Beasts of the southern wild 20-10-2017 08:59 (UTC)
   
 

Beasts of the southern wild
(Benh Zeitlin, 2012)


Bestias del sur salvaje




Ficha técnica


Título original:
Beasts of the southern wild
Año:
2012
Nacionalidad:
EEUU
Duración:
92 min.
Género:
Ciencia ficción, Drama
Director:
Benh Zeitlin
Guión:
Benh Zeitlin y Lucy Alibar
Reparto:
Quvenzhané Wallis, Dwight Henry, Levy Easterly, Lowell Landes, Pamela Harper, Gina Montanna, Amber Henry y Jonshel Alexander


Sinopsis


Hushpuppy es una niña de seis años que vive sola con su padre en una zona de agua creada por antiguos meandros; su madre los abandonó hace ya tiempo y la niña se ha acostumbrado a vivir casi en solitario con su progenitor y, aunque a Hushpuppy le gusta el orden de su entorno tal y como lo conoce, una tragedia natural está a punto de arrebatárselo...



Crítica


La ópera prima del joven prometedor Benzh Zeitlin, Bestias del sur salvaje (basada en una pieza teatral de la dramaturga Lucy Alibar titulada Juicy and delicious, quien ha participado en la elaboración del guión) ha causado tanto furor entre los asistentes en sus respectivas proyecciones como fervor interno en los mismos al disfrutar de la elocuencia con la que la trama es presentada, fructificando ésta las pretensiones del estadounidense y asemejándolo enormemente (en su forma de discernir entre realidad y metáfora, ésta última constante en la película) al siempre polémico Mel Gibson (en especial en comparación con la impresionante Apocalypto, tan visceral y purificadora como la presente); aprovechando el innato y prematuro talento interpretativo de la protagonista femenina y exprimiendo al máximo la entrega sentimental del masculino, la elaboración historial alcanza tal contenido psicológico que los pequeños errores de montaje que se pueden observar pasan completamente desapercibidos, resultando un debut soñado (tal vez ni en sueños alguien se hubiera figurado la excelencia final que del metraje se destila) y una experiencia incomparable a la par que imprescindible.

Bestias del sur salvaje  Bestias del sur salvaje
Sin necesidad de extenderse innecesariamente (la duración de la cinta es la idónea) ni excederse en cuanto a escenas dramáticas se refiere (todas ellas basan su enorme poderío en la simpleza a través de la cual son desarrolladas), el debutante direccional consigue empatizar desde el primer segundo con el espectador y hacerle reflexionar acerca de la existencia humana, de la enorme felicidad que puede suscitar el minimalismo más extremo si se valoran los recursos de los que se disponen y la crueldad con la que las personas afrontan un futuro incierto que lejos de resultar esperanzador se traduce en una inquietud sumamente deprimente; afrontando los peligrosos contratiempos que la grabación suponía, el director emplea con maestría los escasos medios disponibles para lograr plasmar una historia dura, profunda y trascendental haciendo valer las intríngulis originadas en una feroz lucha de supervivencia por parte de una reconocible relación paterno filial tan realista como emotiva en un significativo panorama de cruenta pobreza.

Bestias del sur salvaje  Bestias del sur salvaje
En una olvidada y orgullosa comunidad instalada en una zona pantanosa formada por antiguos meandros del río Misisipi apartada del mundo por un inmenso dique (un paisaje que luce tan salvaje como bello), la pequeña Hushpuppy (Quvenzhané Wallis, la cual demuestra pletóricamente que haber sido la elegida de entre los cuatro mil niños que se presentaron para encarnar dicho personaje fue un acierto monumental), de seis años de edad, se ha acostumbrado a vivir casi en solitario con su riguroso progenitor, Wink (Dwight Henry, inmensamente genial aun habiendo sido cuanto menos curiosa su selección, pues trabajaba en una panadería cercana a las oficinas de producción y la casualidad quiso que fuera conocedor del susodicho proceso), quien no duda lo más mínimo en educar a su hija con actitudes despreciables pero fundamentadas en la inculcación de la más pura valentía para, en caso de ser preciso, poder sobreponerse ante situaciones desesperadas; rodeada por la naturaleza más virgen y los animales salvajes que la habitan, Hushpuppy se siente totalmente integrada con su entorno, gustándola el orden del mismo tal y como lo conoce y contemplando muy lejanamente la posibilidad de deber utilizar los consejos recibidos.

Bestias del sur salvaje  Bestias del sur salvaje
Un día, de repente, una tragedia natural se alza para arrebatarle su tranquilidad existencial, y es que la temperatura sube provocando el deshielo de los glaciares y un aumento del nivel de las aguas jamás visto acontece (posiblemente lo haga verídicamente con el paso de los años), fenómenos por los cuales los uros (unas criaturas prehistóricas que se encontraban en estado de congelación,
bestias que metafóricamente simbolizan la paulatina y forzada madurez que la protagonista va adquiriendo) recobran vida y amenazan la existencia de todos los humanos, aunque el gran contratiempo para la pequeña es descubrir que su padre está gravemente enfermo y corre un alto peligro de morir, contexto en el cual deberá emprender un viaje en solitario en búsqueda de su propia supervivencia; percibiendo la naturaleza como una frágil red poblada de cosas que viven, respiran y expelen agua para que todo ser viviente del universo encaje a la perfección, tratará de reparar la estructura del mundo y así salvar a su padre y su hogar, convirtiéndose en una diminuta heroína ante una imparable catástrofe de proporciones épicas (los cambios desconocidos, aun pudiendo ser positivos, se recogen en todo momento como un agente extraño a evitar, clara ejemplificación de la falta de concienciación que la ciudadanía contemporánea posee y la frecuente pasividad adoptada por la misma).
Bestias del sur salvaje  Bestias del sur salvaje
Convertida en el fenómeno indie (el más elemental cine independiente más conocido como de autor) del pasado año, Bestias del sur salvaje se debatirá junto a las grandes producciones de Hollywood por el premio Oscar a Mejor Película, Mejor Director, Mejor Guión Adaptado y Mejor Actriz, estando precedida su rotunda celebración al haberse alzado con el Gran Premio del Jurado en el Festival de Sundance 2012 y la Cámara de Oro y el Premio Fipresci en el Festival de Cine de Cannes 2012 (así como la curiosa hazaña ser una de las tres mejores películas del año para Barack Obama según declaraciones del propio presidente); tales prematuros reconocimientos no hacen sino demostrar la positiva acogida de la que la producción ha gozado (a pesar de la pulquérrima disposición dineraria y técnica dispuesta, prevaleciendo la importancia ideológica y talentosa frente a tales adversidades), galardones que de buen seguro aumentarán en número e importancia en próximas fechas y acabarán consagrando tanto a director como a obra, posicionando a ambos en un lugar privilegiado del séptimo arte que servirá de muestra ejemplar para futuros éxitos cinéfilos, y es que deshacerse en elogios no se torna un exceso sino una inmediata obligación ante tan maravillosa propuesta.



Daniel Espinosa




 
  Menú
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Últimas publicaciones

Maus

Compulsión

The terror of hallow's eve

  Publicidad
  Forma parte de Cementerio de Notícias

Colabora


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=