Carré blanc 18-08-2017 03:14 (UTC)
   
 

Carré blanc
(Jean Léonetti, 2010)


Carré Blanc




Ficha técnica


Título original:
Carré blanc
Año:
2010
Nacionalidad:
Francia
Duración:
89 min.
Género:
Ciencia ficción, Drama
Director:
Jean Léonetti
Guión:
Jean Leonetti
Reparto:
Sami Bouajila, Julie Gayet, Jean-Pierre Andreani, Carlos Leal, Dominique Paturel, Fejria Deliba, Valérie Bodson y Adèle Exarchopoulos


Sinopsis


Philippe es un pobre muchacho que malvive junto a su madre, que acaba en rehabilitación tras un intento de suicidio; pasados veinte años se ha convertido en un ejecutivo que somete a sus empleados a retos varios.



Crítica


El director francés Jean Léonetti debuta en la gran pantalla pareciendo tener muy claro que una carretera secundaria es otra forma de presentar el Apocalipsis, y sirviéndose del embrutecimiento del hombre (en relación con el bello y a la vez cruel símil con la mamá y el hijo osos, en el cual la madre educa y prepara al hijo para enfrentarse a toda clase de monstruos que le acecharán cuando ella ya no esté para protegerle) que conlleva irremediablemente su deshumanización, basa su trabajo en la clásica ficción distócica, muy propia de la literatura pero poco empleada en el cine (por lo que el planteamiento es de por s
í diferente a lo habitual).
Carré Blanc   Carré Blanc
Phillippe (Sami Bonajila, el clon talentoso del actual presidente estadounidense Barack Obama) es un huérfano que , tras un intento de suicidio, conoce a Marie (la rescatada del olvido Julie Gayet), de la cual se enamora perdidamente y con la que comparte todo el amor que en su corazón reside; sin embargo, a medida que van creciendo y él asume más poder en el trabajo, ese sentimiento idílico se transformará en indiferencia, compartiendo únicamente el sinsentido de la existencia humana, produciéndose irremediablemente y de forma paulatina la degradación de su amor; fruto de la desdichada existencia que vive, Phillippe realizará las más atroces pruebas a los candidatos que a ocupar los puestos vacantes en la empresa que dirige, mientras el mundo que le rodea (sofisticado y calculado hasta límites insospechados) se va desmoronando sin que él ni su alma gemela, Marie, puedan evitarlo.
Carré Blanc   Carré Blanc
Jean Baptiste Léonetti juega sutilmente con las mentes de los espectadores, generándoles un malestar continuo y perenne al observar escenas psicológicamente muy duras pero no demasiado alejadas de la realidad, además, el guión es coherente y, aunque conservador, sumamente efectivo (tarea difícil de conseguir en esta clase de trabajos tan controvertidos, que suelen flojear precisamente en estos aspectos); aunque mucha gente se ha empeñado en comparar la dirección y montaje que el director lleva a cabo en la producción con las de Stanley Kubrick y David Lynch, lo cierto es que se asemeja mucho más a las de Michelangelo Antonioni y Michael Haneke, los grandes maestros de la incomunicación, y es que el universo empresarial en el que se encuentra el protagonista de la cinta es una clara (y acertada) crítica a la metodología usada en las grandes corporaciones (en la película se extiende a toda la sociedad, recalcando de este modo el control que los poderes ejercen sobre los ciudadanos) que, producto del inmovilismo, terminan por originar un verdadero infierno sin necesidad de temidos alienígenas invasores o catastrofistas cataclismos pseudodivinos.
Carré Blanc   Carré Blanc
A pesar de la aparente semejanza que el metraje guarda con La isla (filme protagonizado años atrás por Ewan McGregor) para nada es así, puesto que el trato que le da el director al control social es mucho más personal y veraz (el elemento fantástico no tiene presencia más allá de la distribución de la sociedad a través de cifras numéricas y el aspecto de la ciudad) que en aquella, la cual cosa logra su cometido perfectamente, aunque peque de no mostrar algo más que la crueldad dominadora y el dramatismo que la sociedad se genera a sí misma por consentir ciertas conductas impuestas duramente por crueles superiores jerárquicos.
Carré Blanc   Carré Blanc
Carré blanc es un thriller futurista de estética impecable y a la vez un drama íntimo profundamente solvente, que nos sitúa de forma creíble en un mundo sin esperanza, revocado por la pesadilla del capitalismo y bestializado por las salvajes prácticas empresariales (algo que sucede en la actualidad); detalles como la obligación de sonreír aún cuando no apetece únicamente para dar una buena imagen en todo momento y jugar al criquet obligatoriamente porque es un deporte sano que ejercita la mente representan la superficialidad de nuestra sociedad, siendo por lo tanto una obra que nos hará pensar (si no lo hacemos ya) que no hay nada más terrorífico que la realidad basada en la mera cotidaneidad.


Daniel Espinosa




 
  Menú
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Últimas publicaciones

Rings

Raw

Pet

  Publicidad
  Forma parte de Cementerio de Notícias

Colabora


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=