Día 3 (Cryptshow Festival 2011) 21-11-2017 22:48 (UTC)
   
 

Los perversos rostros de Víctor Israel  (documental)
(James J.Wilson, 2010)




Víctor Israel, desde sus inicios en los 70 hasta sus últimos trabajos; un profundo recorrido por los géneros cinematográficos que abarcaron sus interpretaciones, como secundario y como protagonista, con testimonios de sus amigos, realizadores, actores y actrices, contándonos multitud de anécdotas y grandezas de una figura en la sombra.



Baby Shower  (largometraje)

(Chris Witherspoon, 2011)




Lo que comienza siendo una agradable reunión entre amigas va tornándose una pesadilla en una escalada de tensión que desembocará en una demoníaca orgía de sangre.



The Dead  (largometraje)
(Howard J.Ford y Jonathan Ford, 2010)




Un ingeniero militar se encuentra atrapado en una África de pesadilla plagada de zombies. En su intento desesperado por dejar atrás este caos infernal, se unirá en su huída a un sargento africano, el cual ha emprendido la búsqueda de su hijo. A partir de ese momento los objetivos individuales de estos dos hombres se convertirán en un solo,: sobrevivir.



Leyenda  (cortometraje)

(Benjamin Le Souéf, 2010)




La noticia sobre una familia asesinada despierta en Álex el encuentro místico con uno de sus miembros, del cual recibe un objeto muy particular, que resultará ser la clave de un vínculo atávico y oscuro que lo llevará a ser parte de una leyenda urbana.



Hatch  (cortometraje
)
(Pedro Rivero y Alberto Vázquez, 2011)




Tras poner un huevo de forma involuntaria, un hombre espera con nerviosismo qué habita en el interior.



Dans le rouge  (cortometraje
)
(Jorge Alonso, 2011)




9:15 PM. Tres hombres bien arreglados se enfrentan a una situación que podría acabar con sus vidas.



Fard  (cortometraje)

(Franck Blaess, 2009)




En un futuro próximo el mundo parece funcionar de forma eficaz y controlada, pero cuando uno de sus habitantes sufra un incidente causal, todo el sistema comenzará a desmoronarse.



Crepuscle  (cortometraje
)
(César Urbina, 2010)




Un grupo de criaturas parecidos a los ángeles viven en perfecta simbiosis con su entorno, pero cuando un hombre y una mujer penetran en su territorio todo se alterará. Aburridas por la rutina, las criaturas poco a poco comenzarán a vivir de nuevo y a descubrir las diferencias entre sus cuerpos y el de los humanos, diferencias que quieren poseer desesperadamente.



Cabine of the dead  (cortometraje
)
(Zoe Berriatúa, 2010)




Patrick, un hombre de treinta años, queda atrapado en una cabina telefónica justo el día que los muertos vuelven a vivir. Mientras lucha contra los zombies decide llamar a sus amigos para pedirles ayuda, pero cada uno tiene sus propios asuntos.



No face  (cortometraje
)
(Sam, 2010)




Un fotógrafo toma imágenes extrañas a la gente que transita por las calles de París. El motivo de esta conducta es poner rostro a su cara sin rasgos para conquistar a una bella dama.



Brutal Relax  (cortometraje)

(Marc Henri Boulier, 2010)




El señor Olivares ya está recuperado, lo único que necesita son unas buenas vacaciones, ir a un lugar paradisíaco, donde pueda relajarse y divertirse alegremente.



Splatter: Episodio 2  (miniserie)
(Joe Dante, 2010)




Ideada como una webserie para Internet, se distingue de otros proyectos por una peculiar característica: el público es el que elige cómo evoluciona la trama, decidiendo de este modo el destino de los personajes.


------------------------------------------------------------------------------------------------------


El tercer día del Cryptshow Festival 2011 ha sido excepcional a grandes rasgos. En primer lugar hemos visionado el documental Los perversos rostros de Víctor Israel, una producción tan grande como lo fue el actor que da nombre al trabajo, una cinta que rinde un sentido homenaje a uno de los actores más camaleónicos que ha existido en la historia del séptimo, que marcado por su peculiar rostro, supo lidiar con el drama, la acción, el erotismo, el terror y la comedia. Los directores, David Pizarro y Diego López, han querido rendir culto a Víctor Israel, recogiendo fragmentos de aproximadamente cincuenta de sus trabajos (los más representativos) y declaraciones de actores, directores y productores que tuvieron la oportunidad de trabajar con él. Además, también se recoge el testimonio de su mujer, hecho que redondea una sentida producción dedicada íntegra y profundamente a este inolvidable actor.


Baby shower
ha sido la siguiente proyección del día, un largometraje chileno que comienza siendo una historia de amistad eterna y bonitas situaciones y termina desembocando en un macabro y sangriento final. Lo mejor del metraje es la atrevida puesta en escena y la oscura trama que tiene lugar, muy al estilo de la controvertida Martyrs; lo peor es el idioma, tedioso y difícilmente digerible (en gran parte por las pésimas interpretaciones que presenciamos), que sin embargo no entorpece la evolución de la historia, que va de menos a más y nos proporciona alguna que otra escena gore que todo buen amante del género agradecerá.

