores (la figura del bufón de turno vuelve a ser el mayor motivo celebración con la dupla formada por una babosa y un caracol), el autor ha tratado de basar la consistencia de la obra en un guión cercano a la excelencia que no se asemeja al resultado querido lo más mínimo, siendo la mayor evidencia de ello la precisión de diez manos (para facilitar la labor pensativa de aquellos menos propensos al empleo del raciocinio cinco personas) y un buen tiempo invertido en urdir un argumento que no convence en ningún momento (podría llegar a considerarse esporádicamente divertido en ciertos compases y medianamente entretenido a partir del ecuador de la historia pero nada más) en el que tiene lugar, como viene siendo habitual en producciones de semejante índole, la imperiosa necesidad de recurrir a absurdeces que más que oportunas para los más pequeños (público al que obviamente va dirigido el producto) se traducen en poco menos que un insulto para la capacidad de comprensión de los mismos, injusta e innecesariamente subestimada por lo general sin tan siquiera adecuar los excesivamente infantiles contenidos a lo largo de
toda la historia.
Epic: El reino secreto  Epic: El reino secreto
Tras varios años viviendo en la estresante ciudad, Mary Katherine (Amanda Seyfried) regresa junto a su padre Nim Galuu (Steven Tyler) en busca de algo de tranquilidad en la casa que éste posee en mitad del bosque (tan antiguo es su aspecto que el conductor del taxi que la facilita el transporte hasta la misma la comenta que es más un gran grupo de polillas cogiéndose la mano que una morada propiamente dicha), pero descubre que el excéntrico investigador sigue obsesionado con demostrar la existencia de unos seres diminutos que habitan en la naturaleza, enfermiza convicción que le ha servido para labrarse una detestable fama y le supuso una motivación más a la difunta esposa del mismo y madre de la adolescente para no querer seguir con el matrimonio que tan felizmente formaban hasta centrarse únicamente en el susodicho objetivo demostrativo; cuando se propone distanciarse de nuevo de su progenitor la joven descubre que éste estaba en lo cierto, introduciéndose en un mundo en miniatura en el que los extraños hombres hoja comandados por el valiente Ronin (Colin Farrell) y su libertino protegido Nod (Josh Hutcherson) deben enfrentarse a la despiadada araña Mandrake (Christoph Waltz) y sus secuaces insectos para evitar que interfieran en la ancestral costumbre de ceder los poderes que controlan el equilibrio de la naturaleza cada solsticio (precisamente es la fecha indicada) por parte de Queen Tara (Beyoncé Knowles) a quien crea digno sucesor, propiciando que la valiente recién llegada emprenda una aventura repleta de insólitas peripecias que vendría a ser otra pugna entre las fuerzas del bien y del mal a una escala reducida.

Epic: El reino secreto  Epic: El reino secreto
Aunque el trabajo llevado a cabo por los creadores de la primera entrega de Ice age y Río, cintas tan desternillantes como derrochadoras de imaginativas moralejas constructivas (las cuales tampoco faltan en la presente como era de esperar aunque la fórmula empleada sea errática y por ello inservibles), es realmente decepcionante, el principal reclamo del filme se encuentra en los actores que prestan sus voces en el doblaje de la versión original (uno de tanto motivos por los que preferir ésta a la española por más que se traten, y de hecho mayormente se consigan, lograr resultados similares), un elenco tan dispar como internacionalmente reconocido que abarca tanto jóvenes promesas como intérpretes más que consagrados e incluso personalidades del actual panorama musical que parecen haberse cansado de tanto éxito en los escenarios y prueban su valía en nuevas profesiones (mientras que la cantante Beyoncé Knowles ya había participado físicamente en cuatro producciones destacando entre ellas la excepcional Dreamgirls el siempre arrollador compositor Pitbull se integra en el mundo del celuloide por primera vez), todos ellos más que correctos en sus cometidos a pesar de no dotar a sus respectivos personajes de la singularidad, de buen seguro posible, con algo m
ás de experiencia.
Epic: El reino secreto  Epic: El reino secreto
Es una lástima que una premisa tan prometedora como es la obra artística del gráfico Willian Joyce “The leaf man” en la que está basada la película se haya desperdiciado tanto, llegando a transformar la consagrada figura del ilustrador de numerosos proyectos (uno de los que más repercusión ha tenido ha sido el ciclo de “The guardians of childhood”, del que recientemente se pudo ver la adaptación cinematográfica, El origen de los guardianes) en una poco menos que detestable combinación de tópicos del cine más aborrecible, y por ello cabe señalar por enésima vez antes de concluir la presente opinión (tildar de crítica el escrito de antojaría una inoportuna crueldad al haberse recogido los errores más destacados con la mayor objetividad posible) que Chris Wedge puede haberse inspirado vagamente en el citado autor de laburos en formato físico pero en ningún caso ha respetado el espíritu que de las palabras y los dibujos de éste se desprendían (el inmenso atractivo de un entorno hostil y al mismo tiempo seductor sí, no correspondería afirmar lo contrario), siendo menester otorgar tanto lo (poco) bueno como lo (mucho) malo que en Epic: El reino secreto se padece y disfruta respectivamente exclusiva e
íntegramente al director.


Daniel Espinosa




 
  Menú
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Últimas publicaciones

Rings

Raw

Pet

  Publicidad
  Forma parte de Cementerio de Notícias

Colabora


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=