Uno de los eventos más importantes en el marco del presente festival era conocer la lista de los ocho finalistas al premio TAC (Terror Arreu de Catalunya); pues bien, por fin ha llegado la hora de conocer estos candidatos y lo cierto es que no ha defraudado en absoluto: Containter (de Alan Masferrer), Barcelona, Venecia (de David Muñoz), Brutal Relax (de Adrià Cardona, Rafa Dendrá y David Muñoz), Space Monster (de J.O.Romero), Lo siento te quiero (de Leticia Dolera), Túnel (de PAco Ruíz), El último (de Sergi Vizcaino y Ángel Martín) y Les bessones del Carrer Ponent (de Marc Riba y Anna Solanas). La lista de los cinco finalistas definitivos se dará a conocer oficialmente en el Sitges Film Festival 11, tras su paso por los festivales de los que se compone el TAC: Cardoterror (Cardedeu), Festival de Cine de Terror de Molins de Rei (Molins de Rei), Horrorvisión (Barcelona), Festerror (Lloret de Mar) y Cryptshow Festival (Badalona).

Debido a unas incidencias con los subtítulos del último largometraje planeado para el día de hoy se han proyectado en primer lugar los cortometrajes del primer bloque de cortos (que ya es el quinto del Festival), el mismo ha comenzado con Leyenda, una historia que retrata por completo la joven generación de hoy en día, que vive sólo para y por los videojuegos, y que son capaces de idolatrar a los seres más despreciables; una correcta trama que concluye con un final algo extraño pero aceptable;
Hatch ha sorprendido por su sencillez y puesta en escena, presentándonos un misterioso (y sucio) individuo que pone un huevo, entorno al cual girará el resto de la historia; una propuesta original y cuanto menos divertida, que sin llegar a destacar en ningún aspecto es de fácil visionado; la insólita Lans le rouge no ha despertado curiosidad en mí, ya que con una estúpida e inexplicable historia que no logra ni hacer reír ni hacer llorar (que en principio son sus propósitos), sino que no hace más que intentar ser un episodio (cutre) de Star Trek en una oficina… profundamente absurdo; para cerrar este bloque hemos disfrutado de Fard, una historia completamente inusual que juega con la idea de ser insensibles, de no padecer absolutamente ninguna sensación en aras de no sufrir; una fascinante idea plasmada mediante personajes de animación, que transmiten mucho más que ciertos (la mayoría de ellos) actores.

El momento más esperado de la jornada llegó, y por fin pudimos ver la prometedora The Dead, obra del desconocido director Howard James Ford (quien se encargó de presentar de forma agradable los percales que tuvieron a la hora de rodar la cinta; el primer día les robaron, por lo que tuvieron que permanecer más días de los habituales en África, lugar primordial de los hechos junto al desierto). Nos encontramos ante una verdadera joya del cine independiente, que apenas ha desfilado por el Sitges Film Festival 2010 (festival en el cual tuvo una acogida lamentable) y el Cryptshow Festival 2011, la cual cosa aumenta el interés sobre ella. No recurre a los tópicos del género, sino que nos teletransporta a una época pasada, donde los zombies no corrían y su inteligencia (aunque no su voracidad) era nula. Los paisajes, al igual que las actuaciones, son excelentes, con un apartado técnico envidiable y un buen número de desmembramientos (que, al fin y al cabo, es lo más importante en esta clase de cintas).


Tras la proyección estrella del tercer día del festival era momento de retomar la sección de cortos, en este caso, el sexto grupo de cortos (segundo del día) ha comenzado con Crepuscle, un cortometraje que intenta atrapar desde un principio (con la presencia de unas gárgolas que espían a una pareja mientras hacen el amor para imitarles) pero que no lo consigue, puesto que la cosa empieza a complicarse y da lugar a escenas poco comprensibles e inconexas con el resto de sucesos ocurridos hasta el momento;
Cabine of the dead es un trabajo muy elaborado, con diálogos excelentes y unos personajes tan curiosos como identificativos, resultando algo (muy) parecido a Zombies Party, mezclando el drama típico de una invasión zombie con situaciones tan cómicas como posiblemente reales; el bodrio del día ha sido No face, de nacionalidad francesa (y mira que cuesta ver algo malo del país vecino), que juega al filo de la estupidez buscando una profundidad sentimental que su personaje sin rostro no alcanza a transmitir (es difícil si nos remitimos a sus técnicas, que consisten en capturar imágenes de transeúntes y proyectarlas sobre su cara para enamorar a la chica que tiene secuestrada); y el último cortometraje de la tarde-noche de hoy ha sido… Brutal Relax, ni más ni menos, el cual ha obtenido innumerables galardones en festivales de medio planeta y cuyos protagonistas no han dudado en subirse al escenario y montar su particular numerito; una (se podría decir que super) producción sin tregua, divertida desde el primer segundo y sanguinaria en gran medida, conteniendo decenas de escenas tan brutales como tronchantes (de una calidad visual increíble), y mereciéndose sin duda otro nuevo premio (como sería el que obtuviera en esta quinta edición del Cryptshow Festival).

Para despedir la jornada hemos podido presenciar la continuación de Splatter, viendo cómo moría Mortis (el guitarrista del teóricamente difunto morador de la mansión, tal y como el público decidió ayer) y eligiendo como próxima víctima Spencer, quien llevaba las cuentas de la discografía de Johnny Splatter, dejando como última superviviente a Fiona, la chica joven que permanecerá con vida hasta el término de la serie (todo un regalo y a la vez un castigo).



Daniel Espinosa

 
  Menú
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Últimas publicaciones

M.F.A."

Creep 2

Jeepers creepers 3

  Publicidad
  Forma parte de Cementerio de Notícias

Colabora


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=